Con todo respeto, parece que el ayuntamiento está viviendo una telenovela; en un principio todos allí se aman y después se odian, pues de otra manera no se entiende que, a seis meses de tomar posesión, las cosas estén como están; la verdad es que es necesario poner orden, y si ya se determinó que saliera el señor Yáñez, queremos saber los ciudadanos que pasó con los 160 millones de pesos que pidió a SAPAC.
Estamos de acuerdo en que el edil de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, acuse al ex secretario del Ayuntamiento, Roberto Yáñez Moreno, y al regidor del Partido Socialdemócrata (PSD), Eduardo Bordonave Zamora, de desestabilizar al municipio. Y qué bueno que lo haga del conocimiento público, pero que diga también qué medidas va a tomar el alcalde sobre el dinero saqueado de la paraestatal y sobre los negocios como el de la basura, que cada día es un peor servicio.
El alcalde manifestó que el presidente del partido “ha dicho muchas cosas que le gente ya no le va a creer, él dice que me sacó porque soy corrupto (...) se la pasa hablando y diciendo tonterías”.
Pidió a Bordonave y a Yáñez “que dejen trabajar, que ya no generen más conflictos; ellos quieren paralizar el Ayuntamiento, tanto (Eduardo) Bordonave como (Roberto y Julio) Yáñez, que me dejen trabajar a gusto; ellos me van a seguir sacando notas y la gente no les va a creer; que sigan hablando, yo no les voy a seguir su juego, pero hasta en el fútbol lo he dicho, deja que los perros ladren”.
Aseguró que la salida de Roberto se dio porque “no me parecían algunas cosas, yo lo dije muchas veces (que) soy una persona honesta y trabajadora, que quiere lo mejor para Cuernavaca, realmente no estaba funcionando y tuve que tomar esta decisión, lo que sigue es trabajar”. Esto me parece magnífico, pero también hay que tomar medidas acerca de lo que se han llevado porque es de los cuernavacenses.
Cuestionado sobre los despidos “masivos” al interior de Cuernavaca, el edil respondió que “yo no estoy despidiendo a nadie, simplemente estoy despidiendo a la gente que no es conveniente; hay mucha gente que quiere hacer bulla y estarle dando al Municipio, y no lo voy a permitir; la gente está trabajando normal (...) cuando un equipo de fútbol o una empresa ya no sirven, se hacen los cambios para que funcionen”.
Dijo que los cambios que se han hecho “eran necesarios, creo que no se hicieron bien las cosas como se acordaron, les dije que tenemos que trabajar con honestidad y hacer equipo; lamentablemente no se pudo hacer, por eso vino todo esto de la ruptura con el PSD, ya lo dije muchas veces, estoy firme, nadie me va a quitar de aquí, estoy con los ciudadanos, se los prometí”.
Nadie dice que no, pero ahora nos informan que el propio director del deporte del municipio se queja diciendo que a pesar de que el alcalde de Cuernavaca es deportista, el director del Instituto del Deporte del Municipio, Moctezuma Serrato Salinas, pidió se le inyecten recursos al sector; “no tenemos nada para operar”, más que por medio de donativos y convenios.
El ahora funcionario resaltó que, lastimosamente, no se cuenta con el recurso; sin embargo, “aun así estamos trabajando y tratando de hacer intercambios con empresas que nos apoyan con balones; también hemos hecho mancuerna con casas de deporte que nos han apoyado, al igual que con las universidades, para que demos pláticas en colonias sobre nutrición”.
Cuestionado Serrato sobre la falta de apoyo al deporte, siendo el alcalde deportista, señaló: “Estamos viendo de qué forma ayudamos a la ciudad”.
Dijo que, debido a que al municipio lo dejaron endeudado, “no hay dinero para el instituto; esperemos que pronto se sane para que podamos trabajar bien, esperemos que haya recurso para beneficiar al deporte”.
El titular del deporte llamó al edil Blanco Bravo “para que haya mayor apoyo; así debe ser, esperemos que pronto recibamos el apoyo económico; él ha estado preocupado por activar físicamente a Cuernavaca”.
Manifestó también que, en el tiempo que lleva al frente del instituto, “hemos entregado apoyos muy buenos, porque a pesar de no contar con ningún apoyo económico, hemos activado a mucha gente”.
Serrato Salinas dijo que se coordinan con los demás institutos para ofrecer en vacaciones de verano activaciones físicas y recreativas de manera gratuita; “en colonias nos piden que demos fútbol y baile de zumba; en las bibliotecas de la ciudad damos pláticas de nutrición a través de alumnos de servicios sociales”. 
Esto es algo que no debe suceder; cuando a alguien se le da un cargo, tiene que responder de acuerdo a la política del ejecutivo, y si el director no está de acuerdo y al aceptar el cargo no puso sus condiciones, es su problema; pero para qué quiere amigos de este tipo el alcalde, que son peores que sus enemigos, porque cada quincena cobran su salario. Quizá éste sea otro funcionario que le urge al alcalde cambiar. Al parecer hay caos en la administración y urge que alguien con experiencia y conocimiento ponga orden. ¿No cree usted?

Vivencias ciudadanas
Teodoro Lavín León
[email protected] / Twitter: @teolavin