Los problemas del agua potable en Cuernavaca son cada día más graves, a pesar de lo mucho que se ha hecho y en lo que se ha gastado para mejorar el sistema de agua potable. Hay un sistema caduco con una red envejecida que no permite que se aproveche el vital líquido.
A pesar de la pobreza en que según dicen se encuentra el Ayuntamiento, los precios de las tomas de agua cada día van creciendo; en una colonia popular como La Lagunilla el precio de una toma de agua ronda en los 9,000 pesos, lo que desde luego no le permite a la ciudadanía poder comprarla y la política de SAPAC dispone que tienes que pagar, sin importar la zona económica de la ciudad.
Es incomprensible que se tiren millones de pesos en energía eléctrica, cuando se podría aprovechar la energía solar a través de granjas de paneles solares en los muchos terrenos baldíos que tiene el Ayuntamiento, y con ellos se podría no sólo disminuir sino hasta recibir recursos de la compañía que aporta la luz; los adeudos van de trienio en trienio y ninguno llegan a pagarlo, lo que desde luego es natural debido a que el gasto es constante y SAPAC ha sido la caja chica de los gobiernos municipales, esa es la razón por la cual nunca se ha permitido reordenar el sistema de cobros de la paraestatal, pues si el cobro se hiciera a través del banco, el control podría ser muy puntual y se tendría que transparentar los recursos que por ese concepto llegan al Ayuntamiento de Cuernavaca.
SAPAC tiene grandes problemas, pues a pesar de la gran cantidad de recursos que maneja, a la red no se le ha dado el mantenimiento adecuado y en muchas de las colonias, como el Centro, la red data de la primera mitad del siglo pasado con las consecuencias lógicas, ya que en esa época solo se utilizaban tubos de hierro que se pican, lo cual hace que se pierda gran cantidad de líquido por las miles de fugas que existen en el sistema; y si a ello le aumentamos las viejas bombas de los pozos de toda la ciudad, podemos darnos cuenta del porqué no sale adelante la empresa.
El sistema de Agua Potable de Cuernavaca necesita una restructuración, porque por desgracia es manejado por los regidores que tienen y no dan de alta a parte de su personal a la paraestatal, lo que desde luego no permite poder medir el punto de equilibrio de las finanzas de la empresa. La reingeniería debe de ser total, es necesario cambiar el sistema y una solución puede estar en las granjas solares que den la energía, en la cual se gastan millones actualmente.
El DAG que cobra la CFE es de donde la compañía eléctrica se cobra parte de lo que deberían de ser ganancias económicas del Ayuntamiento. Es por ello indispensable buscar solucionar el problema de la fuente de energía y reestructurar de manera integral el cobro de los derechos que pagamos todos los que contamos con servicio de agua potable.
El estudio de “Morelos Rinde Cuentas” da una solución a la administración del servicio de agua, pero a éste sólo le falta la parte política, pues los señores regidores se meten y hacen gala de su cargo, dando plazas a sus incondicionales, lo que desde luego no debe ser. Es necesario eficientar el trabajo de cada uno de sus empleados y de esa manera reducir el personal a sólo el necesario, evitando a los comisionados, que son una de las maneras en que los regidores y los funcionarios municipales pagan favores; esas son las cosas que tienen que evitarse y tenemos que participar todos.
Sólo con la participación de los ciudadanos podremos hacerlo y hacerlo bien; si los ciudadanos nos comprometemos a ser supervisores del funcionamiento del sistema de agua potable, podríamos evitar muchísimos desvíos que se dan en este momento.
La incógnita seguirá siendo el porqué el Ayuntamiento no pone orden y no aprovecha las aportaciones ciudadanas. El consejo de SAPAC está lleno de regidores y funcionarios y un triste representante de la sociedad civil; necesitamos un consejo ejecutivo de especialistas que sepa cómo administrar un sistema tan complejo, con la supervisión de un grupo de ciudadanos que sea el fiel de la balanza para transparentar su funcionamiento y la administración, primordialmente de los recursos económicos que son de todos. ¿No cree usted?
Amigos de la Música A.C. presenta “El Ángel Exterminador”, de Ades, en directo desde el MET de New York, en pantalla de alta definición, a las doce del día del próximo 18 de noviembre. No se lo pierda.

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected]   Twitter: @teolavin