En lo que ya es un escándalo a nivel nacional, en los últimos 15 días al menos 10 recién nacidos han fallecido por una supuesta bacteria en el hospital público “José G. Parres” de la capital de Morelos, denunciaron madres de familia; lo que es verdaderamente grave en un estado donde las cosas cada vez van peor. 
Las cosas se han puesto tan difíciles que América  León Guadarrama, madre de Iker Tadeo, de un mes de nacido, narró: “Mi bebé nació de 33 semanas estaba en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales por ser prematuro, él ya estaba bien, incluso iba para pediatría ya y en la visita de las 10 de la mañana estaba bien, regresé a las cinco de la tarde a la segunda visita y me dijeron que estaba muy grave y al siguiente día mi hijo ya estaba muerto”.
Lo más grave es lo que señaló la madre de familia: “A mí me dijo la doctora que la bacteria que contrajo mi hijo es Klebsiella y la contrajo ahí mismo, dentro del hospital, y pudo haber sido por los tubos que vuelven a meter, o sea que no los desinfectan bien o no sé qué es lo que pasó”.
De la misma manera, Patricia Aguirre Palma, madre de dos gemelos, que fallecieron al mes de nacidos, narró: “Mis hijos nacieron prematuros, nos dijeron que tenían una bacteria, los aislaron y les aplicaron antibióticos y el niño reaccionó mejor que la niña; los médicos dijeron que lo iban a desentubar, pero el jueves por la mañana me dijeron que mi hijo sangraba de sus pulmones y estaba morado, después mi hija falleció”. Otra persona señaló que el jueves 28 de junio falleció su hijo Carlos, mientras que su hija Aitana murió el dos de julio; la causa, una supuesta bacteria o virus contagiado en el hospital.
Los testimonios son muchos como el de otra madre desesperada: “Mi bebé murió el 28 de junio, el día jueves 28, el 29 muere el de mi compañera con otra niña, el 30 mueren dos niños más, el primero de julio mueren otros dos bebés y el día dos muere mi niña junto con otro niño y uno de pediatría; entonces, fueron 10 bebés”.
Además, hay un engaño muy claro, prueba de ello es que nos informan que en el acta de defunción de los menores se asienta que la causa del fallecimiento es muerte natural; por esta razón, las madres de familia afectadas denunciaron que los bebés fallecieron por negligencia médica.
Patricia Mora González, Secretaria de Salud del Gobierno de Morelos, confirmó que la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal realiza una investigación en las instalaciones, equipamiento, insumos y procedimientos, para analizar los factores que pudieron haber intervenido, ya sea por las enfermedades de origen de los neonatos o por complicaciones metabólicas, infecciosas, quirúrgicas u otras.
Además afirmó que la política pública en salud promueve que no exista dolo y/o negligencia, imprudencia o impericia dentro de sus unidades.
No cabe duda de que se les hace muy fácil terminar con un problema  enviándolo al gobierno federal, lo que probablemente, como todo lo que han hecho en estos años, sólo es ganar tiempo para ver si todo se olvida. No es posible que esto suceda, los ciudadanos estamos hartos de que esto suceda, siempre en perjuicio de los que deberíamos de recibir los servicios. Las cosas están complicadas y los que deben ser responsables simplemente las ocultan para salirse por la tangente. ¿No cree usted?
En otro asunto, se reúne el colectivo de participación ciudadana, donde al menos 15 grupos de personas se unen con el objeto de recuperar la Ley de Participación Ciudadana, la que nos fue quitada por el Congreso actual, el cual desde luego nos despojó de derechos que los morelenses ya teníamos. Los derechos de la participación ciudadana son la mejor manera que tenemos los ciudadanos morelenses para  hacer oír nuestra voz.
Lo que los diputados nos quitaron es parte de nuestra libertad para poder opinar, para poder incidir en las políticas públicas que se instauren en el estado.
La nueva legislatura tendrá muchas cosas urgentes, la primera desde luego será terminar con el blindaje que el Gobierno del Estado ha creado para no rendir cuentas; habrá que quitar a los funcionarios que han sido nombrados por muchos años, sobre todos a aquéllos que en los últimos tiempos no han demostrado tener el perfil para el que fueron designados.
La  Ley de Participación Ciudadana deberá ser una de las prioridades de la nueva legislatura, y nosotros, los ciudadanos, deberemos de ser los primeros promotores para beneficio de todos. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]   Twitter: @teolavin
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...