compartir en:

Algo que se ha convertido en característica de este régimen son las medias verdades y las mentiras; son el pan nuestro de cada día: sacan una foto de seis personas jugando en el Zócalo y nos dicen que estuvo repleto, cuando por las tardes-noches el centro de la ciudad parecía pueblo fantasma y no se paraban ni las moscas.
¿Por qué decir medias verdades, que en realidad son mentiras?, porque una golondrina no hace verano, como diría mi querido maestro. Así las cosas, la verdad es que la situación sigue siendo menos o más publicitada a favor, pero la misma que vivíamos hace varios años y en 89 días del año van más de 103 secuestros. Antier mataron a un medallista olímpico porque se le ocurrió hacer ejercicio en la vía pública; los comerciantes de Cuautla y Jojutla tienen que “pagar piso” y nadie dice nada por temor a las metralletas. El ejemplo por su calidad de atleta famoso del ex medallista olímpico es muy claro y su hijo envió un recado bastante claro; vea usted:
El hijo de Francisco García Moreno, Francisco García Sesma, estaba consternado y dijo al Ejecutivo: “Le hago esta gran petición en cuanto al tema de la impunidad, el tema de la inseguridad”, lo mismo que a Cuauhtémoc Blanco, “él me va a comprender porque es deportista; hace poco platicaba con Moctezuma Serrato y le externaba que teníamos que hacerle un homenaje a mi papá en vida, pero desgraciadamente falleció y se va con la frente en alto. Pido a las autoridades que esto no quede impune, que revisen las cámaras, que se busque al culpable y que pague; bueno, se fue un grande y lo estamos tomando como lo que fue; me dio mucha fortaleza ver a tanta gente reunida de todos los que lo quieren”.
Todo esto sucedió durante las exequias, después de que fue lamentablemente  asesinado Francisco García Moreno, integrante de la Selección Olímpica de México 68 en el equipo de Waterpolo, quien salió a correr, como era costumbre, por las calles de Cuernavaca, pero ya no regresó a su casa. Según el reporte policial, fue encontrado el sábado como a las 8:00 horas en la calle Abraham Zepeda, de Tlaltenango, Cuernavaca, y las autoridades lo dieron por desconocido. En el lugar se encontraron casquillos de 25 milímetros, una cadena y unos lentes, por lo que se dice que pudo haber sido un asalto, pero también pudo tratarse de un “levantón” y, al oponerse, el ahora occiso fue baleado, aunque las autoridades no han desmentido ni confirmado nada, para variar.
Al enterarse de la noticia, el mundo deportivo se volcó a los funerales, y después del acto religioso fue despedido con una fuerte ovación el profesor Francisco García Moreno, ex seleccionado de los Juegos Olímpicos México 68. La gente en el lugar gritaba: “Panchote, Panchote, Panchote”, cuando salía el cortejo fúnebre rumbo al Panteón La Leona, en la colonia La Carolina, de Cuernavaca.
En el velatorio estuvo su gran amigo Felipe “Tibio” Múñoz , (ganador de una medalla olímpica de oro en natación), quien dio el pésame a la familia y señaló que Francisco García Moreno era nuestro hermano, y no solamente como compañero olímpico; llegamos al Comité Olímpico muy niños y así nos la jugamos por México; estuvimos en muchas giras y los deportistas en ese tiempo éramos concentrados en cuartos grandes como para 12 personas, por eso permanecimos tanto tiempo juntos. Bien recuerdo que en una gira por Europa él se quedó por Hungría para seguirse preparando con los grandes y se fogueó mucho, por ello él fue el mejor jugador de waterpolo de todos los tiempos por nuestro país. Lamentablemente, tuvo la mala fortuna de encontrarse con la delincuencia que está en todas partes y le arrebataron la vida. Descanse en paz el amigo y hermano Panchote”, concluyó. También lamentaron lo ocurrido otros ex seleccionados de waterpolo, como Antonio Jamith, Hugo y Arturo Valencia, Leonardo Jamith, Daniel Gómez, Luis Arturo Acosta, Francisco Contreras, Hugo Juárez y Ricardo Contreras, presidente de la Federación Mexicana de Boxeo, así como Norma Baraldi Briseño, ex clavadista de los Juegos Olímpicos de Montreal 1976. 
También, en la despedida estuvo Enriqueta Basilio, quien encendiera el fuego Olímpico en México 68. ¿No cree usted?
AMIGOS DE LA MÚSICA de Cuernavaca presenta: Madama Butterfly, de Giacomo Puccini, el 2 de abril, a las 11:00 horas, en el auditorio del IMTA, en Paseo Cuauhnáhuac 8532 de Jiutepec, en pantalla gigante, en transmisión directa en alta definición desde el Metropolitan Opera House de Nueva York. Lo esperamos.
Y EL PRÓXMIO 8 de abril se llevará a cabo el baile de los Cuernavacos, en las bellas instalaciones de Mañanitas Casa Nueva; la razón: hay que volvernos a ver; y desde luego ayudar a la Asociación Civil “La Casa del Buen Señor”, que dirige nuestra amiga Susan Grilo. Se coronará a la reina de los Cuernavacos 2016, Pau Primera, nieta de uno de los hombres más prestigiados en Cuernavaca: el doctor Andrés Villasante. El evento casi se encuentra vendido en su totalidad, pero lo esperamos. Información al 314-51-91 o en las tardes-noches en Comonfort 13, en el Bar Yupi Yapa.

Por: Teodoro Lavín León  /  [email protected] / Twitter: @teolavin