Durante un recorrido por las colonias del oriente de la ciudad, en la Santa María y Lagunilla, la queja es constante: están en manos de la delincuencia, la policía no se deja ver más que de vez en cuando y la ciudadanía pide que se refuerce la seguridad de las colonias.
Además de la mala pavimentación, los abusos en el agua potable, ya que quieren cobrarle a los ciudadanos que viven en colonias de bajos recursos 10 mil pesos por una toma que desde el 2011 está tapada y no se usa; el abuso de las autoridades está en todos lados y las promesas de los candidatos de hace tres años lo único que dejaron es una desconfianza a todo lo que huela a política.
Los ciudadanos tienen razón, realmente están molestos y las cosas no se mejoran, sino que van de mal en peor; la famosa Policía Morelos no sirve, no cumple con su función de al menos patrullar las colonias de la ciudad.
La seguridad no existe, y si a ello le agregamos que los presidentes de los consejos en las colonias no presionan a los delegados municipales, que cada día duermen el sueño de los justos excepto a la hora de cobrar y no hacen nada por los miembros de sus colonias.
Los ciudadanos están molestos, sobre todo las mujeres -que son las más valientes-, nos lo señalaron en repetidas ocasiones; lo cierto es que la policía no sirve por más publicidad que le hagan, y los ciudadanos están verdaderamente molestos y hartos de tanta mentira.
¿Habrá alguna autoridad que se preocupe por los ciudadanos?, porque la verdad no lo vemos, y la prueba es esta carta que me envió un lector:
“Soy uno de sus lectores que diariamente lee su columna del Diario de Morelos, quisiera yo contarle algunos de los problemas que cotidianamente sufrimos los morelenses; después de esperar siete horas formado para verificar mi automóvil modelo 2007, el cual no para los estándares de verificación, en ese tiempo de espera yo me preguntaba ¿Para qué sirve la verificación? ¿En verdad ayuda al medio ambiente o han disminuido las alergias o enfermedades pulmonares u oculares?; ¿después de dos años que no se ha verificado aumentó o disminuyó la contaminación?
“Debe de haber cifras comparativas con los años que se ha verificado; es importante que todos los partidos, las organizaciones sociales, los transportistas y toda la gente de la sociedad exijamos al gobierno un diagnóstico de que si la verificación en verdad aumentó o disminuyó durante este tiempo, además de exigirle que nos diga para qué sirve el dinero recaudado de la verificación (¿se han sembrado más árboles, más parques o áreas verdes, se han adecuado las calles para mejor tráfico de automóviles, los semáforos están mejor sincronizados, los policías de tránsito ayudan más en la movilidad de automóviles?).
“Si la verificación es un impuesto más, que lo cobren y que no hagan que perdamos siete horas de espera para verificar; actualmente la verificación es más difícil de que los automóviles puedan cumplir con ese requisito y me pregunto qué van a hacer todos los dueños de automóviles de modelos atrasados que es como un 80% del total de automóviles, si los nuevos no pasan, ¿qué pensar en los viejos?
“El gobierno exige que vayamos a los talleres de pre-verificación para poder pasar como tal la verificación; y nosotros los ciudadanos, ¿qué somos, más o menos que los que nos gobiernan? ¿Qué le exigimos?, todos unidos deberíamos de exigir que se verifique a los municipios. En este sentido, que se verifiquen las calles, que no haya baches, ni topes, que los semáforos estén sincronizados y que tengamos una mejor educación vial para que los ciudadanos no nos estacionemos en terceras filas y que el transporte público no haga paradas en cualquier lugar y las oficinas públicas -como son las de vialidad y transporte- las ubiquen en lugares donde no aumente el tránsito vehicular, que los retenes de la policía que se colocan en horas en pico en calles con demasiado tráfico solamente sirven para aumentar el tráfico vehicular y aumentar la contaminación, además que ahora la policía no específicamente de tránsito o cualquier otra, nos exige tarjeta de circulación, portar el cinturón de seguridad, no usar el teléfono celular y ahora nos exigirá la verificación del vehículo; esto aumentará los índices de corrupción. Si verificamos a los municipios también tendríamos que exigir que el transporte público tuviera una central de autobuses para disminuir la contaminación.
“Además, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes nos hace un Paso Exprés que únicamente sirve para contaminar más el ambiente, ya que aumenta más el tráfico vehicular todos los días, además de los accidentes, pues los carriles fueron hechos para carretas y están muy angostos”.
Esto es lo que piensan los ciudadanos. Ya dejen de auto engañarse. ¿No cree usted?
Una felicitación  cordial al joven abogado Alfredo Cortes Alvares, gerente del Centro de Formación Ciudadana y Cultura Política que hoy se recibe como abogado; es un ejemplo de esfuerzo e inteligencia y extraordinario colaborador, felicidades.

Por: Teodoro Lavín León  /  [email protected]   Twitter: @teolavin