En una reunión del grupo ciudadano “Mi Ciudad Cuernavaca”, durante el ciclo México 2018, por invitación de un grupo de mujeres que dirige Meggi Salgado estuvo con ellas el pasado miércoles Tatiana Cloutier, coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, ante un auditorio de unas doscientas personas en un hotel de Cuernavaca.
La representante del candidato puntero en la contienda por la Presidencia de la República, según las encuestas, señaló que faltan menos de 20 días para la elección, para que el país gire o se estanque como está; por ello nos pidió que, como ciudadanos, no hagamos como si no pasara nada y que la decisión que tomemos el próximo primero de julio sea libre y a conciencia.
Dijo que nosotros, como sociedad civil, no debemos quejarnos de lo que pasa, sino ocuparnos, que tenemos que estar dispuestos para cambiar, y comentó acerca de cómo ella se acercó a AMLO, cómo lo conoció en una cena a la cual, a pesar de la oposición de su marido, asistieron y que el más encantado fue él, quien le comentó que le había llamado la atención que López Obrador fuera un político que escucha a los demás, porque la mayoría toma el micrófono y no lo suelta; y que otra de las cosas que le llamó la atención fue que es un hombre que volteó a ver a los adultos mayores, a los que tienen la sabiduría, a los que nos han preparado el camino para lo que tenemos y que siempre habían estado olvidados, que buscó su consejo y respeto, sabiendo que son quienes han formado lo que hasta ahora somos, nuestra esencia.
Dijo que lo importante es dar la cara –en lo que estoy totalmente de acuerdo-, que no hay que esconderse, lo que en México es una costumbre, que nuestro país está en una emergencia y que necesitamos hacer lo que todos sabemos, lo que necesitamos hacer, y que sabemos perfectamente dónde; que no nos engañemos, que cada quien haga lo suyo donde quiera, pero que lo haga, o sea lo que él piensa que puede ayudar a nuestro país.
Dijo que hay que aprender a ser ciudadanos de ida y vuelta, que nos demos cuenta de que el PRIAN nos ha dejado con 260 mil muertos; “a ver –sugiere- díganle a las madres de esos muertos que sus hijos sólo son un daño colateral”.
En cuanto a la Reforma Educativa dijo que debe de cambiarse, debe de hacerse de forma regionalizada, y por eso hay que transformarla, ya que somos un país con regiones totalmente distintas.
Tatiana fue clara en decir que dar la cara no es dar un cheque en blanco, ya que siempre hay dos alternativas: la continuidad PAN-PRI o el cambio con Morena; recordó que cada día el dinero nos alcanza menos, que a pesar de que se señale que la inflación es poca, antes con mil pesos llenaba el carro del súper y ahora sale con unas cuantas cosas; y, desde luego, existe la alternativa sumamente importante de separar al poder político del poder económico, lo que no es estar en contra de los empresarios, pero sí una necesidad de que cada uno de esos poderes se ponga en su lugar que le toca.
Señaló que es un modelo nuevo de reinventar nuestra economía, una economía con rostro humano que impulsa el crecimiento, y la otra parte importante: la guerra o la paz; que esa es la razón –dijo- por la que está con Andrés Manuel y por lo que aceptó coordinar la campaña que él piensa, la que tiene como lema “becarios sí, sicarios no”.
Fue enfática en decir que se ha perdido la capacidad de asombro e invitó a que nos preguntáramos qué hemos hecho como sociedad para permitir lo que estamos viviendo; que ¿cómo es posible que existan seres que hagan desaparecer a otros metiéndolos en un ácido; que por eso necesitamos terminar los problemas desde su raíz, creando condiciones para que los jóvenes tengan oportunidades.
Tenemos que dejar de decir mentiras y nombrar a las cosas por su nombre y acabar con esas mentiras que salen después en los post debates. Afirmó que es la honestidad de cómo vive Andrés Manuel lo que la convenció.
¿Cómo puede ser posible que, en un país con tantos pobres, Enrique Peña Nieto tenga su Casa Blanca y un secretario como Luis Videgaray su lujosa casa de descanso en Malinalco? No puede ser que sólo en México y Venezuela no se haya castigado a los que hicieron negocio con Odebrecht; sólo aquí no se ha aclarado la participación de los funcionarios.
Necesitamos ser más ciudadanos, cumplir con nuestras responsabilidades, sólo así saldremos adelante y cambiaremos este país, opinó Tatiana.
A pregunta expresa de cómo era posible poner un candidato a gobernador que no terminó la primaria y que hizo un pésimo trabajo en Cuernavaca con un ayuntamiento profundamente deshonesto, dijo que ella no va a votar aquí y que, si no estamos de acuerdo y no queremos votar por el candidato a gobernador –Cuauhtémoc Blanco-, que no votemos por él, pero exhortó a que sí votemos por Andrés Manuel López Obrador.
Interesante participación de una mujer inteligente y sencilla. ¿No cree usted?

Teodoro Lavín León / [email protected]  Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...