A dos años de que inicie el proceso electoral local de 2021, los partidos políticos ya están buscando encontrar el camino para convencer a la ciudadanía de que vote por ellos.

El Partido Acción Nacional está muriendo en el estado, a pesar de que quedó en segundo lugar; al parecer, le ha afectado el que no ha podido consolidar el negocio de la basura en Cuernavaca, que quería para sí. No se ve que las cosas estén tomando fuerza y la decisión del ex presidente Calderón y su esposa de crear un nuevo partido ha dividido a Acción Nacional en Morelos; por lo pronto, este domingo vinieron a hacer su asamblea número dos de las doscientas que necesitan para que se les autorice un nuevo partido.

En la asamblea convocada para este domingo, el Vocal Ejecutivo de la Junta Distrital 01 del Instituto Nacional Electoral expuso que, al corte de las 11:00 horas, habían congregado a 503 registros válidos que es el quórum mínimo necesario.

Aparte de las 200 asambleas, necesitan un cúmulo de simpatizantes de alrededor de 245 mil a nivel nacional.

Adujo que, en el caso del ámbito estatal, necesitan 20 sucesos de esta naturaleza. Por otro lado, informó que el próximo sábado hay una intención de “Redes Progresistas” de ejecutar algo al respecto. Se trata de otra nueva organización.

El funcionario añadió, acto seguido, que lo que se tiene que hacer es sumergirse en un “sistema en línea”, con el fin de “cargar” los registros de los asistentes: “de las 600 y pico que llevaron…” Ergo, esta demarcación distrital tiene que solicitar a la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores que haga una revisión de los ciudadanos no encontrados, o de los que se presentaron a hacer su afiliación.

Será la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos, que haga un cruce de incorporados, quien determine que de los que se afiliaron en México Libre no se hayan afiliado después a ningún otro partido político, ya que el registro válido es el último. Así lo mandata la Ley Federal de Instituciones y Partidos Políticos.

Por su parte, en Morena la sucesión está desatada y la Diputada Alejandra Flores señaló: “Quienes aspiren a dirigir en Morelos el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) deben cumplir con los estatutos, y quienes ocupan cargos públicos deberán renunciar antes de postularse como candidatos”.

Recordó que el resolutivo del consejo nacional del siete de julio ordena iniciar el proceso de renovación de consejeros locales, de las dirigencias estatales, los consejeros y la directiva nacional y, en virtud de que ésta última está programada para noviembre, se espera que en cualquier momento sea emitida la convocatoria.

La Secretaría de Organización definirá el proceso, las fechas, los tiempos y si es que habrá apertura de afiliación o si se manejará el padrón 2018.

“Yo creo que hay que irnos con el tiempo necesario, no es una urgencia que estemos exigiendo esos cambios, pero hay que esperar los tiempos que nos dicte el consejo nacional; y, si sale la convocatoria, pues empezar a trabajar”, expresó.

Reconoció que debe haber cambios porque hay varias carteras que han quedado vacantes (aunque hay encargados); mencionó que, desde los comicios, algunos pidieron separarse de su cargo directivo en el partido –como lo señalan los estatutos- en busca de un puesto de elección popular, como la Secretaría de Organización, la propia Secretaría de Comunicación que ella ocupaba y la del Trabajo, entre otras.

Flores Espinosa apuntó que de manera personal no ha tenido conocimiento de las aspiraciones de ninguno de sus correligionarios, pero a través de los medios de comunicación se enteró “de ciertos nombres”.

Pero hay que recordar que, de acuerdo con los estatutos, no tienen que ocupar algún cargo por elección o sin elección, entonces tendrían la obligación de renunciar o pedir licencia, si es que quisiera alguno participar en el proceso de elección del presidente del partido”.

“Se viene el proceso interno y la idea es que entre la gente que realmente esté convencida de este proyecto de nación, porque más que un partido es un movimiento en el que estamos. Yo participo desde el 2015, entonces la invitación es que entren quienes no sólo lo ven como una cuestión electoral; Morena no es un proyecto electoral, es un proyecto para lograr la cuarta transformación” -aseveró.

Dejó en claro que en Morelos hay muchas personas capaces, con militancia, para ocupar esas posiciones en la dirigencia por este próximo periodo.

Y en el PRI, el cambio de dirigencia nacional sube a unos actores y baja a otros. En la reunión privada con el candidato ganador, nos contaron que no estuvo invitado el presidente actual por lo que, al parecer, le queda poco de vida frente al Revolucionario Institucional; así mismo, hay gente como Jonathan Márquez, que es amigo personal del candidato electo, y que lo acompaño de una forma muy cercana durante toda la campaña por el país, así como el ex Delegado del Infonavit en el estado Eleisib Polanco. Ambos son los amigos personales más cercanos junto con Claudia Martínez.

El PRI, al parecer, va a cambiar de rumbo. Esperemos a ver qué pasa, pero más les vale que hagan algo porque revivir a un muerto, lo que no es sencillo.

Así las cosas en los partidos, pero a los ciudadanos no nos dejan nada claro. ¿No cree usted?

 

Teodoro Lavín León
[email protected] / Twitter: @teolavin


Últimas Noticias