Los problemas por la termoeléctrica de Huexca siguen y la situación, a pesar de todos los esfuerzos por llegar a acuerdos, no ha llegado a solucionarse. Los interesados se dicen traicionados por el Presidente de la República y la CFE tiene otros motivos. Veamos:

Los integrantes de la Caravana en Defensa del Agua y la Tierra en donde viajan habitantes de los estados de Oaxaca, Querétaro, Puebla, Morelos, Veracruz, Guerrero y Estado de México tomaron de manera simbólica las instalaciones de la termoeléctrica ubicada en la comunidad de Huexca en Yecapixtla.

Señalan que la termoeléctrica y el Proyecto Integral Morelos son “proyectos de muerte”, ya que ponen en riesgo a quienes viven en la zona y quitan el agua para la producción agrícola y el uso de la población.

Los integrantes de la caravana visitaron la comunidad de Huexca, en donde se reunieron con habitantes y con quienes mantienen un plantón en el exterior de la termoeléctrica, no permitiendo ni la salida ni la entrada de vehículos y del personal de la misma, ya que acusan de que quita el agua para el campo y para el uso de los hogares.

Los representantes de la Caravana manifestaron que, en el recorrido que han llevado a cabo, se ha encontrado que la principal problemática en las comunidades ha sido la lucha por el agua, la que ha sido robada o tomada por empresas transnacionales. Señalaron que han logrado ingresar a una comunidad de Guerrero, en la cual han decidido tomar la armas y no permitir el acceso a nadie como una forma de seguridad para evitar ser víctimas de la delincuencia, pero dicha caravana ha ingresado y les ha manifestado a los habitantes su apoyo en su lucha.

Señalaron que se busca sumar en una sola lucha los movimientos que se han encontrado en su recorrido por los distintos estados del país, ya que lamentaron que el actual gobierno traicionó los ideales que señalaba tener a favor de los pueblos y las comunidades, y detallaron que, si la termoeléctrica se retira de Huexca, sus instalaciones pueden ser ocupadas para la creación de una universidad que permitirá brindar educación profesional a jóvenes de la comunidad y de la región de forma gratuita.

Por su parte la CFE, para evitar la desinstalación de la infraestructura eléctrica de la central de ciclo combinado de Huexca, solicitó la clasificación de los documentos relacionados con la entrega-recepción de este megaproyecto construido para hacer frente a la falta de energía en el centro del país desde el año 2012, según fue confirmado por su unidad de transparencia el pasado 19 de abril, y dado a conocer por el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala (FPDTA-MPT), en el marco del décimo aniversario del movimiento de resistencia contra el Proyecto Integral Morelos (PIM).

En opinión de Juan Carlos Flores Solís, representante legal del frente, la negativa de la CFE a hacer pública esta información da cuenta de las irregularidades de la obra que se edificó pese a la oposición de las comunidades cercanas, y que, según la compañía, entró en operaciones el año pasado. Y agregó: “Se solicitó la información de la entrega-recepción de la termoeléctrica, de la dirección general hacia la EPS (Empresa Productiva Subsidiaria) Generación I. Ahí viene la situación contractual del tema del agua, las fallas que ha tenido y que todavía mantiene”; por lo que el abogado dijo que, en el momento en que la central fue entregada a la empresa para su operación, en septiembre pasado, seguía presentando 97 de las 839 deficiencias técnicas que se habían detectado inicialmente.

“Dicha documentación fue requerida entonces vía transparencia a la CFE, para analizarla en la estrategia legal de la defensa de las comunidades afectadas, obteniendo como resultado la reserva de la información por dos años, porque, señala la CFE, podría afectar su estrategia jurídica con graves repercusiones”.

“La condena puede ir (sic) desde una indemnización económica hasta el retiro de la infraestructura eléctrica, pudiéndose dejar sin abasto o suministro de energía a grandes regiones del país, representando serios daños a la población, a la red de transmisión y al patrimonio de la empresa”, explica la compañía.

Con una inversión de 25 mil millones de pesos, esta central de ciclo combinado fue construida entre los municipios de Yecapixtla, Ayala y Cuautla, en la región oriente del estado de Morelos, con la finalidad de atender la deficiencia de electricidad que se presentaría en el centro del país a partir del año 2013, según las estimaciones de la CFE. En noviembre pasado, la subgerencia de selección de sitios de la empresa confirmó que la central ya estaba en funcionamiento, y que ya suministraba electricidad a comunidades, empresas y hospitales.

A 10 años de que la comunidad de Huexca se alzara contra esta obra, el FPDTA-MPT anunció que este llevará a cabo una serie de actividades en la comunidad de Huexca, entre ellas una conferencia de prensa.

Un añejo conflicto que, a pesar del tiempo, no ha tenido solución y es algo que nos afecta a todos. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado