Entender qué es la Cultura no es sencillo. Se la ha definido de diferentes formas. Gabriel García Márquez la definió así: “Cultura es el aprovechamiento social del conocimiento”; otro grande, Antonio Caso, dijo: “Cultura es todo lo que el hombre agrega a la natura”; pero ahondemos un poco más para buscar una definición del vocablo.
El uso de la palabra Cultura fue variando a lo largo de los siglos. En el latín hablado en Roma significaba inicialmente “cultivo de la tierra”, y luego, por extensión, metafóricamente, “cultivo de las especies humanas”. Alternaba con civilización, que también deriva del latín y se usaba como opuesto a salvajismo, barbarie o al menos rusticidad. Civilizado era el hombre educado.
Desde el siglo XVIII, el romanticismo impuso una diferencia entre civilización y cultura. El primer término se reservaba para nombrar al desarrollo económico y tecnológico, lo material; el segundo para referirse a lo “espiritual”, es decir, el “cultivo” de las facultades intelectuales. En el uso de la palabra Cultura cabía, entonces, todo lo que tuviera que ver con la filosofía, la ciencia, el arte, la religión, etc. Además, se entendía la cualidad de “culto” no tanto como un rasgo social, sino como individual. Por eso podía hablarse de, por ejemplo, un hombre “culto” o “inculto”, según hubiera desarrollado sus condiciones intelectuales y artísticas. Esto es hoy muy frecuente.
Las nuevas corrientes teóricas de sociología y la antropología contemporáneas redefinieron este término, contradiciendo la conceptualización romántica. Se entiende Cultura en un sentido social. Cuando se dice “Cultura China” o “Cultura Maya” se está haciendo uso muy distinto y se refiere a los diversos aspectos de la vida en esas sociedades. En general, hoy se piensa a la Cultura como el conjunto total de los actos humanos en una comunidad dada, ya sean éstos prácticas económicas, artísticas, científicas o cualesquiera otras. Toda práctica humana que supere la naturaleza biológica es una práctica cultural.
Este sentido de la palabra Cultura implica una concepción mucho más respetuosa de los Seres Humanos. Primero, impide la discriminación entre “hombres cultos” y “hombres incultos”, que el término podía tener desde el romanticismo; se hablará de diferencias culturales, en todo caso. Segundo, también evita la discriminación de pueblos que, como los nativos de América, fueron vistos por los europeos como “salvajes” por el sólo hecho de tener una Cultura distinta.
Resumiendo, este uso actual del término Cultura designa, como se dijo arriba, al conjunto total de las prácticas humanas, de modo que incluye las prácticas: económicas, políticas, científicas, jurídicas, religiosas, discursivas, comunicativas, sociales en general. Algunos autores prefieren restringir el uso de la palabra Cultura a los significados y valores que los hombres de una sociedad atribuyen a sus prácticas.
Hay que señalar que cuando se estudian los hechos sociales, por ejemplo la economía o el arte, se toman esos aspectos en forma parcial, aunque en la realidad están estrechamente relacionados. Esto ocurre por la imposibilidad del pensamiento humano de abarcarlo en su compleja red de interrelaciones. No está de más insistir en que no hay práctica social que esté desvinculada de las restantes, formando un todo complejo y heterogéneo de recíprocas influencias. Así, no puede explicarse cabalmente la historia del arte, para continuar con el mismo ejemplo, si no se hace referencia a la historia económica, a la política, a las costumbres, la moral, las creencias y demás factores de la época.
Esta es la razón por la cual, cuando se estudia la Cultura, se prefiere el sentido segundo de los mencionados párrafos arriba, el de los significados y valores que los hombres atribuyen a su praxis.
En las ciencias sociales, el sentido de la palabra Cultura es más amplio, la Cultura abarca el conjunto de las producciones materiales (objetos) y no materiales de una sociedad (significados, regularidades normativas creencias y valores).
Usos de la palabra Cultura:
Se puede decir que en la vida cotidiana se utilizan algunas nociones de cultura, a las que se las pueden considerar como prejuicios que la sociedad posee. Estos son:
Un estado desarrollado de la mente (utilizamos este significado para decir que una persona sabe mucho o que conoce de arte o que se relaciona con alguna de estas actividades).
Los procesos por los cuales se alcanza ese desarrollo o estado (“los intereses culturales”, “las actividades culturales”); (camino; proceso).
Los productos a través de los cuales se alcanza dicho desarrollo (básicamente, los considerados productos culturales, como los cuadros, las obras musicales y las obras literarias); (medios que ayudan al camino). ¿No cree usted?
PRÓXIMO 13 de abril: gran cena-baile de “Los Cuernavacos”, en “Mañanitas Casa Nueva”, a beneficio de los Bomberos de Cuernavaca. No se lo pierda, lo esperamos. Reservaciones y boletos en Comonfort 13 y en los teléfonos 777 314 51 91 ó 314 51 89.

Por: Teodoro Lavín León

[email protected]   Twitter: @teolavin