En la trigésima sesión del Grupo Empresarial Morelos se tuvo como invitado especial para esta sesión al doctor Juan Salgado Brito, director regional de delegaciones de la zona centro de la Secretaría de Gobernación, ex candidato a la gubernatura del estado por el PRI, el cual participó con el tema: La Gobernabilidad.
Al hacer uso de la palabra, el invitado especial agradeció la invitación y dijo que un tema interesante es el de la gobernabilidad, más ahora que tiene la oportunidad de participar en la Secretaría de Gobernación y le corresponde entre los estados el de Morelos; recordó que estuvo como delegado de Gobernación en Guerrero. Aquí algunos conceptos vertidos durante su charla:
“La gobernabilidad es un tema que, a pesar de que se menciona mucho, es un tema muy complejo y en el país y en el mundo gobernar es cada vez más difícil, en tanto no se consolide la vinculación estado-sociedad, o sea que los gobernantes tengan mayor trato con la gente. Hay pluralidad política donde muchos gobernadores que no pertenecen al partido de quien ostenta la Presidencia de la República. Cuando la primera vez ganó el PAN la Baja California fue una sorpresa; ahora es un tema de lo cotidiano y se ha aceptado como parte de la gobernabilidad democrática, y ésta obliga a todos a actuar de manera diferente. Existe en los gobernantes, en los poderes estar obligados a un deber de inteligencia, a un deber de responsabilidad, a poder lograr la gobernabilidad, que no es otra cosa que poder gobernar eficazmente, escuchar a la población, resolverle sus problemas y dar testimonios de que el estado está haciendo lo posible por resolver los conflictos; para estos los problemas más agudos, hay varios instrumentos que tienen que tener todas las autoridades: el acuerdo, el pacto y todo esto se puede lograr con el diálogo, con actitudes que son importantes en los hechos; la terquedad y la soberbia son los peores enemigos de los gobernantes.
La actitud de los gobernantes es muy importante, independientemente de la obligación de la gobernabilidad y hoy más que nunca es imprescindible la coordinación de los tres órganos de gobierno, a través de las delegaciones federales, ya que representan al Gobierno de la República en cada estado, pues hay un promedio de 53 delegados federales y hay una coordinación, y el que los coordina es el delegado de Gobernación que se reúne cuando menos una vez al mes para ver el desarrollo de los programas y tomar el pulso de la vinculación con las autoridades estatales y municipales. En el caso del centro yo acompaño a los delegados en cada una de sus reuniones y apoyamos resolver los problemas que existan. No hay motivo para que por culpa de  burocracia se deje de cumplir los programas federales; los delegados de Gobernación están obligados a reportarlo y hablar con el secretario correspondiente.
En Morelos, los ayuntamientos están coordinados por el Instituto de Desarrollo Municipal, pues los poderes deben ser garantes de la gobernabilidad y no se justifica que por la falta del trabajo de un poder se dé la ingobernabilidad por falta de respeto a los derechos humanos; y el gobierno está obligado a actuar de acuerdo con el uso de la fuerza de los protocolos que están aprobados. Hay la obligación de ser en extremo precavidos, a veces nos tenemos que chutar manifestaciones, bloqueos y hasta vandalismo de grupos a los que ‘les vale’ atentar contra el patrimonio de los demás.
A veces se cree que la Federación es la única que debe de velar por la paz de las entidades, pero es deber de los estados y de los municipios; es deber de ellos la seguridad y la justicia y están en su derecho de solicitar ayuda de la Federación. Es el gobernador el que debe solicitar el apoyo de la Federación con refuerzos de la Policía Federal, del Ejército y la Marina. Si los ayuntamientos tienen problemas presupuestales es a través del Ejecutivo que se debe obtener mayor número de recursos de la Federación.  
La relación con el Gobierno Federal es a través de los gobernadores y los municipios a través del ejecutivo estatal; la respuesta de la Federación depende de la soberanía de los estados.
Para tener el apoyo de la Federación deberá ser el gobernador el que lo solicite o está a solicitud del Congreso estatal; aquí en Morelos, la Policía Federal tiene muy pocos elementos. Así que si necesitamos el apoyo federal es sólo a través del gobernador; y lo podemos tener.  
Interesantes conceptos. Sólo que así, al parecer, la soberbia gubernamental no permitirá que podamos vivir en paz. ¿No cree usted?

ME CONTARON que los Yáñez dicen ya haber filmado varios programas para atacar o acabar con Cuauhtémoc Blanco, ya que ahora exhibirán los recibos de los siete millones que le fueron entregados y planean que, al quitarlo, el suplente que es gente de ellos, recuperarán la hegemonía sobre Cuernavaca. Pobre ciudad en manos de mentirosos y de estos hampones que lo que quieren es seguirnos sangrando. ¡Qué grave! ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...