compartir en:

Como siempre que dicen algo los medios oficiales, se trata de medias verdades y medias mentiras; así es el portal con el que tanto escándalo ha hecho el Gobierno del Estado y ha gastado millones y millones en publicidad. Se quiere tapar el sol con un dedo, mientras que el análisis realizado por el director adjunto de “Morelos Rinde Cuentas” Roberto Salinas, nos da una claridad interesante sobre los grandes errores que acaban con la supuesta transparencia que el gobierno no deja de publicitar.
La falta de profesionalismo de quien ha sido el realizador de ese esfuerzo, que nos costó caro a todos los morelenses, nos da clara visión de que son mentiras transparentes, las que -teniendo buena leche y con ganas de creer- aún pensamos que por lo menos se trata de errores.
Con gran orgullo, el Gobierno del Estado de Morelos presentó el lunes 24 de julio su portal http://transparenciaenobra.morelos.gob.mx; en ésta página, que al abrirla llaman la atención las imágenes de las obras “emblemáticas” de la administración de Graco Ramírez y la leyenda “Cuentas claras generan confianza”, parece algo alentador y un gran avance en materia de transparencia.
En verdad que entendemos que están en “operación cicatriz” a pasos agigantados, pero el que se rindieran cuentas sobre las obras es algo que nadie quiere ni puede creer porque resulta sospechoso.
La habilidad de los publicistas del régimen y las tablas del Ejecutivo, desde luego, crearon lo que ahora ha causado desilusión, pues el entusiasmo termina pronto al ver las fichas de las obras, de las cuales en algunos casos se observan imágenes de un mapa de Google para ubicar cada obra e información incompleta o parcial de cada una de ellas.
De la información presentada se puede considerar parcial y engañosa la “Inversión autorizada”, ya que lo autorizado no necesariamente es lo mismo que lo pagado al concluir la obra. Como ejemplo tenemos la autopista, mejor conocida como el Paso Exprés “Tlahuica”, que tuvo un costo programado de mil millones de pesos y terminó pagándose el doble; así que la “Inversión autorizada” en este portal, podría también ser un engaño solamente para no darnos a los ciudadanos la cifra real.
Los expertos sobre el tema nos señalan que a la información presentada por el Gobierno de Morelos le faltan muchos elementos, o más bien muchísimos, para que la consideremos como un ejercicio transparente y de cuentas claras; es más, la información no cumple ni siquiera con lo básico de las obligaciones de transparencia y mucho menos podría calificar como un ejercicio de transparencia proactiva (informar más de lo que marca la ley).
¿Qué información omitieron dar a los ciudadanos? Por decir algunos detalles: número de obra, número de contrato, tipo de adjudicación, fecha de la adjudicación, participantes en el proceso de adjudicación, oferta de cada participante, nombre del proveedor de la obra, fecha exacta de inicio y término (sólo incluyen mes y año), la fuente de los recursos (federales, estatales o endeudamiento), inversión final de la obra, nombre de los supervisores internos o externos y número de la auditoría que se realizó, entre otras cosas.
Es increíble que a 15 días de abrirse el socavón del Paso Exprés, de la muerte de dos personas y de las desafortunadas declaraciones de omisión y corrupción entre autoridades, se publique un portal en el que, al parecer, sólo se pretende tomar el pelo a la ciudadanía y salir a difundir una etiqueta de falsa transparencia. ¿Quién se encargó del portal? ¿En verdad creen que esto es transparencia? ¿Creen que esto nos deja tranquilos para pensar que no hay corrupción? Como podemos ver, la cosa no es tan sencilla como parece, pues para hacer transparencia es necesario cumplir con una serie de requisitos que el portal no cumple. Estamos de acuerdo en que es un primer esfuerzo, si es que así es, pero en verdad no sé de qué se ufana tanto el gobierno cuando las cosas técnicas están mal y las políticas peor. ¿No cree usted?
EL PASADO sábado y domingo la maestra del bel canto Mayda Prado presentó con sus alumnos del curso de verano conciertos verdaderamente extraordinarios que hicieron vibrar la sensibilidad de quienes asistimos, voces jóvenes y bellísimas nos hicieron el recorrido por la historia de la ópera, para terminar con una hermosísima Traviata en la que participaron todos. El esfuerzo que realiza la fundación de la maestra Prado es digno de conocerse, pues voces que en algunos lugares de México fueron mal orientados, logró que éstas brillaran de manera extraordinaria; todo ello a pesar de que, a última hora, el rector del CEMA -de donde ella es maestra como lo son la mayoría de los alumnos- le cancelara el uso de una camioneta para que viajaran a dar el concierto en la Ciudad de México. Qué mediocridad de rector; no es posible que por 2,500 pesos haga esas cosas. Pero, en fin, el concierto en el Munal fue un éxito y se dedicó al maestro cuernavecense Jorge Cázares. Felicidades, Mayda.

Por Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin