compartir en:

El Programa de Atención a Víctimas y la Comisión de Identificación Humana de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en colaboración con la Red Retoño y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llevaron a cabo, el 7 de abril, el taller “Herramientas teóricas y prácticas para una búsqueda efectiva de personas desaparecidas”, con el objetivo de que las familias que han decidido realizar labores de búsqueda, tengan herramientas conceptuales y prácticas para esta actividad, con una metodología que reduzca los riesgos, tanto de seguridad como de alteración del sitio del hallazgo.
En el taller, realizado en las instalaciones de la CNDH, participaron 35 familiares de víctimas, miembros de organizaciones sociales y personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como familias de personas desaparecidas de la “Red de Enlaces Nacionales”, conformada por la Asociación Unidos por los Desaparecidos, de Baja California; el Colectivo de Familias de Desaparecidos de Orizaba-Córdoba, Veracruz; Grupo Vida, de Coahuila; Justicia para Nuestras Hijas, de Chihuahua; Los Otros Desaparecidos, de Guerrero; y Voces Unidas por la Vida-Sabuesos, de Sinaloa.
Este taller se da en el marco de la conformación de la Primera Brigada Nacional de Búsqueda de Familiares de Personas Desaparecidas de la Red de Enlaces, integrada por buscadores solidarios de diferentes entidades, los que serán acompañados por la UAEM, organizaciones de la sociedad civil, medios de comunicación y personas solidarias.
En la inauguración del taller, Juan Carlos Trujillo, representante de la Red de Enlaces Nacionales, dijo: “Somos buscadores de Guerrero, Coahuila, Sinaloa, Chihuahua y Baja California, que hemos decidido atender el llamado de las familias de las víctimas de personas desaparecidas.
Roberto Villanueva Guzmán, coordinador del Programa de Atención a Víctimas de la UAEM, indicó que la máxima casa de estudios de Morelos se ha sumado a la exigencia de los familiares de desaparecidos de que éstos aparezcan con vida y, a petición de esas familias, la UAEM ha conformado una Comisión de Identificación Humana que coordina el investigador Iván Martínez Duncker, “con el objetivo de acompañar los procesos de búsqueda e identificación de cadáveres encontrados en las fosas clandestinas”.
El taller fue impartido por Juan López Villanueva, coordinador del Programa de Atención a Víctimas del Delito de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, los investigadores de la UAEM, Abimelec Morales Quiroz, Eduardo Sánchez Laso, Angélica Cárdenas Cervantes, María del Carmen Castañeda, Jaime Ramos Laureano y la estudiante de la Escuela de Técnicos Laboratoristas Betzabé Morales Cortés, quienes también integran la Comisión de Identificación Humana de la UAEM.
EN OTRO asunto, ante la presencia de cientos de habitantes de Yautepec en la explanada del IMSS, que se encuentra en el centro de este municipio, Rodrigo Peña, delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano en Morelos, entregó a nombre del Presidente Enrique Peña Nieto y de la secretaria Rosario Robles 50 certificados de vivienda por un monto de $3,180,000.00; ahí, el delegado refrendó su compromiso con sus paisanos y presentó su campaña de transparencia, manifestando: “Estos programas son gratuitos y no tienen ningún costo, los beneficiarios no están obligados a pagar por ninguna gestión ni a organizaciones ni intermediarios; en Sedatu escuchamos y atendemos todas las voces”. Bien por el delegado ¿no cree usted?
RECIÉN CUMPLIÓ 100 años el ex gobernador Don Armando León Bejarano;  mi felicitación más sincera, con el cariño de siempre.
QUIERO AGRADECER a todos y cada uno de los que asistieron la noche del viernes pasado el tradicional baile de los Cuernavacos. Fue una verdadera fiesta, en la que convivimos y pudimos disfrutar de la compañía de las hermosas reinas, de una exquisita cena servida por Las Mañanitas y de muy buena música; además de ayudar un poco en una labor extraordinaria que realizan los miembros del Patronato del Asilo del Buen Señor para mejorar las condiciones de los más grandes. Es todo un proyecto y, por eso, quiero darle las gracias muy especialmente a todos los que trabajaron en él: a Susan, a Pepe, a Mayu, a Begoña, a Gaby y a todos los miembros del patronato; también a las hermosas reinas gracias a las que por su trabajo y entusiasmo logramos una buena fiesta: a Viru, a Gloria, a mi Chepita, a Claudia, a Piti, a Pita, a Landy y a nuestra nueva Reina Pau Villasante, a su familia que también le puso un gran entusiasmo; primordialmente a sus padres; a Maruca, madrina de la reina y desde luego a mis colaboradores Alfredo, Aarón, Sergio, Franco y el Güero, que trabajaron gratuitamente para cumplir este cometido. A Ana Lya que, como  siempre con su gran sensibilidad  y cariño, embelleció el evento; a Pancho y Rebeca por su hospitalidad y apoyo; a Alfonso por todas sus atenciones.

Teodoro Lavín León

[email protected]