Mensaje del Presidente del Consejo Directivo del Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas:
Los ciudadanos queremos participar en la toma de decisiones que nos afectan a todos. Queremos que los gobiernos tomen en cuenta nuestras opiniones y observaciones a la hora de decidir cómo invertir el presupuesto público y a qué problemas darle prioridad. Sin embargo, esto rara vez sucede.
En Morelos Rinde Cuentas nos preguntamos ¿qué sucede con estos espacios de participación? ¿Por qué no logran desarrollar su potencial? ¿Qué es lo que impide su adecuado funcionamiento? ¿Por qué personas comprometidas no son parte de estos órganos colegiados? Para contestar estas preguntas, revisamos la normatividad existente tanto a nivel municipal como estatal y presentamos 55 solicitudes de información pública a las diversas autoridades.
Lo primero que encontramos es que no hay una sola instancia gubernamental en Morelos que lleve el registro de los consejos de participación ciudadana que por ley deberían existir.
Hallazgos:
Conforme avanza la democratización de la sociedad, la ciudadanía busca mecanismos más allá de los electorales para participar en la toma de decisiones. La sociedad quiere ser parte permanente de la toma de decisiones y no mero receptáculo de las decisiones que impactan a la colectividad.
Ante esa demanda ciudadana, los gobiernos han implementado consejos, comités y comisiones donde se le da voz y voto a las personas, sin embargo estos mecanismos parecen no estar cumpliendo su objetivo.
El acceso a la información fue difícil, las leyes y los reglamentos que cada dependencia publica en su sección de transparencia muchas veces no están actualizados. Además, las autoridades no respondieron el 34% de las solicitudes de información que se les formularon para conocer el número de consejos de participación existentes en sus dependencias y el estatus de los mismos.
Por esa razón, a pesar de que se identificó que podrían existir hasta 470 comités ciudadanos, solo se pudo conocer a más detalle los del Poder Ejecutivo, el Legislativo, los órganos autónomos y el Ayuntamiento de Cuernavaca que suman 60 órganos colegiados con participación ciudadana. De estos últimos logramos identificar una serie de omisiones que impiden el florecimiento de estos espacios.
1. Ninguna institución pública en Morelos tiene el registro de cuántos consejos / comisiones y órganos de participación ciudadana existen. En los organismos autónomos, en el Poder Ejecutivo, en el Legislativo y en el Ayuntamiento de Cuernavaca, existen, de acuerdo con las normas, 60 órganos colegiados con participación ciudadana. Sin embargo, al preguntarle directamente a las instituciones por el número de instancias de participación existentes, no pudieron mencionarlas. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Cuernavaca hizo un listado únicamente de nueve, cuando en las normas se encontraron 22.
2. 2. En ninguna de las páginas de internet se menciona a los consejos de participación ciudadana. La ley de información pública, estadística y datos personales de Morelos en su artículo 32, numeral 33, señala explícitamente que las autoridades tendrán que publicar en su página de internet información sobre los mecanismos de participación ciudadana en “los procesos de elaboración, implementación y evaluación de políticas públicas, así como en la toma de decisiones de las entidades públicas”.
3. 3. Un amplio número de comités jamás se han constituido. A pesar de que a través de una ley o reglamento se ordenó a la autoridad crear un órgano colegiado con participación ciudadana, éstos no necesariamente se constituyen. Por ejemplo, desde 2012 el reglamento de anuncios de Cuernavaca señala que deberán establecerse un comité de anuncios y otro de la cartelera cultural, sin embargo, éstos nunca se han creado.
4. Únicamente el 48% de los comités están funcionando. Igualmente, el otro problema es que muchos consejos no funcionan. Por ejemplo, en el Ayuntamiento de Cuernavaca las normas establecen que deben existir 22 comités, sin embargo a febrero del 2017 solo están funcionando 10, es decir el 42 por ciento de los comités. El caso del Poder Ejecutivo es muy similar.
5. No hay una política pública coherente a nivel estatal y municipal sobre participación ciudadana. Al revisar el listado de los comités ciudadanos que existen se observa que no hay una visión integral sobre la participación ciudadana en el ejercicio de gobierno, pues mientras hay temas que tienen un número importante de instancias de participación como es el caso de seguridad, hay algunos donde no hay ninguna, por ejemplo, en materia de licitaciones o adquisiciones.
6. Los consejos consultivos duplican las funciones encomendadas a los comités de planeación, tanto municipales como al estatal.
7. Los acuerdos de los consejos de participación no son obligatorios para la autoridad.
8. El 68% de los comités no tiene reglamento de funcionamiento.
9. El 80% de los comités en Morelos se integran por invitación. Únicamente el 20% de los consejos ciudadanos del Ayuntamiento de Cuernavaca y del Poder Ejecutivo se integran a través de convocatoria pública.
10. No se puede contactar a los ciudadanos que participan en esos comités.

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin