compartir en:

Empresarios aseguraron que las fosas clandestinas en Tetelcingo y la exhumación e identificación de cadáveres tendrán un impacto negativo para Morelos en materia turística. Andrés Remis Martínez, presidente de la Asociación de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (Adice), estimó que “definitivamente este hecho no es benéfico para el sector, porque afecta la llegada de visitantes; todas las noticias malas afectan sin duda”. De la misma manera, la presidente de Coparmex, Jazmín Bastida, señaló que este tipo de noticias perjudica el desarrollo económico del estado.
“Se habla de Morelos a nivel nacional e internacional, pero no se habla de sus encantos, ni de su clima, se habla de lo que está sucediendo en Tetelcingo con las fosas. Los noticieros transmiten en vivo, y estaría bien que se transmitiera en vivo desde Jardines de México, pero desgraciadamente cada vez que hay algo malo ahí ponen el dedo; ojalá y se solucione de la mejor manera y no salgan más cosas”, dijo Remis.
De acuerdo con el empresario discotequero, dos años han trabajado “contra la corriente porque las cosas negativas les han perjudicado mucho; se han redoblado esfuerzos para luchar contra la inseguridad y contra la imagen que se ha creado del estado, de ser una entidad cantinera y chelera”.
En otro tema, Remis Martínez lamentó que los corredores turísticos seguros se hayan detenido sin explicación alguna de la Secretaría de Turismo del Gobierno del Estado, y el Comisionado de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra.
“Simplemente se detuvieron sin explicación alguna, ya hubo una reunión con la Secretaría de Turismo y nos prometió que se iba a empezar a trabajar para reactivar los corredores; pero no sólo es reactivar, sino certificar los lugares y los taxis seguros, pero no ha habido ningún avance”, señaló.
En el 2014, el Gobierno del Estado a través de Turismo, implementó los corredores turísticos seguros, lo que consistía en la vigilancia de comercios, calles y avenidas con mayor afluencia de visitantes; en los operativos participan la Policía Federal, el Ejército Mexicano y Mando Único.
En su visita al paraje “El Maguey”, donde se siguen exhumando cadáveres no identificados por la Fiscalía de Morelos, el senador Fidel Demédicis Hidalgo manifestó su apoyo a las familias presentes, quienes previamente habían exigido propuestas y no sólo palabras:
“¿Qué están haciendo aquí? ¿Qué vienen a ofrecernos?”, preguntaron varias mujeres a los legisladores federales que acudieron por primera vez a presenciar el desarrollo de las diligencias y a respaldar a las familias, entre ellos la senadora Lisbeth Hernández Lecona, el diputado federal Javier Bolaños Aguilar y el diputado local Ricardo Calvo Huerta.
En medio de la conferencia de prensa que ofrecieron en el cementerio ilegal de Tetelcingo, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera Jiménez, pidió a Demédicis Hidalgo etiquetar 10 millones de pesos para seguir apoyando económicamente a las víctimas.

“Hemos actuado, no nos hemos quedado con los brazos cruzados”, dijo el senador perredista. Fue entonces cuando se comprometió, por lo pronto, a apoyar con 50 mil pesos, así como a crear una comisión de la verdad para encontrar a los responsables de la inhumación de más de 100 cadáveres en las dos fosas del paraje.

“El responsable tiene nombres y apellidos... Yo mismo, en mi calidad de senador, he sido víctima de ese hombre, desacreditado ante la sociedad por sus ocurrencias”, expresó el legislador federal frente a familiares de personas desaparecidas.
De que son un escándalo las fosas de Tetelcingo no cabe duda, lo son. Ahora llegaron los representantes de la ONU al lugar y así quedamos más quemados los morelenses –es opinión general.
Como podemos ver, los familiares de los desaparecidos ya están hartos de tanto rollo y nada de que les aclaren. Lo que necesitamos es la verdad a secas. ¿No cree usted?

 

Por: Teodoro lavín león / [email protected] / Twitter: @teolavin