Si algo tiene de icónico Morelos es el Caudillo del Sur, el hombre que a pesar de tener una posición bastante cómoda, luchó en beneficio de los morelenses que menos tienen, y nunca traicionó a sus paisanos y seguidores; estas quizá son las razones más importantes de por qué el tigre de Anenecuilco ha trascendido la historia para convertirse en mito.
El mítico revolucionario que da todo por los demás, anteriormente este día y el 8 de agosto, el día de  su nacimiento, Morelos se trasformaba y recibíamos al presidente de la República la mayoría de las veces, ahora se ha perdido, como se ha ido perdiendo el orgullo de ser morelense, como se ha ido perdiendo nuestro himno, esa marcha que nos unía como hermanos a los hijos de Morelos, que nos pedía amar a nuestro estado con todo el corazón, la llegada de la legión extranjera a donde el único interés es el económico, a donde lo importante es ser el primer lugar nacional y el por primera vez los han querido hacer importante, sea perdido la identidad de un pueblo que se sentía orgulloso de la lucha revolucionaria y nos hemos convertido en un pueblo que por el contrario vive en el miedo y la incertidumbre.
La otrora defensa del sitio de Cuautla y la revolución con Emiliano al frente nos hacía diferentes, nos hacía orgullosos, nos daba fuerza para seguir adelante luchando en un país, donde la injusticia de todo tipo está a la orden del día.
A un país a donde no llega el que sabe, el sabio, el especialista, sino el que mejor se agacha, un pueblo que no tiene ni siquiera una ley que le permita defenderse de las injusticias del poder, y todavía un vergonzante diputado declara de manera asquerosa pronto habrá una ley de participación ciudadana, después de que la desaparecieron en su afán por servir al poder por unos pesos, como judas entregó a Jesús, así ahora que estamos en Semana Santa es bueno recordarl,o así se ha entregado a el Congreso de este estado al Ejecutivo, por unos pesos.
Como nunca, hemos regresado a las prácticas del porfiriato, si no te agachas y cumples lo que te dice el que manda eres nefasto, y muy probablemente en esos pleitos que se han convertido a diario pierdas la vida sin importar edad o trascendencia solo por el hecho de no estar de acuerdo.
Somos un pueblo que ha dejado de defender a sus iconos, a los que lo representan y no políticamente sino intelectualmente, o moralmente tenemos que aguantar que un nuevo museo se llame como el cuate de una señora con influencia y que no tiene nada que ver con Morelos, porque, estamos asustados, tenemos miedo, hemos llegado a la conclusión que ni el salir a la calle como lo hemos hecho cambia las cosas, que se burla de uno la autoridad y solo ve sus beneficios personales, pareciera que no sabemos defender a nuestro.
Somos un pueblo que vive triste, que el robo, el asalto, la amenaza y el asesinato se le ha vuelto cotidianos, vemos cómo cada fin de semana los jóvenes se van muriendo y nadie dice nada, un pueblo en el que el robo y la impunidad es diaria y todo mundo hace como que no se da cuenta, hoy a 98 años de que el traidor Guajardo asesinara a Emiliano Zapata en la Hacienda de Chinameca, con lo que significaban las haciendas en el mundo revolucionario; estamos en la lona, no tenemos derechos, vivimos en un estado donde el presidente municipal de la capital declara que un mimbro del Congreso le ofreció 80 millones de pesos por la concesión de las luminarias de la ciudad capital, ciudad que vive en tinieblas, que por un pleito absurdo no tiene servicios que debiera y nadie dice nada.
En serio que es desesperante y verdaderamente triste que a 98 años de la lucha de Emiliano seamos un pueblo de agachados, a donde nos imponen todo, solo porque la autoridad así lo quiere, donde la impunidad se encuentra al 100 por ciento, donde la gente de bien tienen que vivir hacinada cuidando como cancerbero su casa, porque si no desaparece lo que tiene, adonde no hay una vida democrática, en un país que se dice democrático y que gasta miles de millones de pesos en instituciones que están corrompidas hasta la médula, en realidad que triste aniversario de Miliano, de nuestro Emiliano, el que ha sido y seguirá siendo ejemplo de generaciones. ¿No cree usted?
EL DÍA 28 de abril, el sensacional baile de los Cuernavacos en Mañanitas Casa Nueva, con la coronación de nuestra hermosa Reina Andrea Primera, hija de la familia Palazuelos Bustillos -distinguidos morelenses- que recibirá la corona de Pau Primera, a beneficio de la Casa Hogar de las Hermanas Trinitarias. No se lo pierda, quedan pocos boletos, que están a la venta en Comonfort 13 y reservaciones en los teléfonos 314 51 91 ó 314 51 87. Los esperamos, para volvernos a ver.
LA EXTRAORDINARIA cantante, maestra Mayda Prado presenta Los pioneros de la Canción del Arte, el próximo 13 de mayo en la Sala Manuel M. Ponce. Estemos pendientes.

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...