Con el récord inimaginable de dos y medio muertos diarios de promedio cerró la violencia del primer mes del año, año electoral que desde luego nos pone en una condición mucho más delicada que los anteriores años electorales.
Por primera vez en la historia contemporánea la inseguridad se recrudece en épocas electorales, las condiciones de gobernabilidad se verán acotadas y desde luego se tendrá que poner en ese punto mayor cuidado, ya que los candidatos de todos los partidos políticos se verán expuestos a esta inseguridad que, nos guste o no esta, está cada día peor.
Por si las pre campañas ya están a todo lo que dan y los dos candidatos visibles se les puede ver ya en camino de lo que será la campaña, Cuauhtémoc ganó la encuesta como era lógico si la popularidad se refiere, pero desde luego le falló el equipo a “Rabín”, ya que siendo el cuasi candidato debería de haber ganado si sirviera el equipo que comanda.
En el otro lado de la boleta irá el hijastro preferido, quien ya está haciendo gala de los millones que gastará en la campaña, imagínese ahora le ofrecen los perredistas 35 mil pesos mensuales a los coordinadores de colonias, eso sí es comprar el voto, eso es acabar con la democracia, lástima que el órgano electoral no haga nada para detener que esta sea una contienda de dinero y no de ideas, que se cumpa con la ley y que verdaderamente supervise los gastos de la pre campaña porque creo que con los espectaculares y los gastos que está llevando a cabo ya se pasó.
Ahora esperaremos que funcione el órgano electoral que al parecer está como los avestruces metiendo la cabeza en hoyo para no ver lo que sucede.
Por lo pronto el PRI ya se le pasó el tiempo, esa jalada de la unidad que no existe es algo que nadie les cree y dejarse amenazar por precandidatos que son de dar pena, la verdad que es increíble, no vemos claro quién podría ganar aunque la política es de circunstancias y ésas pueden variar.
El candidato del PAN desde luego tiene sus posibilidades aunque no tienen el jalón del futbolista y ni de broma el dinero del perredista que tiene millones y millones de su porcentaje de cinco años, así que la contienda no va a ser muy pareja, pero sin embargo el médico tiene como ventaja que es morelense y que tienen fama bien ganada de hombre decente, lo que desde luego le da una connotación muy diferente a los demás.
La ciudadanía quiere un cambio, eso es cierto, no quiere más de lo mismo, aunque tiren muchos millones, quiere un morelense y eso es importante, el rechazo al actual es fuerte y desde luego no se conforman con un avecindado, la consigna que ya inicia en las redes sociales es Morelos para los morelense, eso tendrán en contra los dos primeros y de ventaja el segundo, el que sea candidato del PRI no la tienen fácil, el desgate del gobierno federal es verdaderamente fuerte y el golpeteo constante de los precandidatos presidenciales, es más, nos podemos dar cuenta a nivel nacional a donde el candidato Meade no levanta como se esperaba a pesar de no ses militante priista y sin duda el más preparado de los que compiten. AMLO es un viejo zorro de mar con todo el callo del mundo sabe cómo, cuándo y dónde perfectamente y el güerito es un joven sin experiencia y con mucha ambición, con buen discurso, pero nada más.
Los independientes estarán para hacer una división más del voto, aunque no les será fácil, sobre todo competir contra estructuras de partido con recursos bastante grandes que no tienen a pesar de que tengan apoyo millonario.
La contienda será a muerte, pues hay muchos factores que la hacen tensa, la insistencia del futbolista de meter a la cárcel al ejecutivo al candidato del PRD y a la familia gobernante lo hace el hombre a atacar por el estado, de manera desde luego no directa sino por un ladito, pero de que harán lo imposible para que no llegue el ejecutivo tiene tablas y no se va a dejar si creen que será fácil, ni lo sueñen, ellos están conscientes pues saben que serían perseguidos y quieren tener paz para disfrutar ahora que son ricos.
Para ganar el futbolista necesita de los que saben de elecciones y que ya lo llevaron al poder una vez, al parecer no hay una gran relación pero por el poder todo se puede arreglar y tendría una mayor certeza de triunfo, ahora no estará la policía y el estado con él como en la elección de Cuernavaca, sino por el contrario estarán en contra de él.
Así las cosas, tenemos los ciudadanos que estar pendientes porque no podemos permitir que la autoridad electoral no ponga orden al uso del dinero, porque si ahora lo tira como lo tiran, imagines después, no cabe duda que no les costó. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin