Durante la sesión de la pasada semana en el Grupo Empresarial Morelos se contó con la conferencia del empresario Gerardo Badín, quien después de haber recibido la bienvenida por el presidente del Grupo dijo lo siguiente:
Primero que nada, agradecerle el estar reunido con las buenas amistades que desde hace unos años no los veíamos, pero hay quien dice que las buenas amistades no necesitan verse cada ocho días, sino que cuando se vuelven a ver florece todo aquel cariño que se tiene.
Pero este día les vengo a platicar un poco sobre el tema de concurso mercantil; los concursos mercantiles tienen un antecedente en la Ley de Quiebras, la Ley de Suspensión de Pagos y Quiebras es abrogada en Mayo del año 2000, surgiendo la ley de concursos mercantiles, dado que el Banco Mundial tenía mayor seguridad para las inversiones en México. La Ley de Quiebras tenía dos procesos, el proceso consistía en dos partes: una, en suspensión de pagos, y otra, de quiebras, pero la suspensión de pagos podría durar el tiempo que fuera, un gran abogado mercantilista Tamer, considerado el padre de las quiebras, puso las últimas empresas antes de que naciera la Ley de Concursos Mercantiles, cuya principal diferencia con la Ley de Quiebras es que la etapa de conciliación ya no se llama etapa de suspensión de pagos, tiene un término de doce mes (un año), la de quiebras hablaba de una suspensión de pagos y la última empresa que entró en el mes de abril del 2000 que fue la de Altos Hornos de México acaba de salir de suspensión de pagos el año pasado, así que entonces esa es la gran ventaja, y la otra es que aquella estaba en estado de quiebra y esta ley habla de una situación de incumplimiento generalizado de pagos que puede darse porque hay cuestión de flujos.
Aquí haré un paréntesis para decirles que quise hablar de concursos mercantiles porque aunque ya tiene más de 17 años una ley muy joven, hay estados de la Republica en donde no ha habido un concurso mercantil en estos 17 años, y hay estados donde es tan difícil, que me toca la tercera empresa que entra en concurso mercantil, se llama Rivetex, y curiosamente el síndico que cubrió la quiebra es nombrado hace algunos meses vocal y consejero en la judicatura del DF, y me pasan a mí todos sus asuntos, así que después de 17 años yo soy el síndico de Rivetex, ¿qué activos tiene?, una cuenta con 200 mil pesos, ni activos fijos, ni activos circulantes, ni nada, sigue y tiene 17 años.
Realmente la Ley de Concursos Mercantiles es una herramienta para las empresas que están pasando en momentos de insolvencia, porque eso es, un momento de insolvencia dice el Artículo 9 y 10 que se considera generalización de incumpliendo de pagos cuando los pasivos a 30 días incluyendo cuentas por cobrar a 30 días no cubren el 70 % del activo, o sea las deudas son mayores hasta un 30%.
¿Qué sucede con las empresas como cadenas de autoservicio que le pagan a uno tres meses?, ponen a la empresa en los preceptos que marca el artículo y no es precisamente lo que tiene que suceder, entonces por eso se considera que la Ley de Concursos Mercantiles es una ley que prevé nada más los flujos, o sea en ese momento presento un problema, pero no quiere decir que en ese momento me vaya a quiebra, me puedo ir a restructurar y las etapas de concurso mercantil son: una etapa que dura hasta un año de conciliación y una etapa que pasado el año que si no se llegó a un convenio concursal entra en quiebra; el objetivo de la conciliación es restructurar la deuda.
Aquí en Morelos tuvimos una de las empresas más grandes que entró en concurso que se llama Grupo Fertinal, entra en 2006 en concurso mercantil y a los 6 meses la ley da primero 185 días para lograr el convenio concursal, y como se logra se hace un modelo de negocio en donde se ve todos los activos y pasivos, y si los pasivos son mayores al porcentaje que marca la ley trato de negociar con los acreedores, para eso en la etapa de conciliación se caracteriza por dos cosas que son primordiales, una el dictado del reconocimiento prelación de créditos, que consta de que uno tiene 20 días para hacer una lista de que toma posesión y se publica en el Diario Oficial la sentencia de que la empresa entra en concurso mercantil.
Hay primero una revisión que se nombra a un visitador, el cual ve que estés en los elementos que marca en los artículos 9 y 10, y si está le dice al juez: ‘Señor, esta empresa sí está en los preceptos de los artículos 9 y 10’, en consecuencia si entra en concurso mercantil, entonces en ese momento el juez le da 5 días al Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles, que es un órgano desconcentrado del Consejo de Judicatura federal, nombra a un conciliador, y el objeto de la conciliación es restructurar y sacar a la empresa para continuar en operaciones; la ley se considera de acuerdo con el artículo primero una ley de interés público.
En la etapa de conciliación es donde se restructura, para que la empresa siga funcionando, y el conciliador tiene por obligación lograr un convenio mientras el administrador sigue su marcha normal en la empresa.
Esta brillante exposición sobre un tema tan poco conocido, es algo que todos deberíamos saber, ¿no cree usted?

Por: Teodoro Lavín León

[email protected]