Qué pena me da regresar a mi ciudad y darme cuenta de qué tontos hemos sido los morelenses al dejarnos gobernar por quien no quiere lo nuestro, por tanto a nuestra ciudad y  nuestro pueblo; en serio que es traumático llegar y ver cómo está la patria chica, nuestra ciudad y nuestro Estado; al entrar se da uno cuenta de que está mal iluminada, es un ejemplo de la mugre en sus calles, el tráfico es un desorden, lo agentes de tránsito solo sirven para desviar el tráfico, quitar placas y morder, el desorden es total, la autoridad no existe, el famoso Mando Único y el C5 que sirve nada más para espiar a todos los que no estamos de acuerdo de cómo se hacen las cosas en el Gobierno, es un gasto multimillonario que no sirve; nada más hay que ver el letrero de la entrada de Chipitlán, advirtiendo a los rateros que si entran, ellos se harán justicia por su propia mano, el toque de queda en Ahuatepec y Ocotepec, donde los habitantes de esa zona de Cuernavaca tuvieron que encerrarse después de las ocho de la noche, donde  las camionetas llenas de sicarios armados circulan impunemente sin que exista policía que diga esta boca es mía, los bares funcionan toda la noche  sin que exista el mínimo control de qué venden y cómo, el ayuntamiento también finge demencia y deja que los bares pululen sin licencia y sin control, cualquiera hoy se le ocurre hacer un negocio pone un letrero mal hecho y lo echa a andar aunque los vecinos sean los perjudicados.
En la ciudad  no se puede circular, cada quien hace lo que quiere, los autobuses, los taxis que se paran sin hacer cuando menos una seña deteniendo el tráfico, porque no hay quien les diga nada, como dan dinero para tener la concesión son impunes, los particulares igual, no hay reglas, la autoridad no existe, cada quien hace lo que quiere, es la ley de la selva.
El libramiento, hecho un caos porque se nota que es un súper negocio que va a sacar de pobres a varios, solo hay unos pobres empleados disfrazados de naranja con una banderita, la obra va lentísima y los accidentes siguen y no hay quien le ponga orden.
Pero la grilla en todo su apogeo, la verdad es que no les importa la ciudad, ya el alcalde se alineó con el Ejecutivo y se va al PRD, y dicen los regidores de Cuernavaca a que podría ser esta semana cuando se anuncie la salida del secretario general del Ayuntamiento, Roberto Carlos Yáñez Moreno; asimismo, trascendió que el edil, Cuauhtémoc Blanco Bravo, anunciaría su cambio al Partido de la Revolución Democrática.
“Ya son muchas, ya es hora que deje de estar detrás de la silla del alcalde (...) desde que llegó prácticamente ha gobernado, no se hacía nada sin que él supiera o avalara, eso no se vale”, dijo un regidor del municipio.
El concejal señaló que a la par “seguirán las sorpresas a partir de esta semana, ante la salida de Yáñez, no podemos decir mucho, pero que de que se va, se va. Él presentará su renuncia, y se especula que podría llegar un abogado de apellido Sotelo”.
Consideró el funcionario del municipio que los cambios son buenos, pero “este es urgentemente necesario, (...) a nosotros como regidores nos piden que casi todo lo viéramos con él, y eso no puede seguir así”.
Es de mencionase que desde el pasado viernes Yáñez Moreno dejó de dar entrevistas con los medios de comunicación, argumentando que desde ese día, el único que podría fijar la postura de lo que pasa en el Municipio sería a través del secretario técnico del Ayuntamiento de Cuernavaca, José Manuel Sanz Rivera.
Asimismo a decir del regidor “planean revocar el acuerdo de la Secretaría Técnica en contra de Sanz Rivera, ya que quiere correr a 20 directores identificados con los Yáñez, (...) se pelean por el poder y lo que no quieren es problemas con el alcalde”. 
De su lado, y ante los dichos de que Blanco Bravo se sumaba al PRD, una regidora, quien también pidió no se publicara su nombre, señaló que esta misma semana podría darse el cambio de camiseta del ex futbolista profesional y ahora alcalde de Cuernavaca, “él decía que ni al PRI (Partido Revolucionario Institucional) ni PRD, pero las cosas han cambiado, pareciera que le hablaron al oído al edil, y se consumará está en la semana, lo que nos da una idea que son los hombres, que pierden el piso al llegar al poder, todavía no sabe cómo ser Presidente Municipal y ya quiere ser gobernador; que me imagino se la prometieron, pero le van a hacer como a la mayoría de los que han caído, cuando no sean útiles, una patada y al carajo.
Mientras el caos inunda la ciudad sin que nadie haga nada, en verdad no se vale tanta impunidad, tanta corrupción, entretanto la ciudadanía cuernavacense esté dormida las cosas seguirán así, pongámonos las pilas y obliguemos a las autoridades a que nos tomen en cuenta, mientras esto no suceda todo seguirá igual. ¿No cree usted?

 

Por: Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin