compartir en:

Con el respaldo de más de 100 organizaciones de la sociedad civil ya cansadas de tanta farsa por parte de los legisladores, y con el apoyo moral y político de organizaciones, movimientos, pueblos y ciudadanos de la sociedad civil organizada, Alejandro Vera Jiménez, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), entregó un documento al Congreso del Estado en el que demanda a los diputados emitir a la mayor brevedad la convocatoria correspondiente para integrar ya el Consejo de Participación Ciudadana.
Vera Jiménez dijo que “los políticos tienen secuestrada la democracia, por lo que es importantísimo que se abran espacios de participación para la ciudadanía, para que pueda evaluar la función de los servidores públicos; y lo más viable es la creación del Consejo de Participación Ciudadana previsto en la Ley de Participación Ciudadana vigente”.
Acompañado de representantes de empresarios, abogados y organizaciones civiles, el rector señaló que quienes suscribieron el documento presentado están demandando un juicio político en contra de los integrantes de la Comisión de Participación Ciudadana y Reforma Política.
Alejandro Vera explicó que el juicio político estaría sustentado en el artículo 10 de la Ley Estatal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, el cual indica como causales: “violaciones graves a las garantías de los gobernados y por desatender, de manera injustificada, las funciones que les fueron encomendadas”.
Por su parte, Juan Pablo Rivera Palau, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), advirtió que los legisladores no deben continuar incumpliendo la ley vigente y debe reponerse el procedimiento de convocatoria para la integración del Consejo de Participación Ciudadana, como una forma de darle voz a la ciudadanía para que pueda participar en la toma de decisiones públicas.
Entre tanto, Alejandro Smith, presidente de la Barra de Abogados, se sumó a la iniciativa, pues dijo que es la única manera de que las organizaciones y la ciudadanía en general tengan la posibilidad de impulsar cambios en materia de seguridad pública y se pueda revertir la problemática económica de la entidad.
Las organizaciones que acompañaron y suscribieron el documento advirtieron que, en caso de no tener una respuesta positiva de los legisladores, tomarán acciones de protesta y no descartaron la toma del Congreso local, como lo hizo la UAEM en agosto de 2015.
En respuesta, la presidente de la Junta Política y de Gobierno, Hortensia Figueroa, pidió respetuosamente al rector de la UAEM que respete los tiempos de los legisladores. En verdad, qué poca vergüenza de la ex alcalde de Jojutla; no es posible que sea la tapadera del ejecutivo para no permitirnos a los ciudadanos el tener los derechos que nos confiere la ley, ya que la ley está vigente y los señores diputados están incumpliéndola al no nombrar al Consejo de Participación Ciudadana. La verdad es que los legisladores vendidos al gobierno son de un cinismo impresionante; pues, mire usted, no sólo es la petición del rector sino la de los comerciantes, los empresarios y las organizaciones y pueblos, que ya estamos cansados de que se nos siga dando atole con el dedo, y que no nos permitan hacer uso de los derechos que dicha ley nos da a todos los ciudadanos morelenses. El Consejo de Participación Ciudadana debería de haber sido nombrado el 17 de Junio de 2014; pero, como el gobierno compra a los diputados y éstos se venden al mejor postor, desde luego que no aprueban las leyes que no les convienen a los miembros del gobierno.
La ley es importante, porque no sólo vamos a poder opinar sobre las leyes que  aprueben y sobre las obras que realicen, y que no se burlen de nosotros con obras de relumbrón que nadie quiere -como las que están acostumbrados a hacer-; podremos tener derecho a iniciativa popular, lo que quiere decir que -si nos ponemos de acuerdo un grupo mayoritario de los ciudadanos- podremos enviar al Congreso para que legisle sobre lo que los ciudadanos queremos. Y a lo que le tiene más miedo el gobierno es a la Revocación de Mandato, porque desde luego no les conviene a ellos mismos que les demos para atrás en su cargo, un derecho que tenemos los morelenses y que esta legislatura, haciéndose eco de la anterior, no permite que podamos conducirnos democráticamente, ya que se los impide la lambisconería al gobierno y al ejecutivo, pues saben que muchos de ellos ya no estarían en el cargo si los ciudadanos pudiéramos opinar; por eso no aprueban la creación del Consejo de Participación Ciudadana, sólo le dan vueltas y todavía tienen la cara dura de pedir respeto a los tiempos, cuando hace más de dos años que ellos -los que legislan- están violando la ley. Por eso necesitamos movilizarnos, porque ya estuvo suave de que los diputados se crean los dueños de nuestras vidas, cuando deberían de estar para servirnos, no para servirse de nosotros. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León  /   [email protected] / Twitter: @teolavin