Como lo señaló el Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Gustavo Urquiza Beltrán, durante este año se tendrán diversos problemas para realizar los pagos salariales a los más de seis mil trabajadores académicos, administrativos y de confianza, para finales del año, debido a la falta de recursos económicos, ya que no se aprobó el incremento presupuestal solicitado por la federación, el cual es indispensable para sacar a la máxima casa de estudios del bache en que la dejó la administración pasada. Por lo tanto y debido a esta situación económica, anunció la implementación de un programa de austeridad para hacer más con menos y gestionar en la obtención de más recursos.

Al asistir a la ceremonia del CIII aniversario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, que se realizó en la plaza de armas Emiliano Zapata Salazar, el rector universitario explicó que, a pesar de la gestión que se realizó, la federación les dejó el mismo presupuesto del año pasado, sin tomar en cuenta los parámetros en indicadores de calidad en la que se encuentra la máxima casa de estudios de Morelos, la que dicho sea de paso tiene un reconocimiento nacional, ya que los indicadores de la universidad morelense son mejores que los de otras universidades que tienen un mayor presupuesto; pero, como podemos ver, y esto es una opinión propia, los legisladores federales que representan al estado de Morelos no hicieron nada por apoyar a la máxima casa de estudios, donde más de 40 mil morelenses se están preparando.

Consideró el propio rector que ahora buscarán hacer conciencia en la Secretaría de Educación Pública para que se valore esta situación y se les apoye con los recursos económicos, sobre todo, en función del costo por estudiante, por lo que reiteró que también tendrán que buscarse diversas alternativas para obtener el dinero que se requiere para atender las necesidades de la UAEM.

Lo que, definitivamente, no es válido, ya que si los parámetros de evaluación nos están diciendo que tenemos indicadores de calidad mayores que muchas de las universidades que tienen menores indicadores y que reciben mucho más presupuesto por alumno, es totalmente injusto y no es explicable lo que sucede. Sabemos que es problema por la herencia del pasado, pero necesitamos que los representantes de los morelenses no sólo calienten la silla y nos den declaraciones alegres sin que luchen para que la institución más importante de educación y cultura del estado tenga los recursos suficientes para su subsistencia.

“Sin hacer mala referencia respecto a otras universidades, no se vale que existan casos que reflejan menores indicadores académicos pero tienen un cálculo de costo por estudiante más elevado que el de la máxima casa de estudios de los morelenses”, dijo el jefe nato de la UAEM, al confiar que este logro sea reconocido por las autoridades federales encargadas de analizar y aprobar el tabulador de inversión por universitario.

Quizá tendríamos que hacer algo los universitarios para que la federación se dé cuenta de la injusticia de esa determinación, ya que, como podemos ver, los legisladores federales y locales no entienden o no les interesa la educación superior en el estado.

Insistió el rector en que para este año 2020 a la UAEM le destinaron solo mil 700 millones por parte de la federación; es decir, el mismo recurso del año pasado, razón por la cual continuarán con los mismos problemas de no poder pagar los salarios y aguinaldo, a pesar de las gestiones ante el Congreso de la Unión y la SEP. Por lo que, para salir bien este año, se requieren 2 mil 200 millones de pesos, que no se tienen.

Con relación al presupuesto del estado, explicó que se otorgó un aumento anual de 30 millones de pesos que no serán suficientes; sin embargo, esta asignación presupuestal fue acordada con los diputados locales y con el respaldado del Ejecutivo Estatal.

De lo que se trata, dijo, es que el incremento del punto uno por ciento de aumento financiero, permitirá contar este año con los 30 millones de pesos, medida que esperan que de manera gradual permita alcanzar los tres puntos porcentuales respecto al presupuesto anual del Gobierno del Estado.

Buscarán por ello –dijo Urquiza Beltrán- que en un futuro próximo se apruebe que -por ley- se permita acceder a la universidad a ese cálculo presupuestal del tres por ciento, recurso que permitirá avanzar en la difícil labor de sanar las finanzas de la institución en beneficio de toda su comunidad.

La labor universitaria es fundamental para el desarrollo político y cultural de la entidad, por lo que sería importante que todos lucháramos por un presupuesto no exagerado, sino suficiente para el buen funcionamiento de la máxima casa de estudios. ¿No cree usted?

 

teodoro lavín león
lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin