Ya empezó la guerra sucia en las campañas electorales y, como podemos ver, los golpes bajos a los candidatos se han iniciado con bombo y platillo en lo que se refiere al PRI.
La imprudencia de Alberto Martínez le propinó al candidato Jorge Meade un coraje de los que ya se han de imaginar, y los adversarios -algunos de ellos por lo menos- empezaron a buscar cómo responsabilizarlo sin que tuviera nada que ver con la conducta de su correligionario; pero así es esto.
Por lo pronto, oficialmente nos informan que el presidente del CEN René Juárez Cisneros ordenó la inmediata destitución del dirigente del PRI-Morelos, después de que fuera videograbado en estado de ebriedad tras un incidente vial.
Fue el representante personal de Juárez Cisneros, el subsecretario de Operación Política, Enrique Martini Castillo, quien tomó protesta a Antonio Lugo como presidente provisional. Y al parecer la cosa terminó ahí.
También al candidato del PAN y MC lo empezaron a tundir después de hacerse público un video donde señala la mala distribución del presupuesto gubernamental, exactamente igual que lo hizo la candidata del PVEM el miércoles pasado en la sesión del Grupo Empresarial Morelos.
Pero ahora le pegan también al doctor Víctor Caballero vía el diputado Jaime Álvarez, quien lo acusa de recibir dinero de Rodrigo Gayosso para su campaña; lo que fue desmentido por el propio médico y candidato de manera clara y contundente. Nos informan que la foto que fue difundida es ya de hace algunos años y, desde luego, se trata de las burdas maneras de actuar de los mismos de siempre.
A Cuauhtémoc Blanco también le toca lo suyo y ya hay un video en el cual lo acusan también de que traicionará al Peje en el momento en que llegue a la gubernatura, si es que llega; pero la fuente nunca es revelada.
Esto es parte de la guerra sucia en todas las campañas y la verdad es que al parecer la primera es un linchamiento sin razón, pues Jorge Meade no tiene nada que ver en el bochornoso asunto.
En la segunda, Víctor Caballero va por el PAN y MC, y Jaime Álvarez pertenece a este último partido, de ahí que a veces se aparezca en la campaña, pero de eso a que sea el proveedor de recursos de la campaña del galeno dista mucho de la verdad; al parecer es “fuego amigo” dentro del PAN.
Y el asunto de Cuauhtémoc vine del mismo lado, la situación y el desorden de la coalición “Todos Haremos Historia” en Morelos es verdaderamente impresionante por lo mal llevada; la señalan como el que impone al candidato a Cuernavaca pero, la verdad, estamos en ascuas pues no hay quien determine qué es lo que sucede y la guerra entre Morena y PES está a todo lo que da. Y vamos apenas a la mitad. ¿No cree usted?
OBRAS MAL CONTRUIDAS
Hay millones y millones de pesos gastados en obras mal construidas en la Autopista Siglo XXI, en la sección que atraviesa Tlaltizapán, Tlaquiltenango y Jojutla, las que se agudizaron a causa de las lluvias, aseveraron ejidatarios de la zona, quienes confirmaron que colapsaron un paso por el campo “La Mexquitera”, en Tlaltizapán, y un túnel. A consecuencia de las lluvias colapsó lo que los especialistas denominan como “alcantarilla”, pero según los ejidatarios fue el túnel de paso para la maquinaria y vehículos que los comunica de un extremo a otro.
El presidente del Comisariado Ejidal, Felipe de Jesús Bailón, expuso que el paso de la alcantarilla se vino abajo, pero que afortunadamente ya no se usaba, estaba en proceso de reparación, y ahora se modificarán las acciones. Señaló que se encuentran tramos con marcados hundimientos, daños en la carpeta asfáltica y reencarpetamiento de secciones. Asimismo, se observa una serie de derrumbes y cuarteaduras, así como decenas de gentes trabajando en la reconstrucción de cunetas.
Insistieron los ejidatarios en decir que los gobiernos federal y estatal no deben perder de vista que esta obra estuvo a cargo de la empresa española Aldesa, la cual estuvo también a cargo del Paso Exprés, donde se abrió el socavón que cobró la vida de dos personas.
El Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Morelos detectó irregularidades en la reconstrucción de viviendas de los damnificados del sismo del 19 de septiembre del año pasado.
El presidente del Colegio señaló que en el proceso de reconstrucción de viviendas no se cumple con la Norma Técnica Complementaria para la Construcción y Reconstrucción, y se evidenciaron irregularidades en la edificación de casas en la zona cero de Jojutla y en los municipios con mayor afectación por el terremoto, como son Tlaltizapán y Tetela del Volcán.
Siendo muy específico, el ingeniero dijo: “Son fallas que deben corregirse, creemos que para construir una vivienda digna no basta con 120 mil pesos, se necesita más dinero; hemos pedido al organismo Unidos Morelos que revise esta situación; creemos que las nuevas casas construidas así no podrán resistir cualquier evento sísmico. Estamos viendo que se construye con las mismas cimentaciones que se tenían”. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]   Twitter: @teolavin

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...