A querer o no, las cosas en los partidos políticos no andan bien por más que se diga que siguen siendo poderosos. La verdad es que cada día están perdiendo más militantes y, lo que es más importante,  pierden la confianza de la ciudadanía.
Nos guste o no, esta elección en definitiva para las clases populares, que son la mayoría, la esperanza es Morena queramos o no y se le va a apoyar popularmente si los candidatos tienen arraigo, pues la gente está harta, molesta y desilusionada de la democracia que pensaron que le traería beneficios directos a su bolsillo, pero los ciudadanos se han dado cuenta de que aunque cambien de partido la mayoría de los políticos son iguales y cada día más rateros.
Los ciudadanos queremos gente nuestra, no queremos politiqueros que sólo  sirven para declarar o encabezar marchas en las que no tienen nada que ver. Y estamos cansados de las grandes mentiras del gobierno que en la publicidad hace un panegírico de las maravillas que ha hecho. ¡Qué barbaridad!, ¿cómo es posible que puedan decir tantas  mentiras juntas? Lo último que no tuvo nombre fue el presumir de que han desarrollado la cultura en el estado, lo que es una estupidez porque traer grupos que den conciertos a un costo determinado -aparte de que es un negocio- no es lo que la ciudadanía quiere. El CEMA está cada día peor y los artistas locales no tienen donde exponer, sólo llegan al Borda los de fuera, a los locales les dan el Jardín de las Rosas; ya que mientras más lejos, mejor. Pero lo más impresionante es que se crean su farsa.
En los partidos, esta semana en el PAN sigue la grilla muy pesada; lo mejor de ellos es Víctor Caballero que es un hombre decente y bien intencionado, pero los dos grupos, con la ayuda del ex gobernador, se dan hasta con la cubeta y de unidad mejor ni hablamos. Además, han dejado a sus fichas claves fuera y a los que en el campo demuestran con su trabajo nada más les prometen y nada.
En el PRI la bronca es tan grande que renunció el presidente. Tuvo que intervenir el CEN para que los volvieran a poner en su lugar y buscar una reconciliación; en verdad no existe la unidad, es una farsa y hay quienes ya pagan propaganda contra los que eran sus compañeros. Y como los candidatos son los mismos de siempre, la gente ya está cansada de un partido que mantiene incluso a algunos elementos famosos por deshonestos.
En el PRD todo es como en una corte, si estás de buenas con el príncipe, pasa; si no, no. Los pleitos están a la orden del día aunque callados, porque el de la “lana” es uno y los demás se enojan pero se aguantan. Tan mal andamos que los morelenses se distinguieron en el pasado Consejo Nacional por ser de los principales golpeadores en el zafarrancho con que terminó su reunión; así que una vez más estamos en los primeros lugares de la vergüenza y de los candidatos no se diga, son pagos reales de fidelidad dirían unos, otros de lambisconería.
El verde va pegado al PRD en las grandes, después de “una corta” bien administrada, y sólo en algunas partes a donde va solo no la tiene fácil.
Nueva Alianza lleva al ex rector y una vez más nos insultan al poner a una artista de medio pelo para que sea candidata sin tener la residencia en Morelos. En verdad es una verdadera vergüenza.
Morena está a punto de nombrar a los candidatos locales y la grilla dentro es fuerte, hay quienes creen que tienen méritos; pero lo que deberían entender es que no es lo que uno cree, sino lo que opinan los que mandan. Esperemos los resultados, al parecer van en caballo de hacienda, pero necesitan candidatos que tengan una historia limpia y sepan lo que es la polaca; si no, no les será fácil.
Los demás al parecer están muertos. El Humanista enojado por el “chaquetazo” que dio el ex rector, pero la verdad no veo que tenga alguien de peso para competir.
La veda que ha empezado es algo que muy pocos han entendido y, según parece, el INE les va a permitir todo a los partidos, lo que traerá un desorden que después será difícil de parar. El órgano local no anda bien y hay mucha grilla entre los consejeros y la presidenta, y la inseguridad galopante no nos dan un buen panorama para el proceso electoral que estamos viviendo, que se sentirá verdaderamente fuerte en cuanto se inicien las campañas. Las cartas están echadas y, por lo que escucho, el voto ser diferenciado, al menos en la comunidad universitaria, lo que me parece muy bien, para ver si así los partidos aprenden a poner a quien los ciudadanos quieren, no a sus cuates o parientes.
Así que las cosas no están fáciles y para pedir el voto hay que esperarse, aunque hay muchos que violan la ley permanentemente, ¿y el IMPEPAC?, bien, gracias. Por eso se pierde la credibilidad. ¿No cree usted?

Gracias a la Academia de Literatura Juan Rueda Ortiz que me recibió en su seno el pasado sábado. Gracias a Socorrito Cortes Mayorga y a todos los miembros de la misma, al menos hay algo de cultura no oficial. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...