compartir en:

Sin lugar a dudas, la auditoría que el Congreso del Estado hará al Ayuntamiento de Cuernavaca, presidido por Cuauhtémoc Blanco Bravo, es el inicio de la preparación para la sucesión del año 2018.
Cuando vemos que parece pato, camina como pato, come como pato, desde luego que es pato; aquí empieza la preparación para desacreditar al candidato que más votos sacó en la pasada elección, no porque lo esté haciendo bien, pues habilidad política no tiene, ya que es de una ignorancia supina, que desde luego no le permite tener las posibilidades lógicas, a pesar de que en política no hay lógica, y como los perredistas saben que están mal, pero ingenuamente  creen que el año que vienen tendrán el mismo control que ahora tienen sobre los diputados que se han vendido de una manera vergonzosa.
Las cosas cambian y los lambiscones de hoy por mucho dinero que les den, el año que entra se trasforman después del mes de junio, para prepararse para las elecciones en las que todos quieren de perdida repetir. Cosa que esperamos que la ciudadanía rechace.
Y no es que el alcalde de la capital sea bueno, para nada, y que realmente esté haciendo algo por Cuernavaca, la verdad es que tienen un equipito que para pronto se quedó con el negocio de la basura que tenía un insigne paisano nuestro, entrándole a la sociedad desde el primer momento al negocio, y no a ver cómo sirven a la ciudad, además el pésimo manejo político de ese equipo que en lugar de ayudarlo lo ha hundido, al no poder  encontrar acuerdos con los regidores, por lo que la verdad  candidato que valga la pena no es, pero desde luego los amarillos van a tratar de golpearlo desde ahora; mire usted: el pleno del Congreso del Estado aprobó por unanimidad la realización de auditorías especiales para los municipios de Cuernavaca y Cuautla en los ejercicios 2014 y 2015, incluso se citará a los tesoreros municipales a que acudan al recinto legislativo a explicar el porqué se congelaron algunas cuentas bancarias, lo que será el preámbulo para determinar si se aprueban o no los refinanciamientos solicitados.
La iniciativa presentada por la presidenta de la Junta Política y de Gobierno, Hortencia Figueroa Peralta, forma parte de los acuerdos tomados el pasado lunes, donde, a decir de la legisladora, en el caso de Cuautla se había emitido un acuerdo para que se diera una auditoría especial en su ejercicio 2015, y ahora falta completar el 2014, lo que se aprobó recientemente.
Que preocupados están los diputados por los municipios cuando en el estado las cosas están verdaderamente de dar miedo, y eso ni se les ocurre, no les vayan a quitar la paga; de donde creen que sale para tanta fiesta para las madre y tanto regalito, a poco creen que los ponen un quinto, desde luego que no, eso lo hacen con nuestro dinero, para darnos como simpre pan y circo.  
En el caso de Cuernavaca fue necesario establecer este acuerdo para completar la revisión de las cuentas, tanto de 2014 como de 2015, conforme a la petición de los diputados integrantes de la Junta Política.
La diputada explicó que este acuerdo tiene como finalidad conocer cuál es la situación en la revisión de las cuentas públicas de estas administraciones, pero también se conoció en días pasados el congelamiento de una cuenta del Ejecutivo ante el cobro de un pasivo que tenía el ayuntamiento de Cuernavaca.
De tal suerte que ante la petición que se está haciendo de refinanciamiento, se tiene que saber exactamente cómo se encuentran las finanzas de estos dos municipios.
Antes de pronunciarse sobre posibles irregularidades en los manejos financieros de estas dos alcaldías, la legisladora indicó que se debe tener certeza de todos los hechos, y por ello es que se aprobaron estas auditorías especiales, para tener información objetiva desde el órgano de fiscalización.
Refirió que antes de aprobar el refinanciamiento que estos dos ayuntamientos están solicitando, ambos tienen que comprobar ante la Comisión de Hacienda y Cuenta Pública sus estados de cuenta y ver cuáles son los pasivos con los que cuentan.
Sobre la posibilidad de llamar a los alcaldes para que justifiquen estos aspectos, la presidenta de la Junta Política informó que se hará la petición para que el tesorero de Cuernavaca acuda al recinto legislativo para revisar el tema del congelamiento de la cuenta.
Cabe destacar que ya se concluyó la revisión en el municipio de Temixco y en breve se estará otorgando el informe por parte de la Auditoría de Fiscalización para que conozca el avance de estos procedimientos.
Que raro funciona la auditoría, termina y se tarda en dar el resultado, si ya acabó ya lo tienen, ¿a quién tienen que pedirle su aprobación?, para no darlo a conocer como es su obligación a los morelenses. Son preguntas que todos nos hacemos. ¿No cree usted?

Vivencias ciudadanas
Teodoro Lavín León

[email protected]