Después del fallido “Frente por México”, que al parecer vive sus últimos minutos, al empezar a desmoronarse aclara muchas cosas que se ven a nivel nacional y que, desde luego, influirán de manera importante en las decisiones locales.
Por lo pronto, el puntero López Obrador al parecer por los últimos dos videos donde se le ve rodeado de su familia caminando por su pueblo y su ahora esposa cantando una canción de Silvio Rodríguez, y que él ve en el segundo plano, enamorado, nos da idea del cambio de estrategia con la que se presentará en la contienda ya inminente.
Por su parte, el PRI ya decidió que sea José Antonio Meade el que vaya como precandidato, lo que les guste o no cambia la situación local, ya que Meade no es un militante del tricolor, así que habrá contienda con alguien más para no perder el tiempo de la precampaña, pero él será el candidato: un hombre estudiado en Yale y con influencia importante entre los priistas, pero también entre los panistas, lo que le da, al menos en perspectiva, una mayor capacidad de acumular votos.
Aquí, al parecer, todos estaban muy alineados con el secretario de Gobernación que se queda en su cargo y que desde luego tendrá influencia, pero no la que muchos esperaban; eso modifica el panorama al descartar de manera clara a uno y dejar el camino libre al otro. La situación no será fácil, pues no hay alguien con la suficiente fuerza para ganar fácilmente.
El alcalde de Cuernavaca tampoco tendrá un apoyo mayor, ya que el secretario de Gobernación se queda en su lugar, dado que, aparentemente, el candidato priista será Meade. Así las cosas, según parece, a nivel nacional serán candidatos López Obrador, Meade Kuribreña, Mancera y del PAN posiblemente Anaya, pero totalmente disminuido; la jugada no le salió y Margarita Zavala se lo acabó.
El humo blanco en el partido en el poder desde luego que influye de manera importante en la política nacional y la repercusión en el estado será importante. Las cosas pueden cambiar, pero la situación se pondrá interesante para los que se sentían amarrados; las cosas han cambiado y, según se ve, hay que esperar a que se aclaren las aguas. El Presidente mantuvo el control hasta el final y ahora hay que esperar; es la CTM la que destapa a Meade. Hay que estar atentos a lo que pasa, ¿no cree usted?
La rebelión ciudadana
EL hartazgo es tan fuerte que los ciudadanos de Cuernavaca ya empezaron a violar las garantías que nos da la Constitución. El pasado 23 de noviembre, vecinos y comerciantes de Acapantzingo detuvieron a un hombre que asaltó al conductor de una camioneta repartidora de productos, luego lo sometieron y golpearon antes de que llegaran las autoridades; esto se está volviendo viral en la ciudad, pues, como lo señalábamos ayer, domina la insatisfacción en cada colonia donde la policía no aparece y, cuando lo hace, sólo se dedica a cuidar a las autoridades y de eso ya estamos cansados.
Imagínese, tengo en la banqueta de mi casa una camioneta con placas de Guerrero, la cual está balaceada y con una llanta ponchada; ahí está desde la semana pasada y se le notan los balazos; pero, como no es de alguien importante, la policía siempre en vigilia ni se aparece.
Esas cosas son las que deberían de investigar y no estar en la entrada de la ciudad y por todos los rumbos nada más viendo cómo “morder” a los pobres motociclistas, a los que traen azorrillados; pero a los rateros sólo les hacen lo que el viento a Juárez.
Por eso, como ya se apuntó, el pasado 23 de noviembre, vecinos y comerciantes del lugar detuvieron a un hombre que asaltó una camioneta repartidora de productos, luego lo sometieron y golpearon antes de que llegaran las autoridades. La cosa está tan difícil que el ayudante de la comunidad afirmó que el incidente que ocurrió hace un par de días es muestra de un hartazgo, ya que la mayor incidencia de delitos es robo a transeúnte, a casa habitación y a negocios, principalmente en la zona conocida de los Ejidos, que se caracteriza también por la gran cantidad de bares y negocios con venta de alcohol, igual que en la Avenida Ruiz Cortines y Díaz Ordaz, ya que en los últimos días se registró una balacera en la que dos personas resultaron muertas.
Las autoridades tienen la obligación de escuchar lo que señalamos los ciudadanos, y no quieren entender que las cosas en Cuernavaca se están saliendo de cauce; la situación es cada vez peor y los negocios de venta de bebidas se reproducen más rápido que cucarachas en la cocina. Desde luego que estos negocios son una razón más de que cada día estemos peor y tengamos una inseguridad creciente; la situación es cada vez más alarmante e insistimos en que se está empezando a dar la justicia por propia mano y, si esto sigue, se perderá la gobernabilidad. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...