Ahora sí, ya empezó la política a todo vapor. Por lo pronto, ya se registraron para competir para la candidatura a la gubernatura del estado, Fidel Demedicis con 41 mil firmas por la vía independiente; Cuauhtémoc Blanco el día de ayer, con una manifestación de fuerza, a las 12, con muchos acarreados; Rodrigo Gayosso también, y hoy lunes se registra Jorge Meade a las 11:45; y más tarde Víctor Caballero. Los demás lo harán de manera inmediata y ya están listos para iniciar la labor de proselitismo a pesar de que, de manera oficial, todo se inicia hasta el 29 de abril.
Esta sería la nota política más importante, pero la verdad es que las revelaciones que aparecieron este fin de semana en un diario de circulación nacional ponen la política de Morelos en una situación verdaderamente peligrosa al denunciarse, según testimonios de varios ciudadanos, a varios presidentes municipales coludidos con el narcotráfico.
Si ya de por sí hubo la nota del retraso de los pagos a los damnificados, después de las revelaciones de la secretaria de Sedatu que ponen en entredicho al gobierno estatal y “aceleran” a los pobres que se quedaron sin nada y que, con justa razón, están molestos, estas últimas noticias ponen en verdad en un predicamento de gobernabilidad al estado.
En las notas de carácter nacional se asegura que sicarios de la organización criminal de Los Rojos planearon la ejecución de la síndica de Jojutla, por orden del alcalde de ese municipio, lo que es verdaderamente grave.
Señala la nota que, en celulares asegurados a integrantes del grupo criminal, autoridades del Estado de Morelos hallaron mensajes de WhatsApp en los que los sicarios planean la ejecución e incluso reciben fotografías de la víctima sustraídas de redes sociales.
“Que ya le mandaron las fotos, que pidió el paro el presi (...) urge el paro de la vieja de Joju”, dice uno de los mensajes en teléfonos móviles asegurados a miembros del cártel de Los Rojos al momento de sus detenciones.
“Primo, me dicen que si han visto a la síndica (de Jojutla), que sí se parece un chingo a ella, más no están seguros si es y dicen que la han visto en su Tsuru gris (...) si hay luz verde para rafaguearlo y tener que asegurar que sea la señora”, anotaron los gatilleros en otro mensaje detectado del 25 de febrero a las 12:08 horas.
Lo escalofriante es que así se trate de resolver los problemas entre las autoridades del municipio. Y si a ello le agregamos la tontería del Impepac de iniciar un procedimiento al alcalde capitalino y candidato de Morena, PT y PES a la gubernatura, cuando en 15 meses no lo pudieron hacer y ahora lo hacen al cuarto para las 12, resulta ser algo muy sospechoso.
Regresando al Municipio de Jojutla, al parecer la molestia surgió porque la síndica urgió la presencia de la Policía Federal y del Ejército. De acuerdo con autoridades del estado, ella ha denunciado haber recibido amenazas mediante llamadas telefónicas con instrucciones de “no meterse donde no le corresponde”.
En otros mensajes hallados en los teléfonos, las autoridades descubrieron otro plan para atentar, ahora contra la regidora Verónica Suazo Ortiz, también de Jojutla.
La zona de ese municipio morelense es azotada por extorsiones, narcomenudeo y robo a transeúnte.
De la misma manera, este fin de semana se publicó cómo el líder del Cártel de Los Rojos, Santiago Mazari, financió en 2015 campañas a 11 candidatos de ocho partidos en Morelos, para que, ya como alcaldes, le garantizaran impunidad. Entre los políticos financiados en esa red está el ahora edil de Jojutla.
Ayer, tras conocerse la revelación, los aludidos no se presentaron a trabajar. Y la Fiscalía del Estado señaló en un comunicado que está dando seguimiento al caso y mantiene colaboración con autoridades federales.
Desde luego que enturbia de manera muy grave el proceso electoral en el que estamos inmersos el que se acuse a once presidentes municipales de estar ligados a la delincuencia organizada. ¿Cómo es posible que después de tres años el gobierno no estuviera enterado de que los alcaldes están coludidos? ¿Cómo es posible que haya sido un medio de comunicación el que descubrió el asunto y lo denunció? La otra posibilidad es que el propio gobierno fue quien lo filtró a los medios para perjudicar a determinado partido político o a determinado candidato, porque la información es demasiado grave como para que se enterara un reportero antes que la inteligencia gubernamental que nos tiene a todos intervenidos. ¿No cree usted?
Próximo 13 de abril: gran cena-baile de “Los Cuernavacos”, en “Mañanitas Casa Nueva”, a beneficio de los Bomberos de Cuernavaca. No se lo pierda, lo esperamos. Reservaciones y boletos en Comonfort 13 y en los teléfonos 777 314 51 91 o 314 51 89.

Por: Teodoro Lavín León

[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: