compartir en:

El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera Jiménez, demandó al Congreso del Estado tomar en cuenta las consideraciones consensadas por las organizaciones, comunidades y demás actores de la sociedad civil, y la propia UAEM, en relación a la propuesta de reforma constitucional en materia de Participación Ciudadana.
En el marco de la clausura del Diplomado en Certificación de Intérpretes de Lengua de Señas Mexicana y la presentación de los resultados del estudio sobre la Prevalencia de la Discapacidad y la Diversidad Cultural, Vera Jiménez exigió también que el Legislativo cumpla con los plazos establecidos públicamente por los diputados para integrar el Consejo de Participación Ciudadana, tomando en cuenta a los ciudadanos y, sobre todo, a todos los sectores sociales, incluyendo a los pueblos y comunidades.
Aseguró que el Movimiento Estudiantil de 1968 luchó por conseguir las libertades democráticas para todos los ciudadanos; por ello, como herederos del 68, la comunidad universitaria de la UAEM, en conjunto con las comunidades, las organizaciones y demás actores de la sociedad civil, luchan porque estas libertades se hagan realidad.
Hoy en día, dijo Vera Jiménez, los gobernantes que se dicen herederos del 68 deben asumir su papel e impulsar el acceso de los ciudadanos a las figuras de participación ciudadana. “Si realmente son herederos del 68, deberían impulsar estas libertades. Pero hasta ahora vemos que los diputados están evadiendo el compromiso que contrajeron en febrero pasado, y si no cumplen su compromiso de integrar el Consejo de Participación Ciudadana, los diputados serán unos traidores al movimiento de 68”, aseveró.
Todos los gobernantes que se consideren demócratas, que se consideren herederos del Movimiento Estudiantil de 1968, deben impulsar la integración del Consejo de Participación Ciudadana como un aporte a las libertades democráticas. Si no lo hacen, si los diputados no cumplen, si el gobernador Graco Ramírez no impulsa esto, pues entonces todos quedarán como traidores del movimiento democrático, como traidores del 68, sostuvo el rector de la UAEM.
Dijo que este Consejo no puede tener representación de los gobiernos, debe ser un órgano integrado sólo con ciudadanos, y donde la propia UAEM podría jugar un papel de asesoría y coadyuvancia. Reiteró el llamado a los legisladores, en particular al diputado plurinominal del Partido del Trabajo, Edwin Brito Brito, Presidente de la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso local, a que acelere los trabajos y dé pronta respuesta, por escrito, a las demandas ciudadanas.
Rechazó que la responsabilidad sea de la UAEM. “Estuvimos esperando a que el Congreso nos convocara a las mesas de trabajo, y nunca ocurrió. Por eso, mejor hicimos las nuestras y consensamos propuestas y consideraciones, por lo que se las hicimos llegar y ahora esperamos una respuesta favorable”, sostuvo.
En relación a qué sigue, dijo que la comunidad universitaria y las organizaciones y pueblos deberán marcar el camino para demandar al Congreso local el cumplimiento de sus compromisos contraídos públicamente el pasado 17 de febrero.
Y tiene toda la razón el rector de nuestra universidad, el que los ciudadanos no tengamos manera de defendernos contra los abusos de las autoridades es algo que en cualquier país  democrático, por muy incipiente que la democracia sea, se da.
Primero los… mejor no les pongo adjetivos por respeto a los lectores, pero la manera en que se ha vendido este congreso es insultante; usted, ciudadano morelense, no haga como que se le olvida para la próxima elección. Estos son de los que no debemos de reelegir, son cínicos y vendidos a grado extremo; prueba de ello es que, a pesar de las promesas, primero de que no existía publicada la Ley de Participación Ciudadana, ya que se les demostró, dijeron que era anticonstitucional –usurpando las funciones de la Suprema Corte de Justicia de la nación- y después que harían una nueva ley. Ya no saben cómo hacerle al cuento para que los ciudadanos no podamos opinar legalmente, porque saben que no terminarían su mandato. Así las cosas, seguimos en las mismas y el problema es que legislaturas van y vienen y son lo mismo: la mediocridad hecha una realidad, son ignorantes enciclopédicos y además cínicos y buenos sólo para sacar “lana” para su provecho; mientras los ciudadanos no tenemos cómo defendernos. De verdad que es impresionante su cinismo y los que la pagamos somos los ciudadanos; creo que tenemos que poner un hasta aquí y nosotros lo ciudadanos debemos de tomar al toro por los cuernos y levantarnos en protesta diaria mientras no legislen sobre nuestros derechos. Y no hay nada más que quejarse, hay que protestar en forma real, ya es el colmo del cinismo, pues nos señalan que la seguridad está bien y seguimos siendo el estado con más secuestros por cada cien mil habitantes, y se gastan millones y millones en seguridad pública. Si no funcionan, que los corran, ¿pero por qué tenemos que pagar millones por seguir igual? ¿Realmente por qué nos dejamos?

Por:  Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin