De acuerdo con una información que se dio a conocer la semana pasada, los honorables –sic- miembros de la Legislatura local iniciaron un juicio político contra el alcalde de Cuernavaca Cuauhtémoc Blanco Bravo, a lo que el secretario general del Ayuntamiento de Cuernavaca dijo no haber sido notificado del mismo, al preguntársele por la respuesta del ayuntamiento a este juicio político.
Por su parte el alcalde de la capital morelense, en un documento que leyó en conferencia de prensa, expreso:
“A los ciudadanos de Cuernavaca: Como es sabido, cuando yo llegué a este cargo de presidente asumí compromisos de transparencia y honestidad con la sociedad de Cuernavaca. No ha sido fácil, porque hemos encontrado muchos intereses políticos opositores a este gran proyecto, la sociedad ha sido testigo de que a la salida de los Yáñez se han incrementado los ataques hacia esta administración, a grado tal que hoy ha transcendido que se pretende iniciar un Juicio Político en mi contra, bajo causales que desde luego no dan lugar a ese tipo de juicio; más bien lo que observamos es el temor de la clase política de que el presidente de esta ciudad pudiera competir para el 2018 como candidato a gobernador.
“Hoy quiero decirles que mi compromiso es con la sociedad de Cuernavaca, no estoy pensando en ser gobernador, sino más bien jugar mi rol de presidente municipal, por ello le pido a los señores regidores se sumen y apoyen a este proyecto y no traicionen a la sociedad a la que nos debemos, toda vez que sabemos con razón sobrada que, además de los hermanos Yáñez, quien ha estado y está atrás de las denostaciones en mi contra y del avance y desarrollo de esta administración municipal, es el presidente estatal del PRD en Morelos, el señor Rodrigo Gayosso Cepeda, quien al tener un dominio total de los diputados del Congreso se han atrevido injustamente a presentar una denuncia penal sin fundamento en mi contra, y hoy impulsa el juicio político también en contra de mi persona.
“Mi compromiso es y seguirá siendo Cuernavaca, por ello, aunque no tengo apoyo político de ningún partido por el momento, sí lo tengo de la mayoría de los ciudadanos y con ellos haré los esfuerzos para salir victorioso, aún en contra de las ambiciones desmedidas del señor Rodrigo Gayosso Cepeda, quien por todos los medios busca evitar el crecimiento de Cuernavaca, a grado tal de impedir incluso que los diputados federales bajen recursos a favor de este municipio y yo haya tenido que buscar otras alternativas con diputados que representan a otros estados, y no a Morelos, por prohibición que les hizo el señor Gayosso, queremos dejar claro que no permitiremos por ningún motivo que el señor Rodrigo Gayosso siga haciendo negocios y mucho menos a costa de este municipio, como la implementación del proyecto de luminarias y el destino final de la basura, cuya aprobación por el Congreso del Estado se hizo hasta por los próximos 20 años, endeudando a los ciudadanos de Cuernavaca, y cuyo negocio pretende explotar Rodrigo Gayosso Cepeda.
“Por último, quiero dejar claro, hoy soy presidente municipal de Cuernavaca y ahí están enfocadas mis energías, le pido al señor Gayosso que nos deje trabajar, y si él pretende ser gobernador en el 2018, que haga lo suyo sin denostar los esfuerzos nuestros, porque con eso deja claro que lo que menos le importa es la sociedad morelense.
“En casi este año que he sido presidente de este municipio, he conocido a mucha gente buena, a mucha gente que ha demostrado tener real amor por su ciudad; con esta gente coincide su presidente; por ello, les pido que sumemos esfuerzos de manera conjunta, que demostremos que somos más los que queremos el bien para Cuernavaca; cuentan conmigo para sacar adelante a nuestra ciudad, y les pido también su apoyo, porque en este momento lo necesito más que nunca. El esfuerzo vale la pena, como vale la pena luchar por nuestras esposas, nuestros hijos y nietos que son las futuras generaciones.”
Como usted puede ver, el alcalde se defiende y señala a sus adversarios políticos y dice estar pendiente de la ciudad. La verdad es que la ciudad está patas para arriba; la seguridad está cada día peor; el orden en la vialidad es casi nulo y circula uno por pura necesidad; los servicios son realmente deficientes; el agua potable esta cada día peor porque ocupan la SAPAC como caja chica y, como todos se echan la culpa unos a otros, los que la pagamos somos los ciudadanos.
Realmente, después de los escándalos de los rateros gobernadores, nos quedamos pasmados al ver cómo los políticos se enriquecen y en qué cantidad; así podemos ver que la época de Miguel Alemán cuando decían que habían nacido muchos millonarios, éstos eran unas blancas palomas en comparación con los ahora delincuentes de cuello blanco, los que desde luego se protegen unos a otros. Los ciudadanos ya no creemos en la honestidad de los mismos, pero es grave enterarnos de que han decidido pasarse el poder como si fuera un reino, heredándolo a sus familiares; pero lo más grave es que viven en pleito, además con un Congreso que es una verdadera vergüenza para los morelenses; y con autoridades que, en lugar de servir, sólo nos dan discursos y no resultados en beneficio de la ciudadanía. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...