Nos guste o no, la visita de Margarita Zavala y la del presidente del PRI Enrique Ochoa han sido el banderazo para el inicio de la sucesión gubernamental, y lo más terrorífico es que hay diputados locales que quieren reelegirse. Sí, aunque usted no lo crea, a pesar de su pésimo trabajo lo quieren hacer y nada más falta que se los permitamos. Por lo pronto, es importante ver cómo se empiezan a manejar los grupos de los diferentes partidos políticos.
En el PRI todos quieren, pero ninguno tiene arraigo o fuerza popular como para ganar una contienda tan difícil como la candidatura a la gubernatura; desde luego que entre esos muchos que quieren se habla de que el ex candidato Amado Orihuela quiere repetir; también quiere Guillermo del Valle, delegado del ISSSTE, y de no ser él, la propia Maricela Sánchez podría ser; desea serlo Matías Nazario, que es diputado federal y tiene el apoyo del SNTE, su problema sería que es de Oaxaca; el doctor que es líder del STIMSS es un líder nacional, y desde luego eso le da presencia; hay quienes en la iniciativa privada mencionan al presidente local del PRI Rodolfo Becerril.
Les siguen en la lista la ex candidata a la alcaldía de Cuernavaca Maricela Velásquez; el subdirector de la Lotería Nacional, Víctor Saucedo; el delegado de Sedeso Jorge Meade, quien es el que ha estado en contacto con todo el estado con un arduo trabajo; y desde luego Vinicio Limón, de la CTM, quien dice que será independiente, pero si lo acoge su partido se quedará; más todos los que se acumulen a pesar de que el tricolor está dando muestras de estar muriendo. La tarea va a ser muy difícil para poder resucitarlo.
En el PAN, desde luego que Javier Bolaños va adelante; es el presidente del Congreso y nadie que tenga sentido común lo sacaría de la lista, su lado negativo más grande es que no es morelense y, después de la experiencia actual, eso puede pesar; quien le hace sombra es la determinación de los que son, pero los panistas, de veras panistas, no lo quieren, lo ven como un externo y desean que sea un miembro del grupo de Marco Adame: el diputado Víctor Caballero, quien los represente en la contienda. Éste es un hombre bueno, que nació en Cuernavaca, de familia antigua, lo que le da puntos. Aunque también se podría de plano buscar un externo si Margarita  Zavala gana la candidatura presidencial; el que tendría mano sería el ex sacerdote Antonio Sandoval, quien ya tiene un pequeño camino recorrido y, desde luego, cabe esperar que brinque alguno más. Pero al parecer, hasta hoy, por el PAN así van las cosas.
Por el PRD, las cosas ahora se ven más claras con la llegada de Alejandra Barrales a nivel nacional, lo que le abre el camino a Mancera para la Presidencia de la República; aquí los grupos están agazapados del grupo en el poder, pero el que está muy apuntado es Rodrigo Gayosso y en el otro extremo, desde luego, el senador Fidel Demedicis, quien al ser senador no va a quitar el dedo del renglón y quien maneja un grupo contrario al del Gobernador Graco Ramírez; ahí la pelea interna va a estar dura, porque quiérase o no las diferentes tribus van a salir a la hora de la hora y van a tratar de participar, y la fuerza del régimen actual va ya de regreso, pues sólo le falta un año y once meses; pero el que puede darnos la sorpresa es el presidente municipal de Cuernavaca, que también quiere y en las encuestas es el más popular, aunque no el mejor, y que puede que bajo esas siglas del “Sol Azteca” compita por la gubernatura. Desde luego que hay muchos perredistas que quieren como candidato a Jorge Messeguer, pero sólo que tenga muchísimo dinero -más del que se gastó en Cuernavaca para irse al cuarto lugar- podría aspirar. El problema es que puedan, pero las cosas están claras: el grupo de Graco va con Gayosso y el de Fidel con él mismo, lo que puede ocasionar un choque que no sería muy democrático.
En Morena quien va a tener posibilidades fuertes de ganar será desde luego el senador Rabindranath, quien tiene la confianza de AMLO y tiene la posición más alta en el estado; aquí hay que tomar en cuenta que en las dos pasadas elecciones presidenciales Andrés Manuel les ganó aquí a los demás candidatos, por lo que el senador “Rabín” tiene un capital político que puede darle buenos resultados.
Los demás partidos propondrán y harán una pasarela entre sus dirigentes, se repartirán como siempre las plurinominales y sólo que a alguien se le ocurra poner a una persona con prestigio y experiencia en la función pública, con arraigo en el estado, puede dar una sorpresa; va a haber muchos apuntados para ser independientes, pero será sólo uno el que compita con la ley como está hasta la fecha.
Como podemos ver, la caballada está flaca. O la modifican o será una elección de más de lo mismo. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...