compartir en:

Durante su primera visita como Presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa se llevó un poco del desorden que vive el tricolor en la entidad, donde hay desde diputados priistas que están entregados al régimen perredista hasta sus miembros que son grandes ejemplos de corrupción y que, de manera cínica y sin ningún pudor, se presentaron a un mitin que fue tomado por los que quieren pero lo más probable es que no puedan volver a ser candidatos.
Sólo la intervención certera de la diputada y secretaria general adjunta del CEN del PRI, Georgina Trujillo, logró que se llevara a cabo el mitin que estuvo a punto de suspenderse.
Por su parte, el presidente nacional del PRI Enrique Ochoa Reza se reunió con dirigentes sectoriales y con directivos de los medios de comunicación a los que señaló que atenderá las denuncias de corrupción.
A los militantes y dirigentes sectoriales que acudieron a recibirlo en el salón de un hotel sólo les pidió unidad y reconocer “con respeto y humildad” el pluralismo que hay Morelos.
Ahí se pasearon todos los que quieren ser candidatos, y a pesar de que mandaron abarrotar el lugar, uno de los precandidatos se abría paso a codazos y como sea ahí estuvieron para saludar al dirigente nacional, que muchas veces dio muestras de que no los conocía.
Luego de señalar que llevaba treinta estados recorridos y que la corrupción era el tema más delicado que le habían planteado, dijo que su partido no tolerará a ningún corrupto -puso como ejemplo la orden de aprehensión girada contra el gobernador con licencia de Veracruz-.
En la reunión con directivos de medios de comunicación impresos, radio y televisión, el dirigente partidista dialogó también sobre el “canibalismo” que enfrenta su partido, cuando los militantes no favorecidos con una candidatura trabajan en contra del tricolor.
Posteriormente, Ochoa Reza se reunió en el salón de un hotel de la avenida Domingo Diez con cientos de priistas en un acto calificado de desorganizado, en el que personal de seguridad agredió a varios reporteros y fotógrafos.
Ante el desconcierto de los asistentes sólo se permitió la participación de dos desconocidos -Xóchitl Rodríguez Leana y Juan Pablo Rivera Barrera- para hablar en nombre de la militancia.
En su turno, Ochoa Reza recriminó que, así como debe reconocerse la pluralidad política que hay en Morelos, se debe aceptar también que una razón por la cual no se han ganado elecciones en el estado es porque “falta unidad entre el priismo”.
La verdad es que el PRI está dividido por la ambición personal de unos cuantos elementos que creen que merecen llegar a la candidatura; yo ya sospecho que es un buen negocio, pues los que perdieron estaban puestos en la cola para ver si tenían la suerte que Ochoa Reza los saludara.
El PRI necesita cambiar, ninguno de los ya quemados debe participar, si quiere que los ciudadanos siquiera se fijen en ellos; el desprestigio a nivel nacional es alto y en Morelos el partido ha sido secuestrado primero por unos y después por otros. Si no cambia la manera de nombrar candidatos, este partido no va a salir adelante; así gaste lo que gaste, la ciudadanía no los ve bien, como vulgarmente se dice: los masca pero no los traga, porque su comportamiento no ha sido el adecuado. La verdad es que no hay alguien que se destaque y se quiere imponer a los mismos o a sus parientes, y de eso es de lo que está harta la gente. Es momento de cambiar y, si lo logran, ser competitivos. ¿No cree usted?

AMIGOS DE LA MÚSICA presenta desde el Met de New York, en alta definición en el IMTA como siempre, Don Giovanni (Mozart), 22 de Octubre de 2016, 12:00 p.m.
Director de orquesta: Fabio Luisi. Elenco: Hibla Gerzmava (Doña Anna), Malin Byström (Doña Elvira), Serena Malfi (Zerlina), Rolando Villazón (Don Ottavio), Simon Keenlyside (Don Giovanni), Adam Plachetka (Leporello), Matthew Rose (Masetto), Kwangchul Youn (El Comendador). Simon Keenlyside hace su debut en el Met como el impenitente seductor en la puesta en escena ganadora de un Premio Tony de Michael Grandage, de la obra maestra de Mozart.

Inicio, 12:00 horas; intermedio, 13:30 a 14:00 horas; final de la ópera, 15:22 horas. No se lo pierda.

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]   Twitter: @teolavin