Así describen los habitantes del Fraccionamiento Maravillas lo que les ha sucedido en los últimos seis meses después del temblor del 19 de septiembre, donde los diputados y su corte de lambiscones han alquilado varias casas alrededor de la calle de Aurora, en la cual han tomado todas y cada una de las calles como de su propiedad.
Los empleados de los señores diputados, y ellos mismos, se estacionan donde se les pega la gana, sin importarles si es la entrada de vehículos de alguno de los propietarios de sus casas. Los vecinos están desesperados porque los advenedizos dejan la basura en todos lados, comen en las oficinas o a media calle y los desperdicios sólo los ponen en una barda o en una puerta.
La prepotencia de los diputados y sus empleados es impresionante, y si se les reclama que no se estacionen frente a alguna puerta porque salen vehículos, se molestan y hablan de su fuero constitucional. La verdad es que haber puesto provisionalmente las oficinas de los diputados allí es una monserga que ya nadie aguanta.
No cabe duda de que los hampones de cuello blanco, como estos vendidos al gobierno estatal que son los diputados locales, ya no saben cómo hacerse los importantes, aunque el papel que han desarrollado en esta legislatura es el peor de la historia de Morelos. Nunca habíamos tenido un Congreso tan vendido como éste y, para colmo, ahora han tomado esa parte de la ciudad como si fuera suya.
La verdad es que los vecinos confiesan que han perdido toda la tranquilidad en la que antes vivían, por lo que nos piden hacerlo del conocimiento público, ya que la horda de políticos, como ellos los llaman, han acabado con la tranquilidad de la colonia, donde estacionan sus vehículos de los dos lados de la calle y no permiten prácticamente el tránsito, lo que verdaderamente origina un caos que contamina, trae gran cantidad de ruido y no permite vivir en paz.
No cabe duda de que los señores diputados pudren cualquier cosa. Ahora ya no hay dinero, pues ya “se lo clavaron” entre ellos mismos y la inútil presidenta. Y al parecer no le hace falta más que el antifaz distintivo de los malhechores; pero, eso sí, mantienen su situación porque son bien lambiscones con la autoridad superior.
Esos son a los que no debemos de reelegir. Hay que desecharlos como las porquerías que son. ¿No cree usted?
Reunión de la Asociación de Diagnóstico de Emisiones Contaminantes, A. C.
Con una asistencia de más de 150 participantes, el día de ayer se llevó a cabo la reunión de la Asociación de Talleres de Centros de Diagnóstico de Emisiones Contaminantes de Morelos, A.C., en el curso de la cual se entregó un reconocimiento al diputado Aristeo Rodríguez, quien dijo que es un placer recibirlo y dijo que Semarnat y la Profepa se están haciendo como que no entienden y que necesitan que “El Greñas” Topiltzin les permita entender lo que sucede: que es carísimo el servicio y hay que bajar los precios, pues se nota que Kawagi tiene muchos contactos, pero esperan que esto se arregle.
Los miembros de la asociación fueron quienes iniciaron la queja por el mal funcionamiento en los servicios de los verificentros y ahora toman un curso de la realidad de las emanaciones toxicas, de lo que los vehículos emiten porque les comprobaron que así sucede.
Se está iniciando un grupo de centros de diagnóstico, conformado por cuarenta talleres capacitados en el tema de emisiones contaminantes de vehículos automotores, con el propósito de atender vehículos que han realizado el trámite de verificación vehicular y que han sido rechazados no aprobando los límites de dichas emisiones perjudiciales.
Están organizados por zonas para cubrir el estado y tener talleres capacitados que puedan resolver la problemática del rechazo de vehículos en el proceso de verificación, talleres que realicen diagnósticos certeros con las refacciones adecuadas y con el objetivo de que el gasto de la ciudadanía sea sólo el necesario.
Son ciudadanos comunes y corrientes los encargados de centros de servicio y talleres de reparación del sistema de escapes que quieren brindar a la ciudadanía un servicio que resuelva la verificación de sus vehículos en la zona sur, donde tienen 15 talleres capacitados, en el centro 22 talleres y en la zona oriente tres; y en lista de espera 50 talleres en proceso de capacitación, formando una asociación civil de centros de diagnóstico de emisiones contaminantes del estado de Morelos.
Debido a la falta previa de preparación del personal, ya se entregaron reconocimientos a 40 talleres capacitados y se entregaron reconocimientos de la Secretaría de Desarrollo Sustentable. A la asociación la preside el profesor Ismael Domínguez, quien entregó a los cuarenta talleres el reconocimiento por su capacitación.
Qué interesante y qué buen ejemplo nos dan los mecánicos del estado al poner un esfuerzo en capacitar para hacer las cosas bien. No sólo defienden el derecho que tenemos los ciudadanos en cerrar los verificentros, que son un negocio de los de siempre en el gobierno, sino que se reúnen y se capacitan para hacer las cosas en beneficio de todos. Qué buen ejemplo, ¿no cree usted?

[email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA: