compartir en:

Aunque usted no lo crea, el norte de nuestra ciudad se encuentra muriendo de sed porque SAPAC está cada día peor; cobra grandes cantidades de dinero que no entendemos a dónde van a parar, porque simplemente desaparece. Se deben millones por concepto de energía eléctrica a la CFE y las bombas de agua están viejas y mal instaladas; además, el servicio cada día es más caro y deficiente, y los pobres ciudadanos tienen ahora que pagar más, y a quienes pagaban 600 pesos bimestrales les está llegando el recibo por 1,700 pesos, en promedio, para poder tener el vital líquido.
Pero en el norte ni pagando ponen a funcionar la bomba y llevan más de 15 días sin agua; primero con el pretexto de que se había contaminado la fuente, o sea el  pozo, por los huachicoleros y después porque se descompuso la bomba. El chiste es que todo es puro cuento y el agua no llega; eso sí, mandan pipas, pero sólo cuando quieren y teniendo que presentar el último recibo pagado -aunque no te pongan el agua- para que en la ayudantía te manden media pipa cada 15 días.
Así que los piperos están haciendo su agosto con entregas de entre 600 y 900 pesos para medio llenar una cisterna que no dura ni una semana; pero, eso sí, el recibo llega puntualito y hay que pagarlo, porque si no ni en la fila de las pipas te ponen.
La verdad es que los servicios municipales están verdaderamente cada día peor, es un problema pagar el predial y a los de la tercera edad, que anteriormente pagaban la mitad, ahora si bien les va, llevando su credencial de viejito en orden y con el resello correspondiente, cuando mucho les dan un 10 por ciento de descuento. La basura está mal recogida y, a pesar de que el gobernador llevó a la reunión de gobernadores un supuesto programa que funciona con los desechos sólidos, la verdad es que los desechos de Cuernavaca pasan más tiempo en la calle que en cualquier otro lado, ya que nadie encuentra dónde ponerlos y se han convertido lugares como las esquinas o bajo los postes de luz en lugares receptores de basura, que se llenan cada día, adonde los pepenadores y perros llegan a desbaratar bolsas y convertir el tiradero en un chiquero.
La verdad es que no debería permitirse que ese cochinero siga así en toda la ciudad; no sólo vivimos con una cantidad impresionante de hoyos en las calles, a los que tapan con una mezcla de lo más corriente y que en la primera lluvia se abren más. El desorden de la vialidad y una ciudad llena de basura, acompañada de la falta de agua están haciendo una bomba Molotov en los cerebros de los ciudadanos de Cuernavaca, que ya no saben qué hacer para tener un ambiente decente y relajado. ¿Cómo es posible que si son tan buenos para cobrar sean tan malos para servir? Y esto sólo por dar una muestra, porque los camellones son otro cuento, así como los parques públicos que son una vergüenza.
Y ahora lo peor, una incongruencia del tamaño del mundo es la presentación de los actos satánicos del Circo del Horror en la calle de Domingo Diez en Cuernavaca. La incongruencia es que el Presidente Municipal de la ciudad de Cuernavaca es apoyado por el partido Encuentro Social y tienen su base en las comunidades cristianas del estado; es más, tengo información de que el pastor del gran templo auditorio atrás de Tabachines ya está promoviendo la candidatura del alcalde a la gubernatura del estado. Por ello, no es entendible que el gobierno municipal le dé permiso de presentarse el día 15 -hoy por la tarde- al Circo del Horror, donde, de acuerdo con la información que pudimos recabar en internet, se realizan actos satánicos con invocación a espíritus inmundos; lo que, se supone, va totalmente en contra de los principios de quienes apoyan al alcalde.
No se entiende cómo le dieron el permiso al circo mencionado y le cobraron, cuando están totalmente en contra de lo que supuestamente deben estar quienes postulan al Presidente Municipal; o de plano el alcalde no sabe ni lo que sucede en el municipio que dice gobernar, porque si tuviera idea, no creo que sea tan tonto para no saber qué autoriza.
El espectáculo, según lo relatado, en la página htps://m.youtube.com/watch? V=ab1pd_PZwO. Es un espectáculo que incluye teatro y comedia de circo en la que los actores realizan “iniciaciones satánicas”, según señala allí el comentarista. O sea promoción de supersticiones absurdas y oscurantistas.
Por ello es incomprensible que las iglesias no se hayan pronunciado en contra de estos actos.
Las cosas están difíciles en Cuernavaca y ahora hasta presencia del demonio tendremos. Lo único que nos faltaba, ¿no cree usted?

Por Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin