Al parecer la reforma electoral no le ha gustado a nadie, el PRI la va a impugnar ante el TEPJF, los miembros de las cámaras empresariales tampoco están contentos y se quejan de las reformas; la verdad es que la hegemonía del junior que es quien maneja el Congreso a pesar de la pérdida del poder que les guste o no poco a poco se va viendo en el propio Congreso, la reforma fue una imposición que los lambiscones de siempre  aprobaron sin ponerle pega y ahora vemos las consecuencias.
El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Rivera Palau, señaló que hizo falta socializar la reforma electoral. Expresó que estarán solicitando información sobre las modificaciones que realizaron los legisladores locales y estarán atentos a fin de exigir que se revierta en caso de que sea necesario, pues la poca transparencia de los diputados ha provocado inconformidades. En lo cual nos guste o no está realmente dando mucho de qué hablar.
Su vigencia está todavía en duda, pues a partir de las quejas de los partidos políticos, organizaciones y diferentes sectores, los cuales afirman que los cambios electorales realizados por la quincuagésima tercera legislatura atenta con los derechos políticos de los ciudadanos, por lo que han anunciado que interpondrán una impugnación.
El presidente del CCE fue claro al afirmar que la reforma “pudo haberse discutido mucho más”, ya que al ser una ley que abarca a la clase política y partidos no quiere decir que no interesa a la población. Expuso que los ejercicios de discusión para cualquier modificación deben ser constantes como parte de su proceso.
“La verdad es que hay poca información; estaremos tratando de conseguir los dictámenes con la intención de conocer el impacto que tendrá en los morelenses y en específico al sector empresarial”, dijo, aunque alegó que esta práctica de transparencia debería darse antes de que los legisladores sometan sus propuestas a votación.
Indicó que revisarán a fondo de la ley, dado que calificó como grave el señalamiento de otros representantes populares acerca del posible aumento de financiamiento a las instituciones políticas.
Precisó que en caso de considerar que la reforma debe ajustarse estarán exigiéndolo, debido a que “la ciudadanía está lo suficiente madura y preparada” para aportar a su marco legal.
Asimismo, apuntó que las inconformidades que surgieron por la falta de claridad, la cual es una obligación y a pesar de ello la mesa de análisis se extendió sólo a los institutos políticos y no se incluyó a la sociedad civil organizada.
Por su parte, Ángel Adame Jiménez, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) delegación Cuernavaca, lamentó las modificaciones al Código Electoral, tras señalar que los actuales legisladores pretenden quedarse en el poder y dejar de lado a los ciudadanos.
“Lamentablemente es un traje que se hicieron a la medida los diputados, no es posible que lastimen así a la democracia, demuestran ser antipatriotas, antidemocráticos, antinacionalistas”, manifestó. “Su aprobación es una ‘canonjía’ que beneficia sólo a los políticos”, abundó el empresario restaurantero.
Para las cúpulas empresariales, la Reforma Integral al Código de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Estado de Morelos “es un golpe a los ciudadanos”.
De acuerdo con el líder empresarial la aprobación de dicha reforma es una “canonjía” que beneficia sólo a los políticos, sin embargo, “deja fuera a los ciudadanos”, por ello aplaudió la decisión de las dirigencias de los partidos políticos Acción Nacional y Revolucionario Institucional de iniciar un camino jurídico “para echar abajo” dicha reforma.
“Dan un coraje y una impotencia las conductas de los señores diputados; queda claro que cierran las puertas a los ciudadanos, pero tendrán que responder a las impugnaciones que habrán de emprender los partidos políticos y las asociaciones de abogados, así como organizaciones no gubernamentales”.
Es increíble que ahora se quejen cuando este congreso todo lo ha hecho de esa manera, no le interesa la opinión ciudadana, no han sido capaces de abrir una mesa de diálogo porque creen que ya llegaron y pueden venderse como quieren, pero la verdad es que la ciudadanía está pendiente y sabe que no se le ha tomado en cuenta y solo se le convoca a aplaudir  las tonterías del Congreso que debería de ser de acuerdo con la ley el que sirviera de representante de los ciudadanos, pero por el contrario, estos diputados son tan cínicos que en lugar de ser el contrapeso del Ejecutivo están a su servicio, hay que conocer sus de donde vienen y cómo llegaron, pero que tristeza que tengamos diputados que actúen como enemigos de los ciudadanos, eso es lo que tenemos que tomar en cuenta pero si lo primero que han hecho muchos es traicionar al partido que los llevó al poder, qué podemos esperar los simples ciudadanos, solo que una acémila (con perdón de los burros) como el de la comisión de participación ciudadana, son tan agachones que todavía declara que pronto tendremos ley. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...