Sin duda alguna, la situación que estamos viviendo en Morelos ya está en niveles de indignación ciudadana.

Los morelenses somos seres especiales y la primera de las grandes molestias recientes es lo muy deslucidos que resultaron los festejos por los 140 años del nacimiento de El Caudillo del Sur.

Miliano, como lo llaman en la mayoría de las comunidades de nuestra entidad, sigue siendo importante para los morelenses, para los que estudian y para los campesinos; no tomarlo en cuenta es algo que molestó de una manera increíble. Tantas personas como yo no había visto en muchos años; manifestaron de manera clara su molestia; creo que ahí hay un error político y hay que cuidar que los ciudadanos que parecen pasivos empiecen a levantar la voz.

Y a ello le agregamos la creciente inseguridad por casos que están levantando indignación en las redes sociales con noticias de todos los días, como la de que el cuerpo de una menor fue localizado en el interior de un domicilio ubicado en calle Libertad, en la colonia Carolina, del municipio de Cuernavaca.

Alrededor de las 16:30 horas, se recibió un reporte a través del número de emergencia, para reportar que una menor, al parecer, estaba herida. Pero no sólo estaba herida, sino muerta y violada dentro de su propia casa.

Autoridades arribaron al sitio y localizaron a la niña de seis años, la cual ya no presentaba signos de vida, por lo que se dio parte a la Fiscalía de la Región Metropolitana y miembros de ella acudieron a realizar el levantamiento del cuerpo.

Testigos señalaron que observaron cómo un sujeto de complexión robusta ingresó al domicilio y, tras varios minutos, salió del domicilio cargando un tanque de gas, por lo que alertaron a la familia. Al llegar los familiares e ingresar al domicilio, localizaron el cuerpo de la menor con lesiones en su cuerpo, por lo que dieron parte a las autoridades.

Mediante un comunicado, la Fiscalía General confirmó que la niña, localizada muerta en un domicilio de la colonia La Carolina en Cuernavaca, fue víctima de abuso sexual y ataque con arma blanca por un vecino de la zona. De acuerdo a dicha tarjeta, las versiones en el lugar señalaron que la infante se encontraba en el domicilio, en compañía de su abuela, cuando ingresó un hombre a quien identifican como vecino del lugar, quien presuntamente abusó de la menor y le causó lesiones con arma blanca que la privaron de la vida.

Las investigaciones las realiza el Agente del Ministerio Público y Policía de Investigación Criminal de la Fiscalía Especializada en Atención a Niñas, Niños y Adolescentes. En el lugar, elementos de la Policía Morelos desplegaron un operativo para la búsqueda y localización del responsable. Esperemos que lo atrapen y se le castigue como se merece.

En otro caso, el cadáver de un hombre fue localizado en el interior de un taller mecánico en la colonia Estrada Cajigal. El cadáver identificado como Honorio “N”, de 58 años, fue encontrado dentro de su domicilio y Taller Mecánico Álvarez, ubicado en la colonia Estrada Cajigal, de Cuernavaca, maniatado y asesinado a cuchilladas en el rostro y en la cabeza, al parecer, luego de ser torturado por sus asesinos.

El miércoles siete de agosto, alrededor de las 22:30 horas, vecinos del occiso informaron a sus familiares que en el interior del taller, localizado en la calle División del Sur, se escuchaban ruidos extraños; pero al acudir a ver qué ocurría, lo encontraron muerto en la sala de su domicilio.

Posteriormente, a las 1:05 horas, el personal del Servicio Médico Forense (Semefo) realizó el levantamiento legal del cadáver y de los indicios localizados en la escena del crimen para iniciar las investigaciones. Extraoficialmente, se logró saber que el cadáver tenía aproximadamente siete cuchilladas en el rostro y en la cabeza, además de que estaba atado de manos, por lo que se presume que él o sus asesinos lo torturaron antes de matarlo; además de que, de acuerdo con sus familiares, también habrían robado, entre otras cosas, un automóvil.

Y también vemos esta noticia: Asesinan en Xochitepec a profesor de educación física. Con esta clase de noticias tan frecuente, la indignación crece. No puede ser posible que vivamos así, mientras vemos cómo cada día la situación de inseguridad es mayor.

No entiendo por qué nadie hace nada y, desde luego, no hacen nada porque la policía está rebasada, incluyendo la Guardia Nacional, y desde luego como resultado de que las fuentes de la matriz de la delincuencia no es atacada en sitios como los bares y prostíbulos que pululan por la capital al menos, funcionando de manera continua; son las diez de la mañana y puede uno oír aquí en Ocotepec o Ahuatepec cómo la música sigue desde la tarde de ayer. Así no acabarán con nada. Aquí hubo ayer un retén militar; pero de qué sirve, si llega la noche y todo se permite. No entiendo si las autoridades, los electos democráticamente o los delincuentes son los que mandan. ¿No cree usted?

 

Teodoro Lavín León
[email protected]


Últimas Noticias