Así vivimos en Cuernavaca y la verdad es que estamos hartos de los representantes de estas autoridades que sólo ven por ellos mismos. La soberbia es infinita, ninguno de los dos, ni el gobernador ni el presidente municipal ven más adelante de sus narices o lo que no sea su ego que se encuentra en las alturas, en su cabeza, mientras los cuernavacenses estamos viviendo verdaderamente en desazón, dolor y miedo.
El pleito entre los dos gobernantes es ya a morir. Ellos saben que el que quede vivo hará lo imposible por hacer desaparecer al otro o, al menos, meterlo a la cárcel; los dos tienen foros nacionales, uno por ser el Presidente de la Conago y el otro por ser una estrella del futbol, pero en verdad este pleito a los únicos que afecta es a los cuernavacenses.
Por un lado, el Ejecutivo sabe que si no inhabilita a Cuauhtémoc, éste llegara a su silla y la revancha será durísima; y no sólo porque el ex futbolista -que tiene mucho carácter y poca instrucción- está enojado, sino porque además a su alrededor hay a quienes les interesa que este pleito continúe, ya que así pueden seguir manejando el Ayuntamiento como les da la gana, mientras que la verdad es que, en lo que se refiere a los servicios, Cuernavaca está en los últimos lugares. La evidencia es tan simple como observar que Sapac está convertida en una cueva de ladrones, dicho esto por los mismos empleados que tienen huesos viejos en la institución. Los servicios son malos; la ciudad está sucia; no hay quien repare los camellones; y ahora que vienen las secas, éstos se convertirán en parte del basurero que ya son las calles; los servicios son carísimos, como si los hicieran bien. Pero como los dos extranjeros que asesoran al alcalde le dicen que va muy bien, éste se lo cree, cuando la verdad es que si de veras quiere ayudar a los pobres, la manera en que lo hace no es el camino.
En el Gobierno del Estado la familia del Ejecutivo azuza para que se acabe con el alcalde, al cual ven como un peligro pues su popularidad como futbolista lo hace estar en el primer lugar de los precandidatos a gobernador; la intención es que el “Junior” vaya a la candidatura al gobierno estatal, pero al parecer no se dan cuenta de que el PRD se está desmoronando y que muy probablemente Andrés Manuel López Obrador vaya a tomar posesión de él, y así al “Junior” ni de regidor se la darán. Los odios en política son muchos, y si las izquierdas se unen, la cosa se le pondrá fea a los que ahora se sienten todopoderosos.
Las reacciones del alcalde son simples, no tienen ninguna sofisticación y más bien al contrario, son predecibles y claras, está enojado y acusa con nombre, con toda claridad. Sin ningún tapujo dice que no le gusta la política, aunque vive de ella, pero la verdad es que es trasparente y en su molestia cualquiera lo entiende, y esta manera de reaccionar le ha valido que los ciudadanos lo vean como una víctima del poder; sin embargo, él también hace muchas tonterías, como esa de clausurar las obras que son del Gobierno Federal -aunque las presume el Gobierno del Estado- como el Auditorio Teopanzolco, que es una promesa de campaña del Presidente Peña Nieto; pero, como ni él ni sus asesores entienden de política, las cosas se ponen al rojo vivo.
Las obras de las que tanto presume el gobierno porque son las únicas, además del estadio sin estacionamientos de 800 millones de pesos, son federales y no locales. Y los lambiscones llevan personas los martes y jueves a que las visiten y las disfrazan con un casco y les cuentan maravillas de ellas; creen que esa es una manera de socializarlas. La verdad es que necesitamos tantas cosas en el estado y en el municipio que lo que hagan es bueno, pero claro está que sería mejor que, en lugar de pelearse y presumir, los dos personajes lograran que la policía funcionara y que tuviéramos seguridad verdadera, porque la delincuencia crece y crece a pesar de las cifras gubernamentales que nadie cree, ya que todos los días oímos de alguien a quien asaltaron, de alguien al que golpearon y de alguien más al que le robaron; eso si no es que tuvo un “hermoso” encuentro con una bolsa llena de pedazos humanos, lo que se ha convertido en  algo de todos los días. La verdad es desesperante y ya no sabe uno qué hacer en lo que a seguridad y bienestar se refiere. El pleito de los  ejecutivos es por el poder, por continuar con él, pero -por favor- que no la jodan y que a los ciudadanos nos permitan de una u otra manera vivir en paz con servicios y seguridad que mucha falta nos hacen, y que es su obligación dárnoslos pues para eso les pagamos; y los resultados, en cambio, no son sólo malos, son pésimos. ¿No cree usted?
EL DÍA 20 DE ABRIL, el sensacional baile de los Cuernavacos en Mañanitas Casa Nueva, con la coronación de nuestra hermosa Reina Andrea Primera, hija de la familia Palazuelos Bustillos -distinguidos morelenses- que recibirá la corona de Pau Primera, a beneficio de la Casa Hogar de las Hermanas Trinitarias. Boletos a la venta en Comonfort 13 y reservaciones en los teléfonos  314 51 91 ó 314 51 87. Los esperamos.

Por: Teodoro Lavín León / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...