compartir en:

Durante la trigésima séptima sesión del Grupo Empresarial Morelos (GEM) se rindió un merecido homenaje a nuestro consocio el decano de los periodistas morelenses Lic. Benito García Barba, quien falleció la semana pasada. Y contamos con la presencia de la Dra. Edith Ruiz Altamirano, quien se presentó con el tema “Bloqueos en la Personalidad”.

Para dar inicio a la sesión con 25 minutos de retraso el presidente del grupo llamó al orden y dio la más cordial bienvenida, después de verificar el quórum legal, antes de dar paso al homenaje al periodista Benito García Barba, con un minuto de aplausos, con la presencia de María Ibarra, familiar de Benito.

Al hacer uso de la palabra, la escritora Lya Gutiérrez Quintanilla, en una semblanza, llamó al homenajeado “caminante incansable en las calles de la ciudad”  y dijo que Benito fue un hombre valiente, con convicciones de avanzada, expresadas en el periódico la Voz de Morelos, donde inició su carrera

Benito nunca permaneció indiferente a las luchas del estado, y hablar de sus actividades será objeto de algún libro que publicará la propia escritora.

Fue un “hijo de La Carolina”, donde vivió toda su vida, y fue un buen hombre solidario y compartido, admirado y querido reportero.

Se le entregó a su prima un reconocimiento para toda la familia de Don Benito García Barba.

El Presidente del GEM dio más tarde la cordial bienvenida a la terapeuta, morelense de corazón y sobrina de los profesores Ricardo Salinas León y Miguel Salinas León. Ella estudió en las clásicas escuelas de Cuernavaca, y llegó a Psicoterapeuta Gestalt, de la cual tiene una maestría.  Ahora es además directora de Psicoterapia y Asociados.

Al hacer uso de la palabra, la doctora señaló la invitación como un honor, dio las gracias y dijo: “En primera instancia, quiero referirme al homenaje a Benito, pues nos conocimos en la política y fuimos amigos. Desde aquel entonces siempre lo vi con una sonrisa, con su amistad y amor que sabía irradiar; él está aquí y escuchó lo que se ha dicho de él. El concepto de muerte ha cambiado, y ahora Elizabeth Koobler Ross dice que una vida después de la muerte es otra forma de vivir.

Dice la doctora que la prueba más difícil en el aprender a amar es el amor incondicional, en un acto de dar el afecto que alguien necesita, sin pedir nada a cambio: ese es el amor incondicional y todos lo podemos dar.

“Cuando alcanzamos el privilegio de morir sólo sentimos cómo el espíritu sale”, dijo. Y plantea varias etapas: la primera es salir del cuerpo físico, la segunda fase es una energía espiritual que permite que el alma se pueda desplazar a distancias increíbles a la velocidad del pensamiento; la tercera fase es pasar por un túnel con una luz maravillosa, con una energía espiritual que es arrolladora y donde los espíritus se dan cuenta del objetivo principal para los que estamos vivos: el amor; la cuarta fase es una especie de prueba y ahí existe una serie de inquietudes sobre las cosas que se hicieron bien y las metas, hasta dónde las alcanzamos, y es importante descubrir que en definitiva el amor incondicional es la máxima energía de este universo. Hay que aprender a vivir, y para ello la doctora dice que no hay que manejar la negatividad.

El hogar definitivo de paz es a donde vamos, al hogar a donde regresamos de nuevo a Dios.

Más adelante se pidieron las palabras de cada uno de los miembros sobre Benito García Barba, como un recuerdo para él.

Después el presidente del GEM entregó el reconocimiento a la Dra. Edith Ruiz por su participación en la sesión. Bien por el grupo. ¿No cree usted?

EN OTRO ASUNTO, el encargado del despacho de la Secretaría de Asuntos Jurídicos del Ayuntamiento de Cuernavaca, José de Jesús Guízar Nájera, aseguró que se analiza demandar por la vía civil al diputado local del Partido Socialdemócrata, Julio César Yáñez Moreno, por daño moral, ya que no pudo comprobar en el supuesto contrato original la firma del alcalde.

Dijo que se llevó a cabo la primera de las diligencias que instruyó la Fiscalía General del Estado, de acuerdo con la orden de investigación a Roberto Carlos Yáñez Moreno en la carpeta que se inició en su contra por el uso de documento falso, falsificación de documento, extorsión y amenazas, para que él presentase el supuesto contrato que exhibió en medios nacionales.

“El resultado de ello fue la manifestación de Yáñez Moreno de que había extraviado el documento el 14 de marzo del mismo 2016, cuando en un noticiero nacional del 25 de agosto de 2016 supuestamente lo mostró; y que ya no lo tenía”. Se continúa en la búsqueda de la verdad, porque eso de “verdad histórica” es una ridiculez.

Asimismo, Guízar Nájera comentó que se presentará una demanda por la vía civil por la afectación de daño moral que le pueden ocasionar al alcalde Cuauhtémoc Blanco, en contra del diputado local del PSD Julio Yáñez.

Así que, al parecer, el contrato fue una farsa, pero la autoridad tendrá la última palabra, ya que los ciudadanos estamos hartos de que se intente tomarnos el pelo. ¿No cree usted?

Vivencias ciudadanas
Teodoro Lavín León
[email protected] / Twitter: @teolavin