compartir en:

Digan lo que digan, la UAEM es una joya con la que todos los políticos se quieren quedar y ahora resulta que todos son buenos. Y en medio de tantas bondades sobra quien desea hacerse cargo de la educación superior. Nada más vea de qué manera hay quienes se quieren quedar con el control de la casa de estudios.
Mire lo que dice el gobierno: “con responsabilidad”, el Gobierno del Estado de Morelos advirtió hace meses de serios problemas en la UAEM; y ahora, finalmente, Alejandro Vera Jiménez reconoce que la condición que enfrenta la Universidad Autónoma del Estado de Morelos es “difícil, complicada”. Desde luego que el gobierno sabía lo que ocurre, pues los recursos de la universidad pasan primero por el propio gobierno estatal; así que, desde luego, el propio gobierno puede controlar el suministro de recursos a la universidad.
Dice un boletín: “Lo que no se acepta, aún, es que la opacidad mostrada en la administración de Vera Jiménez respecto al manejo de los recursos de la Universidad la colocan ante un quebranto financiero casi total, que pone en peligro su estabilidad, así como su vida laboral y académica”.
Ante esto, el Poder Ejecutivo enfatizó: “Se respeta la autonomía universitaria; se ha apoyado a la UAEM en estos cuatro años con recursos que suman más de seis mil millones de pesos, porque en ella se forman y desarrollan miles de morelenses en la academia y en el trabajo”.
“En congruencia –continúa- con este respaldo permanente hacia la Máxima Casa de Estudios, y ante la magnitud de la crisis financiera que enfrenta, tras una administración poco transparente, convocamos al Sindicato Independiente de Trabajadores Académicos de la UAEM (Sitauaem) y al Sindicato de Trabajadores Administrativos de la Universidad (STAUAEM) a sostener un diálogo que genere acuerdos.
“En virtud de que los miembros de ambos sindicatos tienen personalidad e interés jurídico propios, el gobierno estatal los convoca para afrontar juntos el pago de salarios y prestaciones de ley, y para evitar la paralización de la Máxima Casa de Estudios.
“Los derechos laborales obtenidos a través de años de lucha y el derecho de los jóvenes a la educación deben ser atendidos con urgencia. Es momento de soluciones; la Universidad lo reclama”.
Eso es lo que dice el gobierno, pero la universidad, por su parte, señala:
“El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) Alejandro Vera Jiménez exigió al Gobierno del Estado entregue de inmediato los recursos que le pertenecen a la máxima casa de estudios morelense desde octubre de 2015 y que a la fecha no ha entregado”.
Estos recursos, se dijo, están autorizados por la Federación y servirán para la construcción del edificio de la Facultad de Ciencias Agropecuarias (FCA) y “son producto del esfuerzo y el trabajo, de los ejercicios de planeación que esta unidad académica ha realizado junto con la administración central”.
Este 13 de septiembre, en el marco de la entrega de reconocimientos a la FCA por la renovación de sus programas acreditados con Nivel Uno de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIIES), en Ingeniería en Desarrollo Rural (IDR) e Ingeniería Hortícola (IH), así como los reconocimientos del Padrón Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) a los posgrados de esta unidad académica, el rector reiteró que el gobierno estatal tiene una deuda con la UAEM.
“Los reconocimientos, tanto de CIEES como del PNPC, son gracias a los indicadores de calidad, por eso no es justo que desde octubre de 2015 el gobierno tenga nuestros recursos secuestrados; en febrero de 2016, cuando hicimos el Plantón de la Dignidad, se firmaron las minutas y al día de hoy no se han transferido ni aplicado esos recursos”.
Por su parte, José Eduardo Bautista Rodríguez, director de la FCA, destacó los indicadores de calidad que presenta esta unidad académica, como el incremento en la demanda de ingreso y el nivel de egreso, tanto en licenciatura como en posgrado.
Agregó que actualmente la FCA trabaja con los ganaderos, los productores agrícolas, frutícolas y en las comunidades morelenses de forma directa; además son parte de los Sistemas Producto, “lo cual ha permitido que nos conozcan más y que conozcan nuestro trabajo, los jóvenes están insertándose directamente en dónde ejercerán su profesión”.
El rector destacó también que la UAEM cuenta con 51 programas de posgrado, de los cuales el 70.58 por ciento están reconocidos a nivel nacional por el PNPC, hay un crecimiento en la matrícula de posgrado del 90.9 por ciento y en licenciatura de más del 80 por ciento, “con estos reconocimientos se demuestra el avance en calidad en los programas académicos de la UAEM, llegando casi al 90 por ciento durante esta administración”.
Como nos podemos dar cuenta, la importancia de nuestra casa de estudios es mucha, y se la están peleando tan resueltamente que ya el gobierno se salta al rector para hablar con los sindicatos, que son los que podrían hacer estallar la huelga, a pesar de que en las asambleas internas los miembros de los sindicatos opinan que seguirán trabajando, esperando a ver cuándo el gobierno traspasa los recursos; y sobre todo para ver si sin recursos afloja la cúpula universitaria, en la que ya hemos visto varios traidorcillos que están puestos para ver si a río revuelto les toca algo. ¿No cree usted? 

Por: Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin