Eso sí, después de que el Congreso del Estado se hizo su reforma a modo, al parecer van a desmenuzar el Impepac, aprovechando que ya le dieron los poderes a sus incondicionales consejeros a través de las comisiones que lo único que van a traer es desorden y problemas internos en el órgano electoral.
Desde luego que entiendo que los legisladores son una papa en lo que se refiere al conocimiento de los procesos electorales; pero, como lo hacen a modo y planean desde el partido en el poder -y los diputados parecen ranas a las que les dicen salta y saltan, desde luego con su moche de promedio- no se dan cuenta del problema que causan a una organización que, de por sí, ha trabajado bastante ineficientemente en la elección pasada, cuando la consejera de Cuernavaca le llamaba al presidente del partido en el poder para pedirle línea; en ese momento creían que iban a manejar a Cuauhtémoc Blanco, pero les salió el tiro por la culata. Así las cosas, ahora van a correr a medio instituto. ¿La razón?: no hay dinero, Y desde luego que no lo hay para el instituto, pues no les queda ningún porcentaje como ocurre con las obras, ahí no pueden clavarse la lana y ahora van a correr a todos los que vean o crean que no son sus incondicionales para, de esa misma manera, poner gente nueva que nombren sus consejeros aunque no sepan nada de procesos electorales; en el pecado llevarán la penitencia.
Hacer elecciones no es “enchílame esta gorda”, es bastante complicado y más aún hacerlo bien, pero ayer ya se publicó que están a punto de despedir a cerca de 30 trabajadores del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC), ya que sólo hay dinero para pagar su salario hasta este mes, por lo que la presidente del organismo, Ana Isabel León Trueba, urgió al gobierno estatal a liberar los 42 millones de pesos que necesita y evitar poner en riesgo la preparación del proceso electoral 2018.
Reconoció que tienen un problema financiero para todas las actividades a realizar; por lo que, si no se otorga el recurso este mes, algunos trabajos como la emisión de diversas convocatorias no se podrán llevar a cabo.
“Hay riesgos graves en estos momentos, porque es necesario rentar e instalar los Consejos Distritales y Municipales, y desde ahora se deben buscar los locales y dar los anticipos”, dijo.
La inocencia de la ciudadana presidente es realmente increíble, no se da cuenta de que todo lo están haciendo para quitarle el poder, para dejarla como una simple observadora y ver si renuncia; la manera es no darle dinero. Antes, cuando existía una más o menos velada libertad en el Congreso era la presidencia del organismo quien determinaba el presupuesto del propio órgano electoral; pero, como ahora lo determina el Ejecutivo, desde luego que no le van a dar y poco a poco la van a ir encajonando.
Ella está solicitando alrededor de 42 millones de pesos de ampliación presupuestal, para aplicarlos de aquí a diciembre, luego de recordar que de presupuesto anual les dieron 15 millones 360 mil pesos, más dos ampliaciones de 7 millones y dos millones 400 mil pesos.
En caso de que este mes no lleguen los recursos, se tendría que despedir a cerca de 30 trabajadores, mismos que son fundamentales, ya que están en áreas básicas como la comisión de Organización y Capacitación, lo que en verdad es grave pues estamos a unos meses de que se inicie el proceso electoral y, si siguen haciéndole la vida cansada, vamos a terminar peor que en Coahuila.
La idea es apoderarse de la institución, ya que el INE no sirve para nada y los consejeros ladran porque tienen unos argumentos tan estudiados como el de las declaraciones de ayer, en que se decía que en estado de Coahuila las cosas se están haciendo conforme a la ley, mientras ocurría una marcha de miles de gente enfrente; como si no supiéramos todos de las transitas que organizan. Pero, como son inmaculados, no se manchan, y además son sabios.
Lo que le están haciendo al IMPEPAC será responsabilidad del Gobierno del Estado y si no sale el proceso electoral, el gobierno y el INE serán los responsables de que el proceso se caiga y tengamos una serie de conflictos que no tienen por qué existir; y todo por la ambición del poder, para ver si pueden alargar los años y quedarse más tiempo. No se dan cuenta de que nadie los quiere porque no escuchan a los ciudadanos de cualquier nivel; desde servidores domésticos hasta empresarios afamados, todos están molestos y aguantan sólo porque no les conviene pelearse, y únicamente algunos lambiscones, con esperanza de que les den un cargo al ser dizque líderes aunque no representen a nadie, ahí están con el plumero bien puesto para sentirse importantes.
Los responsables serán ellos, y si desmoronan el IMPEPAC sólo será con fines políticos. Ya nos quitaron la Ley de Participación Ciudadana y ahora van por la democracia, para convertirla en su autocracia. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected]   Twitter: @teolavin

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...