Siendo Ocotepec uno de los once pueblos que forman la capital de Cuernavaca, la Semana Santa reviste una importancia en la tradición de los pueblos de usos y costumbres. Al norte de la ciudad, en lo que fue boca del monte, se encuentra Ocotepec, un pueblo que sigue cumpliendo con tradiciones que, a pesar de que tienen su arraigo en el tiempo, no ha dejado que desaparezcan.
La Semana Santa empezó en realidad la semana pasada con el Viernes de Dolores, segundo viernes de Cuaresma en la Feria del Barrio de Culhuacán y Capilla de Los Dolores.
Durante el segundo viernes de Cuaresma, en el Barrio de los Dolores se lleva a cabo la festividad del Cristo, que es la imagen principal que se encuentra dentro de esta capilla.
Igual que en otras fiestas, los preparativos comienzan 9 días antes, con el llamado novenario, que son celebraciones de misas o rosarios, uno por día, durante los días previos al segundo viernes.
El viernes, a las 6 de la mañana, la banda de viento toca las tradicionales Mañanitas en la entrada de la Capilla de los Dolores, se truenan salvas de cohetes y se repican las campanas.
A medio día se realiza una celebración eucarística y, por la tarde, las festividades continúan con el brinco de chinelos, la quema de un castillo de fuegos pirotécnicos y un baile popular.
Debido a que mucha gente trabaja entre semana, la fiesta grande se pasa para el día domingo, cuando de igual manera, a temprana hora, se tocan y cantan las Mañanitas, se truenan salvas de cohetes y se comienza a recibir las promesas de los barrios restantes, de la iglesia y de algunos pueblos de fuera. Además, se reciben algunas peregrinaciones familiares o grupales y llegan algunos danzantes.
Cabe destacar que esta celebración es una de las pocas en las que se adornan con flores los altares.
De igual forma, a la 1:00 p. m. se celebra una misa; luego, la gente se va a comer mole a alguna casa de sus familiares, amigos, compadres o a algún hogar en donde la gente recibe a cualquier visitante que quiera comer. De forma paralela, en la Capilla de los Dolores una banda de viento sigue amenizando el ambiente, o alguna danza entretiene a los visitantes. Más tarde, por las principales calles se realiza el brinco de chinelo y después, anocheciendo, la tradicional quema del castillo, acompañada de las notas musicales de una banda de viento. Ya en la noche se lleva a cabo el popular baile.
Durante la Cuaresma, el color morado prevalece y se quitan las flores de los altares.
Desde el Miércoles de Ceniza, a temprana hora o incluso un día antes, los mayordomos y encargados de las capillas, o los fiscales de la iglesia, cambian la vestimenta de algunas imágenes a ropas de color morado; las mesas de los altares son cubiertas de manteles morados y las cortinas del Santísimo también son cambiadas por unas de color morado. Las flores se cambian por unos macetones de palmas (tipo arecas).
Las celebraciones con motivo de la Semana Santa en el Pueblo de Ocotepec son de las más representativas del Estado de Morelos, debido a la magnitud de las mismas, y, además, porque son de las más completas. Comienzan el Miércoles de Ceniza y terminan el Domingo de Pascua. A diferencia de otros lugares, en Ocotepec no hay un carnaval en los días previos al Miércoles de Ceniza.
Como bien se sabe, las fechas de estas celebraciones varían, dependiendo de cuándo sea la Semana Santa en el calendario de las celebraciones de la Iglesia Católica.
Celebraciones, promesas, procesiones, rosarios y la representación teatral de la pasión de Cristo y crucifixión, son algunas de las celebraciones que se realizan con fe.
El Jueves y Viernes Santo la circulación se interrumpe para dar paso a la celebración de bulto de la Pasión, en cada esquina recorre el Cristo cargando la cruz hasta en el atrio para ser crucificado a las 3 de la tarde del Viernes Santo; siguen las siete palabras y la visita de las Siete Casas son tradiciones que se cumplen al pie de la letra. En las casas se guisa el tradicional mole, al cual todos están invitados, y por la noche del Sábado de Gloria la fiesta y celebración termina hasta la madrugada.
En fin, que se trata de un lugar muy cerca del centro de Cuernavaca donde se puede disfrutar cómo este hermoso pueblecito celebra la Semana Santa.
Son cosas que hay que ver antes de que desaparezcan. ¿No cree usted?

EL DÍA 28 DE ABRIL, el sensacional baile de los Cuernavacos en Mañanitas Casa Nueva, con la coronación de nuestra hermosa Reina Andrea Primera, hija de la familia Palazuelos Bustillos -distinguidos morelenses- que recibirá la corona de Pau Primera, a beneficio de la Casa Hogar de las Hermanas Trinitarias. No se lo pierda quedan pocos boletos que están a la venta en Comonfort 13 y reservaciones en los teléfonos 314 51 91 ó 314 51 87. Los esperamos, para volvernos a ver.

LA EXTRAORDINARIA cantante maestra Mayda Prado presenta: “Los pioneros de la Canción del Arte”, el próximo 13 de mayo en la Sala Manuel M. Ponce. Estemos pendientes.

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...