Tomando primero la Avenida Universidad y el día de ayer la entrada al libramiento, así como la Avenida de Gobernadores, y cerrando el paso a todo vehículo, los vecinos de Santa María y Ocotepec protestaron por la falta del vital líquido, ya que tienen un mes sin recibir agua en sus casas.
El desorden en el que vive SAPAC es verdaderamente impresionante, es increíble que teniendo un estudio tan completo sobre sus necesarias adaptaciones como el hecho por “Morelos Rinde Cuentas”, no se ponga a funcionar por la necesidad y la conveniencia para algunos de que los recursos no se lleven de acuerdo a un sistema ordenado y transparente.
Todos sabemos que la próxima guerra mundial será entre los países por el agua, pero la verdad es que lo mal que funciona aquí el servicio de agua potable es verdaderamente preocupante; si apenas estamos empezando el estiaje y las cosas ya están así, ¿cómo será en los meses de abril y mayo?
Por lo pronto, el secretario ejecutivo de la Comisión Estatal del Agua, Juan Carlos Valencia Vargas, confirmó que tras la contaminación de pozos de agua en Ocotepec y Chamilpa, causada por las tomas clandestinas de gasolina, se extendió el riesgo para los habitantes de las colonias Delicias, Jardines de Delicias y Acapantzingo.
“El robo de combustible está poniendo en severo riesgo a la población de la zona norte de Cuernavaca y esa contaminación se va extendiendo más hacia el sur (…), estamos pidiendo a Pemex que elimine las fugas de manera rápida y evitar el riesgo a la población y contaminación del agua de los pozos”, dijo el funcionario.
Además, Valencia Vargas alertó sobre la crisis de agua en Morelos por la temporada de estiaje, las pésimas condiciones de los sistemas y la contaminación por hidrocarburos en Cuernavaca.
Dijo que la época más crítica son los meses de marzo, abril y principios de mayo por la escasez de agua de manera natural. “Los afluentes disminuyen sus niveles, pero ahora se complica con el tema de la contaminación de varios pozos en Cuernavaca y las afectaciones por el sismo del 19 de septiembre”.
Además, hizo un llamado a los ayuntamientos y a la población a prepararse para esta temporada de estiaje, para que “se ahorre la mayor agua posible y se invierta en los sistemas operadores”.
En el estado aún se cuenta con problemas muy importantes por el tema del agua y hay una tendencia a agravarse en un futuro a corto plazo por la disminución de la disponibilidad de este recurso en los mantos acuíferos, manifestó el secretario ejecutivo de la Comisión Estatal del Agua (CEA) del Gobierno de la Nueva Visión, al participar en la XV Sesión de la Comisión de Planeación del Desarrollo y Asentamiento Humano del Estado de Morelos.
Más adelante dijo que, actualmente, se estima que 149 mil habitantes no tienen acceso a los servicios de agua potable; cerca del 45% de esa población vive en zonas urbanas y el restante 55% en zonas rurales; detalló la problemática del agua en el estado de Morelos, concretamente en lo que refiere al tema del agua potable. Dijo que las zonas críticas de atención corresponden a los Altos de Morelos (región norte) y los municipios ubicados en el acuífero Tepalcingo-Axochiapan (región oriente).
Los municipios que reportan las coberturas más bajas en el servicio son: Zacualpan de Amilpas (39%), Tlalnepantla (44%), Totolapan (59%), Tepoztlán (59%), y Huitizilac (68%). Se estima que en Morelos alrededor de 88 mil habitantes no cuentan con acceso a cualquier medio de drenaje.
El funcionario estatal resaltó la carencia del servicio en la región de los Altos de Morelos, es decir en los municipios con coberturas más bajas: Tlalnepantla (45%), Tetela del Volcán (59%), Ocuituco (74%) y Totolapan (79%).
También dio a conocer que se detectó que 25 plantas de tratamiento no operan, otras 20 plantas más operan por debajo de su capacidad y solamente tres municipios, de un total de 33, incorporan un cobro por el servicio de saneamiento en sus recibos de servicio de agua potable.
Con base en los registros de la Conagua y de las instancias de Protección Civil, se han identificado más de 100 asentamientos humanos en zonas vulnerables a los efectos de las inundaciones fluviales, que principalmente se ven afectadas por cuatro grandes ríos: Yautepec, Apatlaco, Cuautla y Chalma-Tembembe.
Un aspecto importante, detalló el titular de la CEA, es que esta disminución de la disponibilidad de agua en los mantos es cada vez mayor por dos razones, la primera consiste en que hay una menor recarga hacia los acuíferos y la segunda es por la existencia de una mayor demanda, previendo que en la próxima década todos los acuíferos del estado alcancen su nivel de equilibrio y en caso de no realizar acciones propias a sus cuidado estos acuíferos estarán en una condición de sobreexplotados. ¿No cree usted?

Próximo 13 de abril: gran cena-baile de “Los Cuernavacos”, en “Mañanitas Casa Nueva”, a beneficio de los Bomberos de Cuernavaca. No se lo pierda, lo esperamos. Reservaciones y boletos en Comonfort 13 y en los teléfonos 777 314 51 91 o 314 51 89.

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]   Twitter: @teolavin

 

TAGS EN ESTA NOTA: