A pesar de todas las mentiras que nos dicen todos los días, la situación en Cuernavaca y el estado no mejora; nada más déjeme contarle un caso ocurrido hace 15 días a una amiga mía, quien salió de su casa a las 2 de la tarde para ir al supermercado y hacer unas compras, con sus dos hijos chiquitos, uno de tres años y una bebé de cinco meses, en el carro de su marido, el cual había salido a México con un amigo. La señora regresó a eso de las 4 de la tarde a su casa porque el niño mayorcito quiso comprar una “cajita feliz”, lo que hizo que perdieran tiempo de más; cosa que debe ella agradecerle al niño, pues si ha llegado antes quién sabe qué le hubiera pasado. Al arribar a su hogar, a las cuatro de la tarde, la puerta de su casa estaba de par en par y no estaba su vehículo, por lo que, asustada, le habló a su padre, quien se trasladó a la casa, mientras ella hacía guardia con una vecina; el padre entró a la casa, que estaba volteada al revés, con todo tirado, y la recorrió del pe al pa, comprobando que los amantes de lo ajeno se llevaron todos los aparatos eléctricos, las pocas cosas de plata y de oro que había allí, y dejaron la casa prácticamente vacía en dos horas, a media mañana y en una calle principal de nuestra ciudad. Si a esto le llaman seguridad, ¿qué será cuando estemos inseguros? Desde luego, los policías siempre en vigilia llegaron después de un buen rato, sólo revisaron, hicieron preguntas y se fueron.
Pero la cosa no paró ahí: se reportó el carro que -como precaución- tenía localizador por internet, pero al hablar con la policía le comentaron sobre ese chip para localizarlo y, a los tres minutos, lo desconectaron los ladrones. ¡Qué casualidad!; quién sabe cómo se enteraron. Pero a mi pobre amiga la dejaron en la ruina, frustrada y apanicada, y ahora no quiere dormir en la casa de su propiedad, pues el marido trabaja en la Ciudad de México a donde va y viene tres veces por semana.
Esta y muchas historias más son aterradoras para los ciudadanos, que seguimos en las mismas. El Mando Único, si es tan bueno como dicen, ¿por qué no da los resultados que esperamos? Lo que vemos todos los días son asaltos y ataques a personas en plena vía pública, y el robo de casas habitación y vehículos es una constante. Me pregunto ¿dónde está la prevención del delito que tanto cacarea la policía?; no la vemos, y no queremos que nos inviten a comer al C5, que al parecer es una ya de sus funciones, lo que queremos es que solucionen el problema de la inseguridad, como es la obligación del Gobierno del Estado, del estado que se queda con más de mil millones del presupuesto de seguridad de los ayuntamientos. Que nos digan para qué sirven, porque no vemos claro. Estamos hartos de lo mismo cada día: puras promesas y puros cuentos, muchas declaraciones tontas y nada de seguridad; cuando dizque atrapan a un delincuente lo mandan a los medios en primera plana, pero es uno entre mil, así que no se soluciona nada. Esta experiencia y muchas otras son cosas de todos los días y los morelenses vivimos aterrados de miedo; los que tienen familiares en Estados Unidos ya no reciben su visita, pues en el vecino país del norte les prohíben venir a Morelos por inseguro. ¿No cree usted?
NADA MÁS LA MITAD de los municipios de Morelos no han completado el proceso de entrega-recepción, entre ellos Cuernavaca, Cuautla, Temixco, Jonacatepec, Jantetelco, Coatlán del Río, Axochiapan y Tepoztlán; lo peor es que no se sanciona a los responsables de las administraciones que incumplen con la rendición de cuentas. Para que usted vea lo bien que estamos.
El diputado albiazul Tablas Pimentel pide modificar el Artículo 38 y que las sanciones se incluyan en la fracción octava del artículo 35 de la Ley Estatal para Servidores Públicos, las cuales se aplicarían a aquellos gobiernos municipales que omitan entregar cualquiera de las áreas, especialmente las financieras y administrativas.
La verdad es que cree que así se solucionará la cosa, ya que actualmente no existe sanción para los alcaldes que, concluida su gestión, entregan incompleta la información a sus sucesores; pero usted estará de acuerdo conmigo en que eso no sirve de nada. Que se vayan a la cárcel y regresen lo robado, y veríamos cómo los siguientes entregarían todo bien. Pero se tapan partidos con partidos y la impunidad sigue. ¿No cree usted?
EL PRÓXIMO 8 de abril se llevará a cabo el baile de los Cuernavacos en las bellas instalaciones de “Mañanitas Casa Nueva”. La razón: hay que volvernos a ver, y, desde luego, ayudar a la asociación civil la “Casa del Buen Señor”, que dirige nuestra amiga Susan Grilo. En este baile se coronara a la reina de los Cuernavacos 2016, Pau I, nieta de uno de los hombres más prestigiados en Cuernavaca: don Andrés Villasante. El evento se encuentra vendido casi en su totalidad; así que lo esperamos. Información en el 314-51-91 o en  las tardes-noches en Comonfort 13, en el Bar Yupi Yapa. No se lo pierda, lo esperamos.

Por: Teodoro Lavín León  /  [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...