compartir en:

Ante la amenaza de abrir la fosa de Tetelcingo el próximo 18 de mayo, familiares de víctimas desaparecidas en Morelos se reunieron este lunes con la titular de la PGR, Arely Gómez, a quien solicitaron la participación de peritos independientes de la UAEM para realizar los procesos de investigación e identificación de cuerpos. Por ello se llevó a cabo el pasado lunes dicha reunión en la PGR de la República y en ella se abordó el caso de las fosas ubicadas en el predio El Maguey, de la comunidad de Tetelcingo, en el Municipio de Cuautla, Morelos. Los acuerdos ahí tomados fueron:
1.- A solicitud de colaboración de la Fiscalía General del Estado de Morelos, dirigida a la Procuraduría General de la República, a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, estas instancias manifestaron que, en el marco de sus atribuciones legales, colaborarán con la Fiscalía General del Estado de Morelos en la exhumación de los cuerpos que se encuentran en las fosas y en la toma de sus perfiles genéticos, misma que se realizará en la fecha que se acuerde entre las partes, considerando la mecánica técnica de intervención acorde con los protocolos internacionales en la materia.
2.- A petición de los familiares de las víctimas de personas desaparecidas, las instituciones presentes en la reunión reconocen la participación de la UAEM en el proceso de acompañamiento respecto de las fosas de Tetelcingo, tanto en las diligencias que se realicen como en las mesas de trabajo.
3.- Las instituciones y las organizaciones de familiares participantes acordaron establecer un equipo de trabajo respecto a las fosas de Tetelcingo, el que comenzó a sesionar al término de la reunión.
4.- Las instituciones reconocen el derecho de las familias de las víctimas de personas desaparecidas para ejercer todos sus derechos en el ámbito de la procuración de justicia federal y la defensa de los derechos humanos y de los derechos de las víctimas.
Roberto Villanueva, director de Atención a Víctimas de la UAEM, explicó que su petición hecha en esta misma reunión se basa en que en la fosa de Tetelcingo, se presume, pueden existir desapariciones forzadas y víctimas de tortura o de cuestión extrajudicial, lo cual sólo se sabrá a partir de abrir las fosas y de hacer una investigación seria, independiente, en colaboración con instituciones federales.
Por ello la petición de las familias de contar con un experto independiente; y en este caso quieren que sea la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) quien lleve a cabo este proceso, de tal suerte que el pronunciamiento ha sido público a la sociedad y fue entregado a la titular de la PGR.
“Lo que explicamos es el porqué se debe garantizar este derecho, y además se entregará un oficio a cada una de las instituciones encargadas en el tema de derechos humanos y seguridad pública”, acotó Villanueva.
El propio Roberto Villanueva explicó que hay dos organizaciones principales y redes de familiares de víctimas que están haciendo trabajos en paralelo; por un lado está la Brigada Nacional de Búsqueda, la cual también ha acompañado el programa de atención a víctimas en Veracruz, donde en el curso de dos semanas se encontraron 15 fosas clandestinas.
Ahí se tiene reportado el descubrimiento de fosas del crimen organizado, siendo que hasta el momento se han contabilizado alrededor de 300 hallazgos de fragmentos de personas. “No sabemos cuántas personas sean y, por otro lado, está el seguimiento que se está haciendo, no sólo en Morelos, pero que sí es el más claro de todo el país, lo que es el tema de las fosas de la fiscalía”, agregó.
A dicha reunión asistieron y participaron el pasado 9 de mayo de 2016, a las 12 horas, en las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR), la procuradora general de la República, Arely Gómez González; el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez; el comisionado presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Jaime Rochín del Rincón; el segundo visitador de la CNDH, Enrique Guadarrama López; el subprocurador de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad, Eber Omar Betanzos Torres; el secretario técnico de la CNDH, Joaquín Narro Lobo; el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Jesús Alejandro Vera Jiménez; el secretario de Comunicación Universitaria de la UAEM, Javier Sicilia Zardain; el coordinador del Programa de Atención a Víctimas de la UAEM, Roberto Villanueva Guzmán, y representantes de los colectivos de víctimas de la Red de Eslabones por los Derechos Humanos, de la Red Enlaces Nacionales, de la Red Retoño, de Cauce Ciudadano y del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD).
¿Y ahora qué nos van a platicar en el gobierno?, más claro, ni el agua. ¿No cree usted?
¿SE ACUERDA del joven asaltado y vejado?; pues aunque usted no lo crea, ahora le cobraron 6,500 pesos de corralón para recuperar su moto. ¿Alguno de esos hampones podrá entender cuánto cuesta ganar ese dinero trabajando, no robando? No creo. Pero además los “honestos” policías le robaron el casco que se llevaron el sábado en la noche; ¿cómo la ve con estos rateros?

 

Por: Teodoro lavín león / [email protected] / Twitter: @teolavin