En un encuentro muy especial, el Ejecutivo del estado llegó y saludó a todos y cada uno de los asistentes de mano; repartió besos a las damas y uno que otro abrazo. El Gobernador del Estado, de manera respetuosa, pidió a los miembros de la sociedad civil ahí reunidos que hiciéramos un esfuerzo conjunto para mejorar la seguridad de nuestra entidad.

Con una humildad que, la verdad, impresionó, contento y dicharachero, recorrió la gran mesa de lado a lado. Yo no lo conocía de cerca. Dio instrucciones a su gabinete para que se realicen reuniones en cada una de las áreas de la administración del gobierno, en las que la sociedad civil participe y pueda opinar de manera directa. Y pidió a los presentes que no dejemos de denunciar los delitos y a los delincuentes, aunque sea de manera anónima, pero que nuestra seguridad es primero.

Cuauhtémoc Blanco dijo que solicitar colaboración de la Guardia Nacional no es signo de debilidad y convocó, una vez más, a dejar intereses particulares o políticos y trabajar de la mano todos juntos para abonar a la seguridad del estado; fue muy claro al señalar que pedir la ayuda de la Federación no es muestra de debilidad. Así mismo, dijo confiar en que con la Guardia Nacional y el mando coordinado los resultados serán mayores.

A lo que fue el segundo encuentro con integrantes de la sociedad civil acudió también el experto en temas seguridad, Dr. Javier Oliva, quien en un discurso lleno de ideas, pero sin ninguna línea discursiva, le dio el lado al Comandante de la 24ª Zona Militar y al Comisionado de Seguridad en un discurso sin sustancia, pero resaltó que la Guardia Nacional y el Sistema de Justicia Penal deben ser adecuados, porque entre otros son factores que contribuirán a lograr la seguridad. “Hoy tenemos una gran oportunidad para cambiar el estado –dijo-, todos tenemos que estar comprometidos para que nos vaya bien y salgamos a las calles libremente; no bajemos los brazos, Morelos hoy por hoy nos necesita”.

Por su parte, el Jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, explicó que, para alcanzar las metas establecidas en materia de seguridad pública, es necesario que los gobiernos mantengan el acercamiento e intercambio de propuestas con todas las expresiones políticas y sociales del estado; dijo que el trabajo coordinado entre sociedad y gobierno es la mejor base para iniciar la recuperación de los espacios públicos y contar con mejores condiciones de vida: “construir ciudadanía es construir comunidad”, aseveró.

Los miembros de la sociedad civil preguntaron cada uno con total libertad sobre sus dudas e hicieron aportaciones de manera moderada; algunos hablaron de problemas que no tenían que ver con los temas a tratar, pero se escuchó a todos y cada uno de los asistentes y, al finalizar la ronda de participaciones, los secretarios de cada una de las ramas contestaron e hicieron compromiso con los participantes para las nuevas mesas en las que la sociedad civil se puede inscribir de manera libre.

Al finalizar, el Jefe de la Oficina de la Gubernatura insistió en la necesidad de la denuncia ciudadana, y si ésta puede ser de prevención –dijo- lo agradecería a todos y cada uno.

La reunión se llevó a cabo en un clima de cordialidad, y a pesar de los reclamos de algunos miembros de la sociedad civil, las respuestas de los secretarios trataron de dejar satisfechos a todos.

Creo que esta no es la solución a los problemas, pero crea un puente importante con la sociedad civil, a la que el gobierno tiene obligación de escuchar; me pareció que los líderes de varias de las asociaciones de empresarios, y algunos de los representantes de colonias, después de hacer uso de la palabra se retiraron, lo que me parece una descortesía con quienes los escucharon a todos. Se quedó en que la coordinación del evento le pedirá a cada uno de nosotros la lista de las mesas en las que quiera participar para hacer la inscripción pertinente.

Sin duda, fue un ejercicio democrático, que si no perfecto sí importante para el futuro del estado. ¿No cree usted?

Amigos, en un mes, exactamente el 12 de abril, se llevará a cabo el tradicional baile de Los Cuernavacos, en Mañanitas Casa Nueva, con la coronación de Rocío I y en beneficio del banco de alimentos de Cuernavaca. No se lo pierda. Para volvernos a ver, puede usted comprar sus boletos en Comonfort 13 o preguntar en los teléfonos 314-51-91 o 314-51-89.

 

Por: Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin