compartir en:

Para poder entender lo que sucede cuando alguien cercano a ti te traiciona  tienes en primer término que verlo de una manera fría y preguntarte a ti mismo si se trata de un malentendido. Es fácil molestarse si crees que alguien cercano te ha traicionado, pero necesitas estar seguro de que dicha traición haya ocurrido. Piensa en la posibilidad de que hayas sacado conclusiones de forma apresurada. Asegúrate de que tu amigo realmente haya hecho algo malo.
¿Cuál fue tu papel en dicho incidente? ¿Es posible que hayas hecho una suposición que llevó a un malentendido o al enojo?
Descubre lo que realmente pasó. Pregunta a terceras personas que pueden saber lo que ocurrió para obtener más información.
Considera toda la información, incluyendo la tuya. Si tu amigo realmente ha hecho algo malo, ¿lo ha admitido?
Es claro que una confesión no es la única evidencia de culpabilidad, pero debe ser tomada en consideración. De otro modo, debes considerar la posibilidad de que exista un malentendido. Esto no quiere decir que todas las personas que son culpables confiesen serlo. Muchas no lo hacen. Ten en cuenta toda la evidencia y toma una decisión sobre lo siguiente que harás si se ha producido la traición.
Por ejemplo, si le has contado un secreto a tu amigo y de pronto todos saben acerca de ello, es probable que sospeches que te ha traicionado. Pregúntale si le ha dicho intencionalmente a alguien o si fue un accidente.
Pregúntate a ti mismo cómo se puede estar sintiendo la otra persona. Si tu amigo está tan enojado como tú, tal vez debas entender su perspectiva. Intenta ponerte en sus zapatos. ¿Podrías haber dicho algo que fue malinterpretado por él o ella, o viceversa?
También debes entender que no sabes qué es lo que está pasando en su vida, por lo tanto, debes ver el problema desde su perspectiva. Si tu amigo está abierto a la posibilidad, pregúntale cómo se está sintiendo. Uno nunca sabe qué podría estar pasando, así que debes intentar verlo desde su punto de vista.
Siguiendo el ejemplo anterior, comprende lo que tu amigo sintió al guardar tu secreto. ¿El secreto era una carga demasiado pesada de llevar? Además, considera si tu amigo se siente mal.
Ponlo en perspectiva. Hay dos lados en cada historia y hay muchos elementos que influencian un evento. Intenta mirar la situación de forma objetiva. Alejarte de la situación y pensar qué le ha ocurrido a alguien más te permite ver el incidente de manera distinta. De esta forma, es posible que veas la situación y la comprendas desde un punto de vista totalmente diferente.
Esto no quiere decir que, luego de que lo hayas hecho, no pensarás que nada malo ha ocurrido. Es posible que sigas llegando a la misma conclusión: creer que tu amigo te ha traicionado ya sea que mires la situación objetiva o subjetivamente. En este caso, tendrás que considerar la forma en que quieras proceder.
Luego de revisar la situación de forma objetiva, es probable que desarrolles algo de compasión por tu amigo. Esto no significa perdonar su comportamiento, pero debido a que tienes un punto de vista diferente de la situación, te sentirás de forma distinta. Tener compasión por la persona que te traicionó te ayudará a seguir adelante.
También puedes empezar a darte cuenta de en qué forma has podido contribuir a la situación que llevó a la traición, ya sea al hacerse de la vista gorda o ignorar algo. Es una realización poderosa y un llamado de atención para hacer frente a aquello que se ha pasado por alto.
¿Fue demasiado pedirle a un amigo que guarde un gran secreto? ¿Es tu amigo una persona chismosa? ¿Habla sobre los asuntos de los demás? Si es así, tomaste una mala decisión al creer que tu amigo guardará tu secreto.
Buen tema para meditar, ¿no lo cree?
NOS ENTERAMOS que murió mi amigo y extraordinario periodista Rene Avilés Fabila, con el que compartí interesantes momentos en el Instituto Mexicano de la Radio cuando lo dirigió mi amigo Teodoro Rentería Arroyave; hombre inteligente, culto y sobre todo valiente que luchó siempre por su ideales. Descanse en paz.

*Tomado de es.wikihow.com 

Por Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin