compartir en:

A la Trigésima Sesión Ordinaria del Grupo Empresarial Morelos asistió como huésped orador este servidor suyo, Teodoro Lavín León.
El Presidente del GEM, Rafael Arámburu agradeció a los presentes por su asistencia. Hicieron uso de la palabra la Lic. Lya Gutiérrez Quintanilla y la ex diputada Isabel Quevedo, a las que agradezco sus conceptos elogiosos sobre mi persona y, sobre todo, por apoyar la propuesta de que encabece a los ciudadanos de Cuernavaca en los  próximos comicios cuya promoción dará inicio el día de mañana.
Quiero agradecer a todos a los miembros del Grupo Empresarial Morelos y a cada uno de los que asistieron a la reunión, que de manera afectuosa se refirieron a mi persona. Aquí algo a lo que me referí durante la sesión:
Agradezco de antemano el que se hayan dado el espacio para asistir y darme la oportunidad de dirigirles unas palabras. Desde luego que sería un honor el representarlos en el próximo proceso electoral, y quiero decirles que lo único que les puedo prometer es hablarles siempre con la verdad y pedirles que siempre me hablen con la verdad.
Decirles la neta, nos guste o no, es importante. Estamos cansados de tantas mentiras, la situación que vivimos es verdaderamente insostenible, pues no existe seguridad; la basura, el agua, los servicios municipales están cada vez peor, tenemos que impulsarnos para llegar a una meta.
Pensar no solo en nosotros, sino en nuestros hijos, en nuestros nietos; tenemos que ver hacia al futuro, hacia donde queramos que ellos vivan y en una clase de política diferente. Clase política que necesitamos crear en una mezcla de experiencia y juventud; y hacerlo pero con jóvenes preparados que existen en cada una de las colonias de la ciudad.
Tenemos que pensar en ellos y enseñarles cómo participar. Olvidar a los candidatos de siempre, aquellos que prometen y no cumplen, aquellos que nos dan un regalo cada tres o seis años, del dinero de nuestros impuestos, y nunca regresan.
Por eso tenemos que crear una nueva clase política, pues ésta ya se agotó; una clase política de los jóvenes. Lo importante es lo que le vamos a dejar a las futuras generaciones; y debemos meditar en qué tenemos que hacer para que tengan una ciudad más cómoda, más bella y más vivible, para que vivan mejor.
Sacar a Cuernavaca adelante, sólo lo podemos hacer todos juntos: la autoridad y la sociedad; no seamos supuestas autoridades ciudadanas, seamos realmente ciudadanos preocupados por nuestra ciudad, cambiémosle el rumbo a la política por una verdadera política de servicio, no de dádivas que sólo mitigan un tiempo los problemas; busquemos soluciones integrales y definitivas, no es posible que las calles de Cuernavaca estén en el estado en que se encuentran. Tenemos que hacer algo para cambiarlo y sólo juntos, autoridad y ciudadanos lo podemos lograr.
Crear una nueva clase política no es fácil, pero tenemos que hacer un esfuerzo para hacerlo y los jóvenes deben de formar esa nueva clase política, una clase sin mentiras; jóvenes preparados que quieran y amen a nuestra ciudad. Necesitamos empujarlos hacia un futuro inmediato que les dé experiencia; ya estamos cansados de los mismos elementos que sólo prometen y no cumplen. Por eso necesitamos de los jóvenes, necesitamos ciudadanos limpios, que no tengan cola, que no busquen su provecho personal, sino el de la ciudadanía, el de sus compañeros y hermanos, que estén orgullosos de sus padres, de sus colonias y de su ciudad.
Ellos, los jóvenes, son lo que necesitamos para cambiar las cosas; hagamos una alianza de experiencia y juventud, vayamos juntos para sacar esta ciudad del retroceso en el que vive, necesitamos acabar con la impunidad y la corrupción que se han vuelto cosa de todos los días, Cuernavaca es una ciudad pobre y necesita de todos, vayamos juntos y la única manera en que lo podemos lograr no es más que juntos; nadie puede solucionar todo solo, juntos sí lo podemos hacer.

Mi agradecimiento más sincero a los miembros del grupo y a tantos amigos que me acompañaron, como el maestro Víctor Manuel Contreras, el maestro Jorge Cázares (que estuvo allí en espíritu), doña Lulú Doster, Rubén Pizano, Sergio Soto, Alejandro Guarda, Marco Díaz, Gina Batista, Ricardo Dorantes, Carlos Riva Palacio y muchísimas personas más.
Gracias a todos los que asistieron y a usted, amigo lector, como siempre, mis más expresivas gracias. ¿No cree usted?

Por Teodoro Lavín León

[email protected]   Twitter: @teolavin