Como podemos ver en todos los diarios locales, la reconstrucción se llevará por caminos diferentes, uno es que a través del Fonden realice el Gobierno Federal, vía dos secretaríias -Sedatu y Sedesol-; y el otro que el Gobierno del Estado, mediante un fondo llamado Fondo Morelos, que al parecer se forma de las aportaciones federales a los municipios, las cuales decidió el ejecutivo del estado pasaran a formar ese fondo para poder manejar recursos para la reconstrucción.
No sé si sea legal lo que hace el ejecutivo de usar el dinero destinado a los municipios para formar ese fondo; pero, como la mayoría de los presidentes municipales son unos lambiscones, que con su pan se lo coman, y ahora que se aguanten por no levantar la voz y olvidarse de que existe el Municipio Libre.
El nombramiento como encargado del asunto de uno de los funcionarios de este sexenio más famosos por deshonestos es gravísimo. El subsecretario de Avalúo de Obras Públicas tiene la peor fama y es señalado por todos lados como uno de los depredadores del dinero de los morelenses.
Por otro lado, al parecer, las reglas son demasiado estrictas y se están haciendo cosas novedosas como darles el dinero a los afectados, una parte en efectivo y otra en material, y de esta manera que sean ellos los que construyan sus viviendas. ¿Pero saben cómo construir una casa segura los afectados? No es tan sencillo, se necesita al menos el mínimo de conocimientos, ¿y quiénes los van a asesorar?, ¿existe un grupo dedicado a ello? Porque, si no es así, saldrá más de lo mismo. Además, ¿quién va a comprar el material y a qué precio?, porque sería importante ver el precio que están prorrateando por el material, y ver si en verdad por poderse comprar todo en grandes cantidades resulta más barato o sale igual, lo que querría decir que hay quien se estará aprovechando.
Ya hoy en los medios de comunicación los alcaldes priistas se oponen a que su dinero sea utilizado como quiere el gobernador en el fondo de reconstrucción. Los seis presidentes municipales emanados del tricolor en Morelos pactaron con su dirigencia partidista estatal rechazar el uso del FAIS para integrar el órgano local de reconstrucción conformado por iniciativa del gobernador, Graco Ramírez Garrido Abreu, para impulsar la reconstrucción de las zonas afectadas por el sismo, y que no sean tomadas en cuenta por el censo oficial del Gobierno Federal.
Edith Cornejo Barreto, alcaldesa de Temoac; David Salazar Guerrero, alcalde de Tlaltizapán; Zenón Barreto Ramos, alcalde de Zacualpan de Amilpas; Jorge Miranda Abarca, alcalde de Amacuzac; Antonio Domínguez Aragón, alcalde de Ciudad Ayala, y Francisco León y Vélez Rivera, alcalde de Miacatlán, emitieron un documento junto con el presidente estatal del PRI, Alberto Martínez, donde hacen el planteamiento y subrayan que su deslinde y desacuerdo se debe a que no confían en el manejo del comité local de reconstrucción.
A casi un mes del terremoto, los alcaldes aseguran en su documento que “es necesario tomar medidas inmediatas de auxilio a la población morelense, dada la situación de afectación y daños que dejó el sismo”, por lo que manifiestan su rechazo al uso de los recursos del FAIS para ser administrados por el comité creado por el ejecutivo, por lo que no sólo no se suman al proyecto, sino que exigen la entrega de los recursos federales que les han sido descontados para tal efecto.
Días después del sismo del pasado 19 de septiembre, el gobernador, Graco Ramírez, anunció la creación de un Comité Coordinador de Reconstrucción del Estado de Morelos, con el que se busca apoyar a las familias y sectores que requieren reconstruir inmuebles y que no serán tomados en cuenta por el censo que efectúa el Gobierno Federal, y mediante el cual operarán el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) y otros programas.
El mandatario estatal, Graco Ramírez, informó en su momento que el Comité Estatal de Reconstrucción operaría con recursos del FAIS, que manejan los presidentes municipales, y que, de forma inicial, contaría con una bolsa de 300 millones de pesos.
El rechazo de los priistas viene varios días después del anuncio del mandatario, y en su comunicado dirigido a la opinión pública desde la noche del miércoles, no menciona cifras específicas del dinero que –dicen- ya les fue descontado para formar el órgano de reconstrucción del Gobierno Estatal.
Por lo que podemos ver, sí hay quien se oponga y, sobre todo, quien no esté de acuerdo con que el dinero que se utilice en la reconstrucción sea el de los alcaldes y no el del Gobierno del Estado, ya que es una manera muy cómoda para éste de buscar una solución al problema y nada más poner a los rateros a ver qué se llevan.
De esta manera, los fondos no están todavía seguros; al menos el Fondo Morelos, por lo que es fundamental la participación de colectivos como Epicentro, que cuiden que los nuevos ricos sexenales no se hagan más ricos. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected]   Twitter: @teolavin