compartir en:

Son varias las nuevas ocurrencias que afectarán a los morelenses, y desde luego tendrán consecuencias políticas, una de ellas fue la marcha del pasado domingo, en el último día de vacaciones de Semana Santa y Pascua a la que dicen que 15 mil personas asistieron; al menos, de acuerdo con el productor de las playeras amarillas que se lucieron, fueron precisamente 15 mil las que el personaje encargado de la remodelación del Zócalo mandó hacer para regalarse al partido del Sol Azteca.
Movilización sin una razón clara del tiempo y del momento que se parece a una manifestación que Carrillo Olea realizó a seis meses de irse de la gubernatura para dar, según él -en aquel tiempo- fe del apoyo popular a su gobierno. Ahora marcharon todos los perredistas apegados al régimen –porque debemos advertir que hay un fuerte grupo en contra-. Estén de acuerdo o no, todos tienen su corazoncito y para el año 2018 quieren que la suerte les sonría; a pesar de que muchos de estos “maravillosos líderes” es la primera vez que se ven como tales, ya que llegaron por el dedazo. Los perredistas que hemos conocido a través de la historia, en su mayoría no fueron ninguno de los senadores y hombres con influencia en la base, como Tacho o mi querido amigo el profesor Isaías Cano.
De igual manera (otra ocurrencia) se realizó una junta de delegados con el gobierno estatal donde los federales recibieron instrucciones que, siguiendo el mismo camino implementado para imponer el Mando Único, pretende crear una gran coordinación para tomar el control de los programas federales, y de este modo sería Morelos una vez más el primer estado que realizaría esa “maravillosa obra” -desde luego, según el gobierno de la entidad- que consistiría en quitarle a los presidentes municipales y a los propios delegados de la federación la facultad de realizar las obras federales de acuerdo con sus programas, para que las realice esa nueva coordinación del gobierno del estado y así controlar todas las acciones que serán manejadas supuestamente de manera tripartita (gobierno estatal, la federación y los municipios), pero el plan es que sea el gobierno del estado el único que ejerza el control sobre los programas sociales. 
Se pretende que esto empiece a funcionar en este mismo año que, ya lo sabemos, es el año anterior al año electoral; así, los beneficios serán solo para los candidatos del PRD, porque hay que advertir además que no se ve la participación de los líderes de los demás partidos políticos, quienes al parecer están durmiendo el sueño de los justos; prueba de ello es que ninguno ha dicho nada. Y si no es por sueño, quizá será porque ya les llegaron al precio. Todos sabemos que los diputados de oposición están “maiceados” y no tienen ni el mínimo recato al demostrarlo; sólo vea usted la manera que se agachan los diputados de oposición ante la autoridad del  gobierno estatal, que desde luego es quien dicta la política local y también la federal, pues, sencillamente, se pide el cambio de los delegados federales que no estén de acuerdo con el régimen, sean buenos o malos.
Mire usted, el pasado domingo, en las notas en Twitter podíamos ver con claridad lo que era la publicidad gubernamental, pero al entrar a los comentarios, la gran mayoría de la gente común señalaba que el problema es cuánto nos iba a costar la marcha, ya que se pagaría con recursos públicos, además de que había sido dirigida y no una marcha ciudadana. No es cuestión de una opinión particular, pues cualquiera lo puede ver entrando a los comentarios y viendo desde las “maravillosas” opiniones al respecto de diputados, funcionarios y nuevos líderes y lo que piensan los ciudadanos de a pie: el gastar en publicidad es una cosa, pero en las redes sociales la situación es otra, ya que ahí hay mayor libertad; y claro que todos tienen a sus equipos, que por lo regular insultan y cuestionan cuando no está alguien de acuerdo, pero sus comentarios a favor del gobierno son tan burdos que cualquiera de da cuenta de lo que son, y ese tipo de apoyo a fin de cuentas no le sirve a nadie. ¿No cree usted?
UN ÉXITO resultó la ópera el pasado 2 de abril, en vivo desde el MET de Nueva York, que presentó Amigos de la Música de Cuernavaca. El lleno total del auditorio del IMTA es resultado del trabajo de este grupo extraordinario de melómanos que trabajan a favor de la buena música. Felicidades a Sergio, Ma. Luisa, Roxana, Lilia y Elizabeth por ese maravilloso trabajo. Así sí se hace cultura.
Y EL PRÓXIMO viernes de 8 de abril se llevará a cabo el baile de los Cuernavacos, en las bellas instalaciones de Mañanitas Casa Nueva; la razón: hay que volvernos a ver, y desde luego ayudar a la Asociación Civil “La Casa del Buen Señor”, que dirige nuestra amiga Susan Grilo. Se coronará a la reina de los Cuernavacos 2016: Pau Primera, nieta de uno de los hombres más prestigiados en Cuernavaca: el doctor Andrés Villasante. El evento casi se encuentra vendido en su totalidad, pero lo esperamos. Información al 3-14–51-91, o en la tarde-noche en Comonfort 13, en el Bar Yupi Yapa.

Por: Teodoro Lavín León  /  [email protected] / Twitter: @teolavin