compartir en:

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define a la Justicia como la posibilidad de construir el bien y la capacidad de reconocerlo.

La justicia es un valor que inclina a obrar y juzgar, teniendo por guía la verdad y dando a cada uno lo que le pertenece; y lo que le pertenece a cada uno es su realización y su dignidad.

“La justicia como valor democrático es un nivel que se desea alcanzar y está vinculado estrictamente al valor del bien general.” Abraham Lincoln: defensor de la justicia (1809-1865).

Nosotros en Morelos tenemos problemas de justicia porque ésta, que debería de ser justa y expedita, no se da de la manera adecuada a pesar del nuevo sistema de juicios orales, a través del cual se ha mejorado al menos en tiempo la resolución de muchos de los problemas legales que normalmente se tardan años y felices días. Todavía hay en la cárcel muchos inocentes y en libertad muchos que deberían de estar en la cárcel.

La esclavitud: existe cuando una persona está sometida a los propósitos de otra que la explota para conseguir un beneficio económico, es la forma más aguda de la injusticia. Se debe educar en el valor de la justicia a las personas desde su infancia, tanto en la escuela como en las universidades, así como a nivel familiar.

La justicia como virtud consiste en el hábito o voluntad firme, constante, perpetua y libre del ser humano de reconocer y otorgar el derecho de los demás. Persona justa es la que realiza el bien que le impone la virtud de la justicia. El acto virtuoso es por esencia libremente determinado, y por tanto voluntario. La persona virtuosa realiza perpetua y constantemente actos justos.

La justicia no puede ser contemplada solamente desde el punto de vista de la persona que realiza actos justos, sino también desde la perspectiva de sus enlaces sociales.

Cicerón dijo que “la justicia es un hábito del alma, observando en el interés común, que da a cada cual su dignidad”. Si la justicia consiste en dar a cada cual lo que le corresponde, entonces la justicia, a diferencia de las demás virtudes, sólo comprende las relaciones interindividuales. Por consiguiente, la justicia persigue tanto el perfeccionamiento individual como el bien social, lo que la convierte en la virtud universal o general.

La justicia es necesaria, pero practicada como un valor para servir al prójimo, no para explotar a éste ni sacar provecho.

En suma, y como ya se dijo, luchar por la justicia es la lucha interna del Derecho; y para que éste cumpla con su cometido no es suficiente que sus operadores alcancen la excelencia intelectual, cerebral y racional; también es necesario que acompañen a ellas las virtudes, cualidades o capacidades espirituales o éticas.

Además de todo esto, la justicia es el valor más importante para las leyes y las normas. La justicia consiste en honrar a los que han sido buenos con nosotros, dar el debido salario a un trabajador, reconocer los méritos de un buen estudiante o de un abnegado colaborador son, entre otros, actos de justicia, porque dan a cada cual lo que merece y lo que necesita para desarrollarse plenamente y vivir con dignidad.

Ser justo implica reconocer, aplaudir y fomentar las buenas acciones y las buenas causas, también implica condenar todos aquellos comportamientos que hacen daño a los individuos o a la sociedad y velar porque los responsables sean debidamente castigados por las autoridades correspondientes.

Para ser justos y promover la justicia en nuestro medio:

Desarrollemos nuestro sentido de lo que está bien y de lo que está mal. Seamos honestos, rectos y, sobre todo, compasivos y humanos.

No permitamos que se cometan atropellos contra nosotros mismos ni contra los demás. Protestemos con energía y denunciemos los abusos y los crímenes, vengan de donde vengan.

El problema de la justicia en Morelos es que se ha contaminado de la política -de la política como politiquería- que lo único que hace es estar al servicio del poder y del poderoso, y no del desamparado.

Nada más hay que ver el panorama que -de acuerdo al presupuesto- le espera a la justicia en el estado: El Tribunal Superior de Justicia enfrentará un panorama complicado en el 2017, en virtud de que varios proyectos podrían verse truncados por la insuficiencia de recursos para su ejecución.

A través de un comunicado, la Magistrada Presidente del Tribunal Superior de Justicia, María del Carmen Verónica Cuevas López, anunció dificultades económicas serias para concretar proyectos importantes.

Precisó que para el próximo ejercicio fiscal el TSJ tendrá un aumento del 3% a su presupuesto, sin embargo, el recurso asignado por un monto global de 532 millones 545 mil pesos “será insuficiente para llevar a cabo los juicios orales en materia familiar y civil, para enfrentar las reformas en materia de justicia laboral, así como para implementar otros proyectos jurisdiccionales”.

Como podemos ver, en materia de justicia vamos para atrás. Qué vergüenza que todo siga así. ¿No cree usted?

Vivencias ciudadanas
Teodoro Lavín Lleón
[email protected] / Twitter: @teolavin