Antes que cualquier otra cosa, se inician las campañas de los candidatos al senado, a las diputaciones federales y a la gubernatura. Claro que es un decir, ya que hay un candidato que tiene dos años en campaña, pero lo interesante es que también antes del día 3 comenzará el proceso jurisdiccional, porque de seguro los partidos políticos van a impugnar la decisión del Consejo General del Impepac, que aprobó la constancia de residencia del ya candidato de la coalición Morena, PES y PT a la gubernatura del estado.
La decisión del órgano electoral no les gustó a muchos de los participantes, así que será el Tribunal Electoral del Estado el que juzgará en primer término, y después el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación quien tendrá la última palabra.
A mí me parece que la razón del asunto del candidato de la coalición “Juntos haremos Historia” es lograr que el partido pierda tiempo y, mientras se dirime la validez de la decisión del Consejo General del Impepac si es ratificada, no cambiará nada, pero si la rechaza el Tribunal Electoral del Estado, la controversia se tendrá que ir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, pero en ese tiempo ya se habrá perdido media campaña; esa es quizá la razón de cómo se están dando las cosas.
Parece que hay gato encerrado, pues saben que Morena por sí solo tiene la mayor de las oportunidades de triunfar en esta contienda. Después de haber recorrido las colonias de Cuernavaca, sé que la opinión de la ciudadanía es que votará por Morena y nos guste o no a cualquiera de nosotros, esa es una realidad. Quizás aquí en la ciudad el PAN sea quien tiene más oportunidad, pero eso no quiere decir que Morena no tenga una fuerza producto de la situación política actual.
Los candidatos tienen muchos problemas de credibilidad, desde luego, y todos están contra Gayosso, el presunto heredero a la “corona” del estado por parte del aún ejecutivo, pero los demás no están del todo bien integrados como en el PAN Víctor Caballero; y ahora resulta que su representante en el consejo general defendió la candidatura del candidato de Morena, lo que molestó a Movimiento Ciudadano. Los priistas, al parecer, no se ven, nadie dice nada en los consejos, y no cuentan en el consejo; raro porque el candidato del PRI, Jorge Meade, sabe de política y de elecciones; falta espíritu de lucha. Se aprobó también la candidatura de Fidel Demedicis, el primer independiente; la de Mario Rojas Alva, que va por el Humanista; Alejandro Vera va por Nueva Alianza; y Nadia Luz María Lara por el Partido Verde Ecologista de México.
Pero la contienda se dará en dos planos: el electoral que se llevara en las campañas con toda la parafernalia que ya conocemos, y en la parte jurisdiccional porque las impugnaciones se van a poner al orden del día; que de perder en el TEPJF el candidato de Morena se pondría en desventaja grave respecto a los demás. Piensa mal y acertarás, y ese puede ser el plan para tratar de sacar al futbolista de la jugada, ya que fuera quien fuera el sustituto, de no ser alguien muy popular en Morelos tendría verdaderamente un problema para remontar la mitad o más de la campaña.
Las cosas están muy claras, pero los debates también serán de importancia porque pueden dar la imagen, a pesar de que los mexicanos y los morelenses no hemos tenido una verdadera educación cívica y desde luego no estamos muy acostumbrados a los debates, los cuales pasarán por la televisión local que es mala y desde luego poca gente la ve. Nosotros, los que nos gusta la política, estaremos pendientes, pues será muy importante que si los debates son bien promocionados sí podrían ser de influencia en la decisión ciudadana.
En Morelos, como hace ya doce y seis años, ganará Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, pero aquí será importante quién de los otros dos le sigue y si logra tener una votación amplia. La situación del estado está muy clara: no se quiere nada con el PRD a pesar de los millones que se gastan como si fueran agua; nada más hay que hacer cuentas de lo que han costado los anuncios espectaculares durante los últimos seis meses y, si el Impepac no finge demencia, ya se acabaron los gastos legales de campaña.
Ahora podemos decir que las primeras impugnaciones deberán de ser resueltas en el tribunal estatal, al que el gobierno tiene agarrado de donde les platiqué porque no le dan el dinero que necesitan, lo que quiere decir que utilizarán los recursos para imponer su voluntad. Habrá que estar pendientes a ver si de veras son imparciales; por lo que es importante que veamos con mucho cuidado las resoluciones y lo que rodea los órganos que, al depender económicamente del gobierno, pierden independencia. ¿No cree usted?
Dentro de 13 días el baile de Los Cuernavacos. Ya quedan pocos lugares, no se lo pierda, para volvernos a ver. Coronaremos a nuestra reina Mari Carmen de la Fuente en una fiesta de los cuernavacenses. Informes al 314 51 91, 314 51 89, o en Comonfort 13 con los licenciados Cortés o Balam.

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]