No cabe duda de que el Congreso es un cochinero, la falta de ética política de los diputados es patente. Sería conveniente que al menos, a ver si entienden, leyeran “Ética para Amador”, un libro sencillo para jóvenes todavía al iniciar la prepa, a ver si así se dan cuenta de lo que hacen; desde luego que hay muchos que saben de sobra, pero al parecer ya se le pusieron de cabeza los santos al diputado Paco Moreno después de la golpiza que le dio en red nacional el presidente del PAN para golpear al presidente del CEN del PRI; ahora su ex amiga, ex compañera de partido, bueno se le fue a la yugular cuando afirmó que el que fuera presidente de la Mesa Directiva del Congreso local hasta octubre del año pasado, ejerció por ‘adelantado’ 63 millones de pesos del presupuesto asignado al Legislativo, situación que tiene en este momento a la Cámara de Diputados con un grave déficit presupuestal.
Como siempre, se confirma que al árbol caído todos lo hacen leña, y así lo hicieron los envidiosos, ya que la revelación se realizó a cinco días de que el bloque de diputados del PRI, PAN, Nueva Alianza, PES y Humanista, constituidos en el G-10, decidieron primero tomar las oficinas del Congreso y, a partir del domingo, la totalidad del inmueble, en demanda del pago quincenal de sus aproximadamente 150 colaboradores, quienes llevan en algunos casos más de dos meses sin cobrar.
Como gato boca arriba, la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, Beatriz  Alatriste dijo que los coordinadores parlamentarios de los grupos y fracciones siempre han estado enterados de la difícil situación financiera de la Cámara, por lo que dijo sorprenderle la actitud que ahora han asumido sus homólogos, o lo que quiere decir que nos han engañado a los ciudadanos los dos años que tienen cobrando. No cabe duda que como dicen mis amigos españoles: qué cara dura tiene, el cinismo de lo que señala es en verdad indignante.
Después de tener lo que nunca ha tenido, dijo que trabaja “con un presupuesto en contra, ya que los pasivos y adelantos del presupuesto hacen las finanzas más pesadas y difíciles de solventar”; es por eso que la ciudadanía está tan enojada, ¿por qué no lo dijo al mes de tomar posesión?, ¿por qué lo esconden ante los ciudadanos?; o son cómplices y ahora se deslindan. Por eso la ciudadanía está molesta, ya hacen las comparaciones que, antiguamente, con los carteles en las calles con rostros de delincuentes se ofrecían recompensas; y hoy en día piden votos.
Para curarse en salud, en pleno show de pasarela, la presidenta del Congreso indicó a la secretaria de Administración y Finanzas de la Cámara, Martha Patricia Bandera Flores ahí presente, que ofreciera los detalles de la situación financiera de la LIII legislatura; ¿no debería haber hecho eso desde que llegó?, ¿a poco hasta ahora lo dice por inocente? La verdad es que no necesita decirlo delante de los medios, tiene medio año de cómplice y ahora ya se va a lavar las manos porque ya le arreglaron en la reforma electoral que pueda ser diputada por mayoría. ¿Pues qué cree, que somos tan tontos para no darnos cuenta de las modificaciones a modo en las reformas al nuevo código?
Pero eso no es el problema. El problema es que se burla de nosotros, queriendo ahora hacerse la víctima, cuando ha servido de tapadera a tantos y tantos chanchullos.
Ahora sí la funcionaria (propuesta por el PRD) informó abiertamente, y por primera vez, que la Cámara de Diputados no cuenta con la totalidad del presupuesto 2017, que asciende a 450 millones de pesos, “debido a los descuentos por anticipo de participaciones que dan un total de 63 mdp”, y acusó claramente al anterior presidente de la Mesa Directiva del Congreso, Francisco Moreno Merino, de realizar la petición para ejercer por adelantado ese presupuesto.
Añadió que los pasivos de la LIII legislatura local ascienden a 75 mdp, de los cuales la actual presidenta de la Mesa Directiva ha pagado la cantidad de 43 mdp, y por ahora el objetivo es que la totalidad de la deuda se cubra en el próximo mes de septiembre.
“Es por esto que la ministración mensual depositada al Congreso es menor a lo presupuestado mes con mes”, dijo y, por lo pronto, le están dando a Paco una sopa de su propio chocolate, ya que tanto le sirvió al Ejecutivo que ahora a él su gente se le volteó para convertirlo en el chivo expiatorio; eso le pasa por lambiscón y por andar votando del lado de los perredistas, traicionando a su propio partido.
¿Cómo no va a haber pasivos, si los coordinadores de las fracciones parlamentarias tienen un presupuesto mensual de más de 400 mil pesos los de en medio? ¿Cuánto tiene el hegemónico? Imagínese, en serio que son cínicos, pues todos sabían de este faltante y se quedaron calladitos. Son unos hipócritas, gastando lo que no es de ellos, mientras la gente se muere de hambre. ¡Qué poca…!
¿Cuánto tiempo tiene esto? En verdad es una vergüenza que los principales rateros sean los diputados, pero tienen que recordar que no sólo peca el que mata la vaca, sino también el que le agarra la pata, y ella es responsable también de este desfalco. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León /  [email protected] / Twitter: @teolavin

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...