Una vez más, los diputados dan muestra de una sumisión a toda prueba, y con los últimos acuerdos buscan amarrarse el dedo a ellos y al ejecutivo de manera descarada, como acostumbran. El haber dado una aprobación en lo obscurito, con 22 votos a favor y tres en contra, a una iniciativa del gobierno local nos demuestra que el control del Congreso sigue estando bajo un control total del ejecutivo, quien “futureando” trata de cubrirse lo más que puede para no tener dolores de cabeza después de su salida. Lo que han aprobado es lo siguiente: Desaparecen el Consejo de la Judicatura y el Tribunal de Justicia para Adolescentes. Crean dos salas al interior del Tribunal de Justicia Administrativo para conocer del sistema anticorrupción. Para ello nombrarán dos magistrados más. Se integrará dicho tribunal por siete magistrados.
Y así tienen a los magistrados perredistas para que el control del tribunal sea de ellos; por eso hacen cambios que les permiten tener, en caso de una demanda o muchas, a los magistrados de su lado, entregados como ahora están los diputados.
Pero siguen pensando en que la persecución a la hora de terminar su periodo será fuerte, pues ahora la otra novedad es que nombrarán a un fiscal general por nueve años. El nombramiento será, a propuesta del ejecutivo, nombrado por el Congreso para los siguientes y años, y así quedar protegidos en el área de justicia por aquello de las dudas.
Así, oficialmente no podrían cambiar al abogado del gobierno en el próximo sexenio, y cuando cambie ya habrá expirado el plazo para hacer a cualquiera de los funcionarios de este régimen responsables de cualquier delito. Tienen la conciencia tan sucia que no sólo se protegen de esa manera, sino que quieren dejar controlados todos los frentes y, como los diputados son de un servilismo sin paralelo, van a nombrar un fiscal que les cuide las espaldas y así dejan al siguiente gobernador con las manos amarradas para que no los persiga.
En verdad es impresionante el control que el ejecutivo tiene sobre los diputados, pues le aprueban todo y, sin importarles nada los partidos, en el Congreso han desaparecido y el equilibrio que debería existir en toda democracia aquí no existe; vivimos en un estado donde el poder está concentrado en una sola persona y la división de poderes es una falacia.
Pero eso no es todo, también nombrarán a un auditor superior de fiscalización por ocho años, para así tener un control con el mismo procedimiento de designación que el fiscal general.
Es la preparación para la salida del gobierno. Nunca se había visto que se tomaran tantas precauciones, el que tengan tanto miedo da mucho de qué hablar porque al parecer la situación no está tan sencilla.
Las precauciones son demasiadas y son al parecer una prolongación de un régimen que ya deberá acabar en diez meses.
Ahora los miembros del Congreso del Estado designarán magistrados de Justicia Laboral, para de esa manera cerrar la pinza y no permitir que llegue alguno que no los quiera, considerando las amenazas de los precandidatos al Gobierno del Estado que van a usar como bandera la persecución al ejecutivo y su gente de más confianza. El miedo no anda en burro y estas medidas sirven para blindar al gobierno saliente. Pero, a pesar de ello, quien llegue le buscará la manera; la política es así y no hay amigos, sólo hay complicidades.
Veremos en los próximos días que los partidos políticos dirán quién es su abanderado. El senador ‘Rabín’ Salazar ya renunció al Senado y se va a medir con el alcalde de Cuernavaca para ver quién encabeza la fórmula de la trilogía Morena, PT, PES.
La terna priista no se ha hecho pública y sólo se habla de unidad, pero no se ha aclarado cómo se van a repartir los cargos; y la marca en este momento no es garantía ya de ganancia, así que la trilogía PRI, PVEM y Nueva Alianza no la tiene fácil. Se espera que antes del año nuevo al menos salga humo blanco para el candidato a gobernador, por eso la publicación de esta semana sobre la unidad.
La otra trilogía está mucho más complicada, ya que el famoso Frente en Morelos tiene el rechazo de las dirigencias locales; el único que está de acuerdo es el PRD, y ahí al parecer Rodrigo Gayosso será el candidato. En el PAN, el consejo ya acordó no ir en alianza, a no ser que el candidato Anaya los obligue, y Movimiento Ciudadano tampoco ha determinado si va o no con el frente.
Las cosas están calientes, pero por más que se blinden los que van de salida, la justicia llegará tarde o temprano. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...